¿A qué edad comenzará a ladrar tu perro?

Perro que comenzara a ladrar

Durante la primera semana de vida, los cachorros todavía no son capaces de emitir sonidos complejos. Pero muy rápidamente comenzará a ladrar como un perro. Y esta es será una señal de que su organismo se está desarrollando de forma saludable.

El ladrido como sonido principal

Ladrar es parte fundamental de la esencia canina. Los perros son los únicos representantes de la familia de los cánidos que poseen el ladrido como sonido predominante. Los lobos, zorros y coyotes aúllan más frecuentemente, ya que deben comunicarse a grandes distancias.

Lo que hace el ladrido de un perro tan especial es que esa es su principal forma de expresión. A través de ella, se puede establecer una relación de entendimiento entre humanos y perros.

Un perro revela mucho sobre su organismo cuando ladra. Lo hace para expresar sentimientos y estados de ánimo, alertar a sus dueños de peligros o para remarcar sus necesidades.

Sin embargo, los ladridos excesivos pueden ser una señal de que su organismo está siendo afectado. Un perro que ladra demasiado puede querer comunicar un estado de dolor o irritación ocasionado por alguna enfermedad.

Por eso, si tu perro presenta cambios en su conducta, como empezar a ladrar demasiado o mostrarse agresivo, es indispensable llevarlo rápidamente al veterinario.

¿Cuándo comenzará a ladrar tu perro?

Alrededor de las 2 semanas de vida, el cachorro empieza a abrir sus ojos. Poco a poco comienzan a vocalizar gruñidos y quejidos, en busca de la leche materna y de calor.

Los primeros ladridos son bien suaves y cortitos, casi inaudibles. Surgen cuando el perro se encuentra entre las 7 y 10 semanas de vida. Sin embargo, algunas razas pueden llevar hasta 20 semanas para empezar a manifestarse por medio de los ladridos. Ahí comenzará a ladrar el can.

En esta etapa, hay que tener cuidado para no adestrarlo inconscientemente. El perro asocia fácilmente el ladrido a conseguir llamar la atención y conseguir lo que desea. Es importante no premiar o mimar demasiado el animal en sus primeros ladridos. Aunque sea innegablemente tierno, se puede volver un mal hábito preocupante en su adultez, generando ladridos excesivos.

Al principio, el cachorro imita el ladrido que escucha de los perros adultos, sea en la convivencia diaria o mirando la televisión. Con el tiempo, el perrito empieza a reconocer su propio ladrido. E irá asimilando los diferentes tipos de ladrido que debe emitir, dependiendo del contexto en que se encuentra. Así comenzará a ladrar el can.

¿Qué quiere decir tu perro cuando te ladra?

No existe un motivo único para el ladrido de un perro. Independiente de cuándo empezará a ladrar tu can, cuando lo haga, podrá deberse a muchas causas y comunicar diferentes estados de ánimo.

Tampoco existe un solo ladrido. Los tipos de ladridos cumplen distintas funciones según el contexto a que el animal es expuesto.

Causas más frecuentes de los ladridos

  1. Estrés: los perros pueden ladrar para aliviar el estrés y liberar la energía acumulada.
  2. Entusiasmo: muchos perros suelen ladrar cuando una situación o algún estimulo les excita excesivamente.
  3. Aburrimiento: es una consecuencia del sedentarismo. Los perros ladran porque se aburren de no hacer nada y tratan de llamar la atención.
  4. Frustración: hay perros que pueden ladran cuando son contrariados o para expresar su frustración por no obtener lo que desean.
  5. Sedentarismo: la falta de ejercicios para gastar energía puede provocar ladridos excesivos.
  6. Alerta: los perros poseen los sentidos agudizados y perciben el peligro más fácilmente que los hombres. Ladran para advertir situaciones amenazadoras o para indicar contextos de vulnerabilidad.
  7. Adiestramiento inconsciente:  el perro se cree que ladrando consigue comida o cariño más rápidamente.
  8. Problemas de salud: algunas enfermedades, trastornos de visión y audición y el proceso de envejecimiento pueden provocar que el perro ladre más de lo normal.
  9. Timidez o conducta defensiva: hay perros que no fueron debidamente sociabilizados y suelen ladrar de forma defensiva.

¿Es verdad que algunas razas ladran más que las otras?

Es verdad que algunas razas ladran más que las otras. Pero casi siempre la educación y el proceso de socialización son capaces de enseñar un perro. Podrá controlarse frente a diferentes estímulos.

En caso de que se quiera evitar problemas con los ladridos excesivos, no se recomienda elegir razas con tendencia a estar más alerta o desconfiadas. Es el caso del Yorkshire Terrier, del Schnauzer miniatura, del Fox Terrier, del Beagle, del Chihuahua, del Pequinés y de los Caniche Miniatura o Toy.

Fuente de la imagen principal: nathanmac87