Razones por las que debes tener un gato Munchkin en tu vida

Virginia Duque Mirón · 4 abril, 2017

Una vez te hablamos del gato Munchkin, unos gatitos adorables que parecen peluches. Toda una monada con un carácter afable. Este animal hace que merezca la pena que valoremos la opción de tener uno como mascota.

En este artículo te damos algunas razones por las que tienes que tener un gato Munchkin en tu vida. ¿Te gustaría conocerlas?

Por qué tienes que tener un gato Munchkin en tu vida

Son muchísimas las razones por las que tener un gato tan especial puede ser una genial idea. Hoy hemos querido resumirlas en estas:

  1. Te hará ser cool. Un gato Munchkin es especial, particular y peculiar. De hecho, no son muchas las personas que conocen esta raza, por lo que tener uno te hará estar a la moda y atraer las miradas de todos.
  2. Tus comidas cambiarán. Una de las características más destacables de los gatos es que son muy curiosos, pero en el caso de los Munchkin aún más. Tenerlo en la mesa mirándote mientras comes y observando la comida que hay sobre la mesa hará tener un panorama distinto de la habitación.
  3. Son valientes y aventureros. A diferencia de otros gatos, los Munchkin no se asustan con facilidad y como dice el refrán: la curiosidad mató al gato. Un Munchkin siempre irá a investigar, a intentar entender qué sucede.
  4. Las emociones expresadas por tu Munchkin te harán ver las cosas de otra forma. No importa si sale con una cara súper rara en un foto, cualquier tipo de emoción, por fea o extraña que parezca, en la cara de un gatito de estos es adorable.
  5. Es un modelo innato. Posar es una de las cosas que más les gusta y lo mejor es que ¡se les da genial! Jamás hemos visto un gato Munchkin que haya quedado mal en una foto.

Más razones del amor por los gatos Munchkin

  1. No tendrás problemas al hacerles fotos. Mientras que tus amigos se vuelven locos intentando sacar una instantánea más o menos pasable de su mascota, tu gato Munchkin saldrá ideal en todas las que le tomes porque es parte de su personalidad.
  2. Nunca verás nada más tierno. La belleza de los gatos es incomparable, pero si además le sumas la ternura de un Munchkin con sus patitas cortas y su andar gracioso, ¡jamás verás nada igual!
  3. Derretirá cualquier corazón. ¿Quieres que tu novio salga por la noche a traerte ese helado al que no te puedes resistir? Haz que tu gatito Munchkin se lo pida con su mirada dulce y tierna que ni el astuto gato de Shrek podría imitar.
  4. Sus posturas te sacarán una sonrisa, una lágrima e incluso un suspiro. Sus patitas cortas permiten que se pongan de pie de forma sencilla y que adopten posturas que otros gatitos no pueden. Esto hace a sus posturas peculiares, graciosas, tiernas e incluso divertidas en ocasiones.
  5. No son deportistas. Sus pequeñas patitas no les permiten realizar según qué saltos y actividades, pero ¿sabes qué? ¡Ellos no lo saben! Así que no sueltes la cámara y graba todo lo que pretendan hacer porque estamos seguros de que tendrás vídeos divertidos de primera.
  6. Cualquier color le combina. Son tan hermosos que estén donde estén quedan bien con el entorno.
  7. Te darán mucho amor. Son especialmente cariñosos y un tanto dependientes, a diferencia del resto de los felinos, por lo que te harán sentir único y especial. ¿Qué más puedes pedir?

El gato Munchkin, un ser adorable

Como ves, hay muchas razones para tener un Munchkin en tu vida. Aunque solo te hemos citado algunas, estamos seguros de que nuestros lectores que tengan un gato Munchkin en su vida, te ayudarán a descubrir muchas más.

Si estás pensando en adoptar una mascota, no lo pienses más, ¡escoge un  Munchkin, no te arrepentirás!

Guardar