Cómo enseñar a un perro a hacer sus necesidades en el papel

Alba Muñiz · 18 abril, 2016
Quizás una de las cuestiones más difíciles de tener un cachorro en casa es enseñarle a no dejar sus 'rastros' en cualquier lado. El papel de periódico puede ser un excelente sitio para que el cachorro aprenda a saciar sus necesidades en el lugar que tú le indicas.

Cuando un cachorrito llega a tu vida y a tu hogar, además de colmarte de felicidad, debes tener presente que estás asumiendo una serie de responsabilidades para garantizar su bienestar. Entre ellas, se encuentra la de enseñar a un perro a hacer sus necesidades en un papel. De este modo, cuidarás el ambiente para el bien de todos.

Enseñar a un perro a hacer sus necesidades en el lugar correcto

Los perros heredaron de sus ancestros —los lobos— la costumbre de orinar y defecar fuera de sus madrigueras, en este caso de sus camas. El motivo principal de esta conducta es mantener limpio su lugar para que los depredadores no los detecten por el olor. Asimismo, también es una forma de mantener el espacio libre de parásitos.

necesidades perro

De todas formas, salvo que su madre haya tenido la oportunidad de enseñarle a fondo esta cuestión, deberás ser tú quien con paciencia y dedicación le explique a tu mascota que sus necesidades básicas no pueden hacerse en cualquier lado.

Como el cachorrono podrá salir a la calle hasta que haya completado su plan de vacunación, hay ciertos cuidados especiales que deberás considerar para enseñar a un perro a hacer sus necesidades sobre un papel de periódico o un material similar.

“Enseñar a un perro a hacer sus necesidades en un papel de periódico es una tarea en la que deberás invertir tiempo, paciencia y sobre todo mucho amor”

Consejos para enseñar a un perro a hacer pis y caca sobre un papel

Primero y principal, elige cuál va a ser el lugar designado para instalar a tu mascota. Allí deberás poner su cama, sus juguetes y los cuencos de agua y comida. Además, tendrás que cubrir una zona del piso con papel y llevar allí al cachorro cuando dé señales de que tiene ganas de hacer pis o caca.

Una vez que haga sus necesidades en el lugar indicado, que siempre debe ser el mismo, has de felicitarlo con palabras cariñosas y caricias. Incluso podrías darle alguna golosina permitida para perros bebés.

Recuerda que el refuerzo positivo siempre es una buena opción para corregir y mejorar la conducta de un perro. Por el contrario, desestima los castigos, porque nunca te llevarán a buen puerto. Así, solo lograrás que el animal se asuste o se traumatice, e incluso que empiece a orinar o defecar en cualquier sitio.

Paciencia y observación, pilares fundamentales para adiestrar a un perro

Siempre has de tener presente que lograr que tu pequeño amigo haga siempre sus necesidades donde tú le indicas no sucederá de un día para otro. Los cachorros aprenden muy lentamente, y hasta la raza puede variar este factor; entonces, debes ser persistente y paciente.

Tienes que prestar mucha atención a los momentos más habituales en los que orinan y defecan los cachorros para poder llevarlos con tiempo al sitio adecuado. Esto suele suceder en las siguientes circunstancias:

  • Cuando se despiertan.
  • Luego de alimentarse.
  • Después de jugar.
  • Si se alteran o se ponen nerviosos ante determinadas situaciones.

En última instancia, considera que un cachorro de 2 meses puede pasar hasta 3 o 4 horas sin hacer sus necesidades. Este período se va extendiendo a medida que crecen. Además, cuando los perros tienen ganas de defecar, suelen dar vueltas olisqueando el piso, como si buscaran algo.

Del papel al paseo, siempre paso a paso

educar un perro a hacer sus necesidades

A medida que pasan los días, verás que tu dedicación da frutos y que el cachorro irá entendiendo que debe orinar y defecar solo en el sitio que tú le indicas. No dudes en consultar al veterinario ante cualquier duda que te surja al respecto.

Como una opción al tradicional papel de periódico, ten en cuenta que en las tiendas de mascotas se pueden adquirir unos paños impregnados de determinado olor, que facilitan que el cachorro escoja ese elemento para hacer sus necesidades.

Cuando el perrito ya está habilitado para empezar con sus primeros paseos, deberá ir acostumbrándose paulatinamente a la nueva rutina hasta asimilar que el pis y la caca debe hacerlos fuera de la casa.

No obstante, ese es un tema que tendrás que evaluar llegado el momento. Mientras tanto, paciencia, persistencia y muchas dosis de cariño lograrán que tu cachorro aprenda a hacer sus necesidades sobre un papel de periódico más temprano que tarde.