Enfermedades bucales más comunes en gatos

El bienestar oral es una parte fundamental de la buena salud del felino doméstico, como seguro ya sabes. Aquí te ayudamos a expandir tus conocimientos sobre el tema con las enfermedades bucales más comunes en gatos.
Enfermedades bucales más comunes en gatos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 01 diciembre, 2021

La boca no es solo la entrada de la comida al organismo. Muchos animales, como los felinos domésticos, también dependen de ella para explorar su entorno, comunicarse y defenderse. Por esta razón conviene estar al tanto de las enfermedades bucales más comunes en gatos, pues no solo se verá afectada la alimentación del animal si esta falla.

La salud bucodental es un aspecto del que depende una buena parte de la calidad de la vida del félido. En este artículo tienes una enumeración con los problemas que aparecen con mayor frecuencia en este ámbito. No te lo pierdas.

¿Cuáles son las patologías bucales más comunes en gatos?

Las enfermedades que vas a leer a continuación son fuente de gran dolor para el felino, por lo que necesitan atención veterinaria lo antes posible. Aquí podrás aprender a detectarlas a tiempo.

1. Lesión resortiva del cuello dental

El origen de esta enfermedad es desconocido a día de hoy. En ella, el organismo del gato comienza a absorber porciones del esmalte dental (la dentina) hasta dejar expuesta la raíz. Es un proceso paulatino y provoca dolor en el félido.

Se identifica a simple vista, pues es posible observar puntos rojos en la zona y los dientes adquieren un aspecto extraño, como desgastado. El tratamiento es sintomático con alivio del dolor, aunque puede llegar a recomendarse la extracción de alguna pieza mediante cirugía.

El melanoma oral en gatos es común.

2. Granuloma eosinofílico (úlcera labial)

Se trata de la aparición de una úlcera en la zona en la que se encuentran la piel y la mucosa bucal. Es de carácter crónico, es decir, que no cicatriza por sí sola o aparece de forma recidivante. No suele pasar de un problema estético, pero si la úlcera se extiende demasiado o profundiza puede llegar a ser molesta para el animal.

Es posible tratar la condición con crioterapia o con prednisolona (un corticosteroide), que da buenos resultados a partir de las 4 semanas de tratamiento. No obstante, lo más probable es que la úlcera vuelva a salir, de forma que solo se trata cuando produce dolor.

3. Enfermedad periodontal

Esta es una de las enfermedades bucales más comunes en gatos y hasta un 70 % de la población doméstica la sufre después de los 5 años de edad. Consiste en la afectación de los tejidos periodontales por la acumulación de bacterias y sarro. Pasa por las siguientes fases:

  1. Sarro: cuando las bacterias presentes en la boca del gato se mezclan con los restos de comida, se forma una placa dental que se queda adherida a los dientes. Si no se retira aparece el sarro.
  2. Gingivitis: la proliferación del sarro afecta a las encías, provocando enrojecimiento, sangrado, dolor e inflamación. Si no se trata a tiempo, la encía se irá retrayendo a medida que las bacterias la deterioran.
  3. Periodontitis: se utiliza este término para indicar que la infección ha logrado llegar al hueso que sostiene al diente. Esta etapa puede requerir la extracción de las piezas dentales y existe peligro de que el pus llegue a la sangre a través de la ingestión involuntaria. El gato no querrá comer.

Todo este proceso se puede prevenir con una higiene bucal adecuada y revisiones periódicas en el veterinario. Algunos gatos son más propensos a las enfermedades periodontales que otros, por lo que conviene tener vigilado el estado de la boca del animal en todo momento.

4. Carcinoma de células escamosas

Esta enfermedad afecta a las mucosas bucales y requiere un diagnóstico diferencial para distinguirse del granuloma eosinofílico, ya que a simple vista son muy parecidos. El carcinoma es un tipo de cáncer que tiene un aspecto ulceroso y crea masas de tejido escamoso.

Esta enfermedad afecta principalmente a gatos de 9 años en adelante.

Para hacer un correcto diagnóstico es necesaria una biopsia y otras pruebas que determinen el nivel de avance del cáncer. Es muy doloroso para el felino, por lo que se negará a comer y se tocará la boca con las patas a menudo. Si se detectan signos patológicos es necesario acudir al veterinario con urgencia.

5. Labio leporino

El labio leporino es un defecto anatómico congénito, es decir, que se hereda por vía genética y se observa cuando el gatito acaba de nacer. Según el grado de separación en la hendidura palatina, es posible que sea necesaria una eutanasia, pues el cachorro no será capaz de mamar y no se puede practicar una cirugía para cerrar el hueco.

6. Pérdida de la corona

Esta es otra de las enfermedades bucales más comunes en gatos, pues la mitad de los felinos adultos han sufrido este problema alguna vez. Consiste en la caída o separación de la corona dental de la raíz del diente.

Ocurre por el desgaste natural de los dientes, pero en ocasiones es una lesión secundaria a la periodontitis o a una extracción incorrecta de la pieza. Cuando se pierde la corona es necesario intervenir en quirófano para extraer la raíz del diente: de esta forma, se previenen infecciones futuras.

7. Calicivirus felino (FCV)

Algunos tipos de calicivirus felino solo producen ulceraciones en la boca, concretamente en el margen de la lengua, las encías, el paladar y la nariz. No obstante, lo más normal es que estos síntomas se acompañen de problemas en el tracto respiratorio superior.

8. Traumatismos

Los gatos, aunque son ágiles y rápidos, también sufren accidentes. La mayoría de lesiones bucales en félidos se deben a golpes en la zona, ya sea por caída, pelea con otro animal o presencia de cuerpos extraños en la boca. 

Los síntomas dependerán de la naturaleza del traumatismo y la zona en la que se produzca. Los signos más generales son la negativa a comer, el babeo excesivo, las hemorragias, los signos de dolor y los cambios de comportamiento bruscos.

Los cuidados dentales de los gatos son múltiples.

La prevención es el mejor abordaje

Prevenir las enfermedades bucales más comunes en gatos es sencillo, si bien requiere algo de constancia en los cuidados bucodentales. Los mejores consejos que puedes seguir es darle un pienso seco de calidad a tu felino, así como proporcionarle juguetes adecuados y limpiarle los dientes mínimo una vez a la semana.

No olvides llevar a cabo las revisiones anuales y aplicarle las vacunas pertinentes a tu felino. Todo esto aportará a que su salud oral sea perfecta y sin ningún rasgo patológico.

Te podría interesar...
Las enfermedades del gato ragdoll
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las enfermedades del gato ragdoll

Existen varias enfermedades que son comunes en el gato ragdoll. Aprende a detectarlas antes de que sea tarde para tu felino.