Dormir con nuestra mascota: pros y contras

Mujer durmiendo con su perro

Dormir con nuestra mascota, ¿sí o no? Este siempre ha sido un debate entre los amantes de los animales, e incluso contra quienes no lo son. Esto ha llegado a convertirse en un asunto tan importante que hasta se han hecho encuestas para formar una estadística.

Se dice que el 14% de los perros españoles duermen con sus dueños, y el 33% de los gatos también lo hacen. En Estados Unidos estas cifras son aún mayores, pues el 56% duermen en la habitación y el 50% en la cama de sus dueños.

Aunque esta es una decisión personal que solo tú puedes y debes tomar, queremos poner a tu alcance los pros y contras de dormir con nuestra mascota.

Dormir con nuestra mascota, ¿sí o no? Pros

Fortalece el vínculo con tu mascota

Dormir con nuestra mascota estrechará nuestra relación con ella, especialmente si pasamos mucho tiempo fuera de casa. Nos podría extrañar mucho y ver las noches como la manera de pasar tiempo con nosotros. Será algo especial que ambos compartiréis.

Se concilia mejor el sueño

Hay quienes duermen abrazados a una almohada para dormir mejor, pero, ¿qué mejor que abrazarte a tu mascota? Dormir abrazados a alguien es la mejor manera de conciliar el sueño y descansar más a gusto y relajados.

Mejora la presión arterial

Dicen que el amor todo lo cura, y esto tiene mucho de cierto. Intercambiar muestras de cariño nos hace tener sensaciones agradables que nos ayudan a sentirnos bien. Esto a su vez reduce la presión arterial y ayuda a un buen funcionamiento de la sangre y a evitar enfermedades cardiacas.

Dan seguridad

Saber que tienes a alguien cerca siempre te hace sentir más seguro. Dormir con nuestra mascota nos hace tener esa sensación. De hecho, se ha demostrado que niños han podido luchar contra sus pesadillas por dormir con su mascota. Incluso sin haber dormido en la cama, sino solo dentro de la habitación.

Dormir con nuestra mascota, ¿sí o no? Contras

Enfermedades

Está de más decir que dormir con nuestra mascota no es una buena idea si está enferma, si tiene incontinencia urinaria o si no está bien educada y se hará sus necesidades en la habitación. Si decides invitar a tu mascota a tu habitación, asegúrate de que hace sus cositas antes de dormir.

Contagios

Dormir con nuestra mascota nos expone a contraer enfermedades parasitarias. Debes tener en cuenta el desparasitar a tu animal tan a menudo como te recomiende el médico, y no dejar que duerma contigo hasta que estés seguro de que todo está en regla.

Te trastornará el sueño

No es lo mismo dormir solo que acompañado. Tu mascota puede ladrar, gruñir o incluso roncar. Esto podría despertarte y hacer que tu sueño sea menos profundo y reparador. Por supuesto, sin contar que cuando te mueves, tu subconsciente te recordará que tu mascota está ahí y que podrías pisarla. Ella también puede moverse y despertarte o incluso querer echarte de la cama.

Arañazos

Sin querer, si dormimos con nuestra mascota, esta podría arañarnos, especialmente si está tendiendo pesadillas. Si decides que tu amigo animal duerma contigo, córtale las uñas antes.

Dormir con nuestra mascota, ¿sí? Algunos consejos

Sigue estos consejos si decides dormir con tu mascota.

  1. Tú pones las reglas. Coge tu espacio para dormir plácidamente y no dejes que tu mascota lo invada.
  2. No aceptes agresiones territoriales. Si cuando te mueves te gruñe o te mordisquea, échalo de la cama. Debe saber que eres tú quien manda.
  3. Déjalo sobre las sábanas.

Estos consejos te serán muy útiles si decides dormir con tu mascota. Para saber si hacerlo, analiza los pros y contras que te hemos facilitado y toma tu propia decisión, pero ten en cuenta que la que tomes, no tendrá marcha atrás.