¿Por qué deberías tener un gato Munchkin en tu vida?

Virginia Duque Mirón · 10 mayo, 2017

En varias ocasiones te hemos hablado del gato Munchkin. Son unos mininos adorables con patas cortas que parecen ser unos cachorros eternos. Aunque además de su belleza ,hay decenas de razones por las que deberías tiene uno en tu vida. ¿Quieres saber cuáles son?

Para que al darte las razones no lo pienses más, creemos que es mejor hacer un repaso de las características de estos hermosos animales que conquistarán tu corazón.

Cómo es el gato Munchkin

Estos gatitos surgieron de una mutación genética natural entre gatos de distintas especies que dieron lugar a una raza de patas más cortas. Lo gracioso de todo esto es que el tamaño de sus patas no influye en lo más mínimo con sus habilidades para correr o saltar.

Se ha comparado su gen con perros similares como el Basset Hound entre otros. No obstante, los munchkin no presentan los problemas de columna de estos.

Parecen peluches con patitas cortas, pero agilidad como de tigre, ¿qué más los hace encantadores? ¡Te lo contamos!

¿Cuántas razones hay para que tengas un gato Munchkin en tu vida?

Creemos que hay muchas, aunque vamos a ir enumerándolas sobre la marcha y a ver cuántas salen, ¿qué te parece? Quizá ya conozcas a alguien que tiene un Munchkin en su vida y te pueda dar alguna más…

  1. Te verás genial con un gato Munchkin. Son originales y diferentes, por lo que tener uno y que te vean con él, aunque solo sea en una foto en las redes, te hará parecer más sexy si cabe.
  2. Tendrás una bella vista mientras cenas. Es cierto que hay muchos animales hermosos, pero que un gato Munchkin esté como escenario tras tu plato de comida es un espectáculo que no tiene precio.
  3. Te harán reír. Estos gatos son aventureros, curiosos y exploradores, ¡la diversión está garantizada!
  4. Todas sus caritas son hermosas. No importa qué emociones esté expresando, su carita es tan tierna y dulce que cualquier expresión en esta te encantará.
  5. Su vocación de modelo. Dicen que de donde no hay no se puede sacar, pero es que de estos gatitos hay mucho de donde sacar. No tendrás que desperdiciar ni una de tus fotos, pues seguro que en todas salen bien.

6 razones más para tener un gato Munchkin

  1. De perfil son monísimos. Sus patitas cortas se notan aún más cuando están de perfil, y las fotos en esta pose serán dignas de ganar los mejores concursos.
  2. Su graciosa forma de andar. Ver su cola tan alta y sus patitas tan cortas hace que tenga una gracia única a la hora de andar.
  3. No verás nada más tierno. Todos los gatitos son hermosos (menos para aquellos que no les gusten los gatos egipcios, aunque también tienen su público), pero un Munchkin no tiene igual.
  4. Su mirada te tendrá siempre hipnotizado. Hará lo que quiera contigo, su mirada es dulce y tierna, sin nada que envidiar al afamado y manipulador gato de Shrek.
  5. Se ponen mucho de pie. Si te encanta ver a animalitos en dos patas, ¡necesitas uno de estos gatitos en tu vida! Sus patitas cortas les da la facilidad de pasar largos periodos de pie, y además, les encanta.
  6. Te harán la vida más fácil, llena de amor. Te dará todo lo que es y todo lo que tiene, un amor incondicional por el resto de su vida. ¿A qué esperas para tener uno?

Los gatos Munchkin son fascinantes y únicos. Te harán ser más cool, y sobre todo, llenarán tu vida de cariño, ¿que más se puede pedir a un ser tan pequeño y de patitas tan cortas?

No lo pienses más y escoge tener un Munchkin en tu vida, ¡no te arrepentirás!