Dentro de cada perro siempre hay un gran espíritu

El perro es un innegable amigo del hombre y llega a formar un vínculo con las personas que ama que es prácticamente único en el mundo animal, lo que nos lleva a pensar que dentro de cada perro siempre hay un gran espíritu.

Gracias a su personalidad y a su actitud amigable y cariñosa, los perros son comúnmente conocidos como el mejor amigo del hombre y, aunque esto depende muchos de las preferencias de las personas en cuanto a mascotas, no se puede dudar que los perros son una gran compañía.

De hecho, en la historia han existido numerosos canes que han destacado por su lealtad, valentía y por el amor incondicional que sentían por su cuidador.

Lo mismo ocurre con la mitología, en la que se evidencian las características especiales de los perros, ya sea como temibles protectores o amorosos y fieles amigos. Veamos algunas de las características que más nos fascinan de los canes:

Siempre enérgicos y dispuestos

El carácter juguetón de los perros es uno de los elementos que más fascina a los cuidadores, pues, a menos que estén enfermos o muy cansados, siempre estarán dispuestos a pasar un buen momento a tu lado.

A los perros les encanta correr al aire libre, además de ser animales altamente sociales, por lo que es imprescindible sacar a pasear a los perros para que pueda tener experiencias que alimenten su espíritu y estimulen su desarrollo.

El exceso de energía debido a la acumulación, en especial porque no se ejercitan adecuadamente, puede llegar a convertirse en un problema, en especial porque el perro no llevaría una vida activa y saludable.

Carácter amigable

Debido a la compleja estructura social de los perros, estos son animales muy amistosos. Los perros tienden a desarrollar una estructurar jerárquica y se han observado manadas de más de cincuenta individuos.

Por lo tanto, requerirán de un cuidador que pueda dedicarles tiempo, si bien no las veinticuatro horas, sí las suficientes para que compense las que el animal pasa solo.

La socialización en los perros es muy importante, en especial cuando se hace a temprana edad, pues así evitas que desarrolle problemas de personalidad como el estrés, nerviosismo o la agresividad.

Fieles como ninguno

pitbull hombre

Los perros son animales sumamente leales, e incluso los más pequeños son capaces de grandes muestras de valentía, en especial cuando se trata de proteger a su cuidador.

Se cuentan por miles los casos en que perros han ayudado a humanos en las situaciones más desesperadas, mostrando que son muy confiables y fieles incluso después de la muerte.

Sin embargo, debido a su confianza ciega en su cuidador, pueden llegar a ser víctimas de maltrato y no tratarán siquiera de defenderse pues, a pesar de no comprender el sentido de lo que le ocurre, pensará que está bien porque lo comete alguien que considera su líder.

Por eso debes buscar estrategias para acercarte a tu mascota y educarlo de la mejor manera. Ten presente que la violencia y los gritos nunca serán un buen plan y, por el contrario, solo lograrás que tu mascota te tenga miedo y resentimiento.

Comprensivos

Se ha demostrado que los perros son capaces de interpretar tus estados de ánimo, de modo que, si sientes que estás decaído o algo te ocurre, tratarán de animarte.

Los perros, junto con algunos primates, son uno de los pocos animales capaces de solidarizarse con los humanos y apoyarlos socialmente.

Por eso lo ideal es que le retribuyas lo mismo. No lastimes a tu perro, lo aísles ni lo castigues con severidad. Piensa que él necesita que le enseñes y que durante ese proceso cometerá algunos errores, así que llénate de paciencia y fortalece tu vínculo con él.

Una mente maestra

juego de inteligencia

Es falso que hayan razas más inteligentes que otras. Existen razas mejor condicionadas para seguir órdenes, que es una situación muy diferente.

Todos los perros, incluso los maduros, están en capacidad de aprender cosas nuevas, ya sea porque se las enseñas o porque las aprenden en del contacto con el entorno.

Además, son buenos resolviendo desafíos y les encanta que los retes.

De modo que, al tener un can como mascota de compañía te llevas a casa no solo un animal lindo que proteger, sino un gran corazón y un espíritu indomable dispuesto a estar contigo hasta en los peores momentos.

Imagen cortesía de myri_bonnie.

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar