Dieta recomendada para un perro con insuficiencia renal

Si bien esta afección puede verse compensada por el hecho de que los canes tienen dos riñones, lo cierto es que para evitar mayor deterioro hay que dotar al animal de una alimentación adecuada

Un perro con insuficiencia renal es algo bastante común, y de hecho se considera una de las más frecuentes enfermedades del perro anciano. Este problema tiene mucho que ver con la alimentación, y se hace necesario adaptar las necesidades nutricionales de nuestra mascota a la funcionalidad de su riñón.

Perro con insuficiencia renal: características de la enfermedad

La insuficiencia renal produce que los riñones no realicen su función al completo, lo que tiene múltiples consecuencias para el organismo, ya que el riñón es el filtro que tiene nuestro organismo para las diversas toxinas sanguíneas y productos de desecho.

Aunque la insuficiencia renal puede ser por múltiples motivos, como problemas circulatorios o toxinas, lo cierto es que el perro con insuficiencia renal más común es el perro de edad avanzada. Habitualmente, este se ve afectado de forma crónica debido al desgaste del riñón y otras enfermedades como la hipertensión o la diabetes.

Lo bueno es que al tener dos riñones, en un perro con insuficiencia renal normalmente se compensa la pérdida de funcionalidad renal, si bien se debe apoyar de una correcta alimentación para no llegar a un punto de no retorno en el deterioro renal.

Incontinencia urinaria en perros: tratamiento

Perro con insuficiencia renal: consecuencias, diagnóstico y tratamiento

Un perro con insuficiencia renal tendrá orina poco concentrada, sed e incluso adelgazamiento, pues muchas veces comen poco. Pueden llegar a tener otros síntomas más graves, como vómitos y aliento amoniacal, por lo que a veces es confundido con infecciones urinarias con las que puede relacionarse.

Por supuesto, lo primero ante la sospecha de tener un perro con insuficiencia renal es acudir al veterinario, el cual nos dará los pasos adecuados a seguir, que comienzan por el diagnóstico adecuado de la enfermedad a través de análisis de sangre.

Aunque la rehidratación por fluidos, la diálisis o incluso los transplantes son opciones para la insuficiencia renal, lo cierto es que en la mayoría de casos en los que tenemos un perro con insuficiencia renal se debe cambiar la alimentación de estos animales para reducir la presión sobre el riñón.

Perro con insuficiencia renal: dieta recomendada

Dado que la dieta es una de las fases más importantes para tratar a un perro con insuficiencia renal, es recomendable dedicar parte de este texto a dejar claras una serie de pautas para controlar la nutrición del animal enfermo.

Pienso de labrador

Esta dieta debe permitir una correcta hidratación, tanto a través de comida húmeda como a través del agua, y se deberá tener cuidado especialmente con minerales como el sodio y el fósforo, y elementos nutricionales como las proteínas: todos deben estar limitados, aunque en el caso de las proteínas son más que necesarias, por lo que deben ser de alta calidad.

En cuanto a piensos comerciales, existen de diversas casas comerciales, en muchos casos pensados para animales de edad avanzada. Otra opción es realizar dietas caseras con las pautas que nos de el veterinario.

Es importante señalar que nunca se deben salar sus alimentos y deben ser bajos en fósforo, por lo que no debemos ofrecer hígado, pescado, queso, lácteos o legumbres a nuestra mascota. El arroz hervido y carnes como el pollo pueden ser una opción genial mientras sean parte de la dieta que haga nuestro veterinario, e incluso el huevo: buscamos proteínas de calidad que permitan trabajar al riñón.

Es importante no optar por piensos no formulados para esta patología: muchas veces los piensos tienen proteínas de mala calidad, que ni siquiera proceden de carne y pueden empeorar en gran medida los riñones del perro con insuficiencia renal. Atender al consejo de profesionales y a la nutrición de nuestra mascota permitirá que esta viva muchos años aunque sus riñones estén comprometidos.

Te puede gustar