El valioso descubrimiento del primer animal que puede vivir sin oxígeno

¿Cuántas veces has soñado vivir sin tener que respirar? Aquí te contamos cómo podría ser posible, ya que existe un animal que lo hace.
El valioso descubrimiento del primer animal que puede vivir sin oxígeno
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 27 agosto, 2022

¿Es posible concebir la vida sin respirar? Animales y plantas, incluso aquellos que viven bajo el agua, tienen un organismo que funciona a través del intercambio de gases. Es por ello que el último descubrimiento en este ámbito es totalmente revolucionario: se trata del primer animal que puede vivir sin oxígeno.

Como muchos otros hallazgos en la comunidad científica, este ha sido fruto de la casualidad. Si tu curiosidad se ha despertado con este asunto, no te pierdas nada, pues aquí te contamos la increíble historia de este organismo y qué se sabe de él hasta la fecha.

Organismos anaeróbicos y aeróbicos

No es la primera vez que se encuentra un ser vivo que no requiere de oxígeno para vivir. Los organismos anaeróbicos son aquellos que no necesitan del oxígeno para su metabolismo, ya que obtienen la energía a través de una cadena de transporte de electrones o mediante la fermentación. Estos seres son siempre unicelulares, como las bacterias.

El primer hallazgo de estas características fue, en realidad, en la cuenca del mar Mediterráneo, con un animal microscópico que vivía en un ambiente hipersalino y desprovisto de oxígeno, el Spinoloricus cinziae.

Se oponen a los organismos aeróbicos, aquellos que sí utilizan este gas para obtener energía. Las células, por tanto, oxidan sustancias como la glucosa y de ello se produce Adenosín Trifosfato o ATP, la molécula portadora de energía para todos los seres vivos.

Todo este proceso ocurre en las mitocondrias, orgánulos celulares eucariotas que se encuentran dentro de las células. Ellas son las encargadas de la síntesis del ATP y, en consecuencia, imprescindibles para la supervivencia de la célula. Hasta el descubrimiento del animal que puede vivir sin oxígeno.

El parásito que sorprendió a los científicos

El animal que puede vivir sin oxígeno no es otro que un parásito que se aloja en el cuerpo del salmón. Su nombre científico es Henneguya salminicola y causa la llamada enfermedad de la tapioca o enfermedad de la carne lechosa. Esto se debe a que forma unos quistes visibles en el músculo esquelético del pez de color blanquecino.

Este organismo, de apenas 10 células, carece de mitocondrias, por lo que no es capaz de realizar un metabolismo aeróbico. Sin embargo, y como se decía arriba, solo se ha encontrado metabolismo sin oxígeno en seres unicelulares, por lo que la Henneguya salminicola sería la excepción del mundo pluricelular.

El descubrimiento se hizo buscando las mitocondrias del parásito para encontrar una manera de combatirlo, pero no se esperaban que estos orgánulos estuvieran ausentes.

Y, por si fuera poco, el pequeño microorganismo no solo carece de mitocondrias, sino también de toda la estructura genética que las soporta y las genera. Se comparó la Henneguya salminicola con otros organismos similares, pero no lograron encontrar ningún retazo de ADN mitocondrial.

¿Por qué no respira oxígeno este parásito?

El Henneguya salminicola, perteneciente al mismo filo que los corales, las medusas y las anémonas (es decir, los cnidarios), no necesita oxígeno para sobrevivir. Se cree que esta característica se debe a que habita un ambiente anaeróbico, a saber, el interior del salmón.

No se conocen las causas todavía, pero se especula que, al vivir en un ambiente sin oxígeno, ha evolucionado hasta adaptarse a él, por lo que habría perdido las mitocondrias y el correlato genético de estas a lo largo de los años. En su lugar, el equipo de Dorothee Huchon, la investigadora principal, encontró unos pliegues en la membrana interna que podrían hacer las veces de mitocondrias.

También se piensa que la Henneguya salminicola podría obtener el ATP directamente del cuerpo de su huésped, sin tener que sintetizarlo.

Aun así, queda mucho camino por recorrer, ya que este hallazgo es único y necesita de un estudio exhaustivo para desentrañar las claves de su evolución. A veces, los organismos más simples son los que más preguntas suscitan.

Del parásito del salmón a las estrellas

El descubrimiento de la capacidad de la Henneguya salminicola para sobrevivir sin oxígeno no solo es sorprendente en sí mismo, sino que podría tener el potencial de desvelar muchos más misterios. Uno de ellos tiene que ver con la propia evolución y de cómo los organismos podrían estar adaptándose, volviéndose más simples.

Es decir, perder un mecanismo de adaptación como la respiración aeróbica podría ser un nuevo paso en la evolución para, precisamente, no depender del oxígeno. Por otro lado, se está demostrando que la transición evolutiva permite pasar de un metabolismo aeróbico a uno anaeróbico.

Resulta similar al camino evolutivo de los mamíferos marinos, que salieron del agua y después volvieron a adaptarse a ella.

Por último, el descubrimiento de un animal sin mitocondrias permite abrir las puertas a nada menos que la búsqueda de vida extraterrestre. Hasta hace bien poco, se buscaban planetas similares a la Tierra pensando que solo las condiciones de nuestro planeta permitían la vida. Sin embargo, este pequeño parásito viene a demostrar que se podría encontrar vida perfectamente adaptada a otros ambientes. Solo queda esperar para ver si están en lo cierto.

Te podría interesar...
Así es como las anémonas de mar lanzan sus aguijones venenosos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Así es como las anémonas de mar lanzan sus aguijones venenosos

Las anémonas de mar poseen un intrincado aparato para disparar sus aguijones venenosos que ha sido descrito en detalle hace bien poco.



  • Neves, R. C., Gambi, C., Danovaro, R., & Kristensen, R. M. (2014). Spinoloricus cinziae (Phylum Loricifera), a new species from a hypersaline anoxic deep basin in the Mediterranean Sea. Systematics and Biodiversity12(4), 489-502.
  • Yahalomi, D., Atkinson, S. D., Neuhof, M., Chang, E. S., Philippe, H., Cartwright, P., ... & Huchon, D. (2020). A cnidarian parasite of salmon (Myxozoa: Henneguya) lacks a mitochondrial genome. Proceedings of the National Academy of Sciences117(10), 5358-5363.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.