¿Qué es la declaración de emergencia cinegética?

20 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
En determinadas regiones o espacios naturales, un excesivo número de ejemplares de ciertos animales puede conllevar la declaración de emergencia cinegética. ¿En qué consiste?

A inicios del mes de octubre, se hizo una declaración de emergencia cinegética contra el jabalí en Galicia, y esto fue noticia en los principales medios de comunicación. Y, una vez más, el incentivo temporal a la caza de determinadas especies vuelve a estar en el centro de las polémicas en España.

No es extraño que, en una época donde los movimientos animalistas se fortalecen y la protección animal finalmente empieza a avanzar en materia jurídica, se exijan métodos de control poblacional menos violentos y medidas de prevención de sobrepoblaciones más eficaces.

Pero dejando a un lado la discusión ética sobre el concepto de emergencia cinegética, a continuación veremos cómo funciona este tipo de declaración y cuándo es posible aplicarla en España.

Para empezar: ¿qué es la emergencia cinegética?

El concepto de emergencia cinegética es utilizado para referirse a situaciones con carácter de urgencia en las que se produce un desequilibrio en la población de animales silvestres. En España, las especies más alarmantes son los jabalíes, los cerdos asilvestrados y algunas especies de conejos silvestres.

Cuando se declara la emergencia cinegética en una región, se habilita por un determinado periodo de tiempo la caza de una o algunas especies cuya sobrepoblación y avance descontrolado perjudican la actividad productiva; este descontrol podría traer consecuencias negativas para la fauna y flora autóctonas, o bien para los recursos naturales.

Conejo corriendo en la nieve

Se trata de una habilitación de caza excepcional con el objetivo de controlar rápidamente los daños económicos y ambientales, así como posibles riesgos a la salud humana, implicados en las sobrepoblaciones de animales silvestres.

Posibles riesgos de las sobrepoblaciones de animales silvestres o asilvestrados

Los casos más emblemáticos –y polémicos– de la emergencia cinegética en la península ibérica se relacionan con la expansión acelerada de jabalíes y cerdos asilvestrados en el territorio nacional. En las últimas décadas, estas especies han experimentado no solo un significativo crecimiento poblacional, sino también una ampliación de su distribución geográfica.

Lo anterior significa que, además de haber un mayor número de individuos vivos en el territorio español, la población ha avanzado hacia nuevos lugares que no comprendían su hábitat natural. En medio de este avance, suelen producirse daños inmediatos a las tierras productivas, agravado por los hábitos alimentarios de los jabalíes, principalmente.

Pero estos aún no suponen el mayor riesgo en cuanto a las sobrepoblaciones de especies silvestres. Si a ello sumamos la ausencia de depredadores naturales, se nos presenta el riesgo de un serio impacto a medio o largo plazo en el equilibrio de los ecosistemas. Y es que sí pueden causar daños al hábitat o depredar especies en riesgo de extinción o protegidas por ley.

Tampoco debemos olvidarnos de que los animales silvestres pueden llegar a ser portadores de numerosas enfermedades zoonóticas. Su reproducción descontrolada en un ambiente silvestre puede traer consecuencias para la salud humana y también para la integridad de otros animales domésticos y salvajes.

Conejo en el césped

¿Cómo, dónde y cuándo se puede declarar una emergencia cinegética en España?

Según prevé la legislación española, cada CCAA tiene la autonomía para declarar la emergencia cinegética en su territorio, siempre que se diagnostique una sobrepoblación de animales potencialmente dañinos a los seres humanos, a otras especies, a los terrenos forestales o a la actividad productiva.

Toda declaración de emergencia cinegética en España debe respetar los umbrales determinados por las resoluciones anuales de vedas para cada temporada. Además, se prevé que solo debería implantarse en regiones donde las medidas preventivas y de control adoptadas aún no resulten eficaces para reducir los perjuicios ocasionados por dicha especie.

En la misma resolución, mediante la cual se declara la emergencia, se debe detallar cuál el animal cinegético objeto de la declaración, así como los motivos extraordinarios que conllevan la habilitación excepcional de la caza. También deben constar en dicho documento el periodo de vigencia y el alcance territorial de las medidas de emergencia cinegética.

Así mismo, la Ley 9/1999 de la Conservación de la Naturaleza prevé la exigencia de informes sobre las repercusiones en las ZEPA  y la presentación de medidas para prevenir posibles daños a las áreas de protección ambiental.

Como estamos viendo, la emergencia cinegética en España es una medida realmente excepcional, que se utiliza en interés público y para casos especiales de sobrepoblación animal.

  • Fecaza.com. Órdenes de veda. Extraído de: https://www.fecaza.com/caza/ordenes-de-veda
  • Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/pdf/1999/BOE-A-1999-16378-consolidado.pdf