5 curiosidades del pez mandarín

Reconocido por ser uno de los peces más hermosos del océano, el pez mandarín cuenta con una variedad de características y distintivos que lo hacen un animal único y realmente curioso dentro de su especie. Continúa leyendo estas líneas y conoce más acerca de este particular pez.
5 curiosidades del pez mandarín
Sebastian Ramirez Ocampo

Escrito y verificado por Médico veterinario y zootecnista Sebastian Ramirez Ocampo.

Última actualización: 07 junio, 2022

El pez mandarín o pez dragón debe su nombre a la coloración intensa y variada de su cuerpo, la cual se asemeja a las túnicas que utilizaban los imperiales chinos en épocas muy antiguas. Su nombre científico es Synchiropus splendidus y puede encontrárselo entre los corales de las aguas saladas de los océanos Índico y Pacífico.

Es un animal relativamente pequeño, alcanzando solo los 8 centímetros de longitud en su etapa adulta. Posee una cabeza redondeada y un cuerpo alargado, con unos ojos grandes que le dan mayor visibilidad entre las zonas rocosas de los corales. Tiene además una boca protráctil, la cual está armada con varias hileras de dientes muy finos. De igual manera, cuenta con dos aletas pectorales, dos pélvicas, dos dorsales, una aleta anal y una caudal.

Dieta del pez mandarín

El pez mandarín es omnívoro, aunque prefiere alimentarse de otros animales vivos como pequeños alevinos, crustáceos, gusanos marinos, entre otros. Gracias a su capacidad visual logra atrapar a sus presas entre las zonas oscuras que crean las rocas del mar.

Hábitat y reproducción del pez mandarín

Este pez habita los fondos de aguas cálidas y tropicales de los océanos Índico y Pacífico, a profundidades de 1 a 18 metros y temperaturas entre 24 a 26 grados centígrados. Tiene preferencia por los arrecifes de coral en zonas del Pacífico occidental, Malasia, Indonesia, Filipinas y Australia. Su reproducción se presenta varias veces durante todo el año, con camadas entre los 200 a 300 peces.

Los huevos fecundados nadan entre la corriente durante 20 horas, tiempo en el cual empiezan a eclosionar larvas de 1 milímetro aproximadamente. Una vez nacen, empiezan a alimentarse de plancton, para dejarlo a las dos semanas y mudarse al arrecife en busca de presas.

Pez mandarín: información

Curiosidades del pez mandarín

Ahora que conoces las principales características del pez mandarín, te presentamos a continuación las razones por las cuales este animal es catalogado como uno de los más curiosos y particulares de su especie.

1. Coloración

Estos fantásticos animales, junto con los peces psicodélicos, son las dos únicas especies conocidas que tienen coloración azul en su pigmento celular. Su cabeza es de un fondo color azul celeste mezclado con amarillo y naranja. El cuerpo es principalmente de color naranja y franjas azules intensas.

En la punta de su lomo, el naranja es más oscuro con franjas azules y verdes. Sus aletas dorsales son de similar coloración a su cuerpo, no obstante, sus bordes resaltan por el color azul vivo que ostentan. Por último, sus ojos son anaranjados y su boca azul celeste.

Su coloración la utilizan principalmente para dos cosas, una es para camuflarse entre los corales y pasar desapercibido, y otra para advertir de su peligrosidad a los depredadores.

2. Apareamiento

El cortejo inicia al anochecer, momento en el que varias hembras se acercan al lugar en donde se encuentran los machos realizando un desfile circular. Una vez la hembra escoge a su pareja, esta se recuesta sobre la aleta pélvica del macho. Posteriormente, ambos pegan su vientre y nadan a una altura de 1 metro sobre el arrecife.

Al momento final, el macho libera el esperma y la hembra hace lo propio liberando una masa de hasta 300 huevos. Una vez finalizado el encuentro ambos se dispersan y nadan por su lado.

Por lo general, las hembras prefieren los machos de mayor tamaño dentro del arrecife. Sin embargo, lo curioso de esta especie es que los machos más pequeños han desarrollado una estrategia para reproducirse y así conservar su linaje. Esta consiste en que en el momento en que la hembra libera sus huevos, los peces más pequeños lanzan su esperma con la esperanza de fertilizar algunos.

3. Comportamiento

El pez mandarín es un animal muy tranquilo, incluso podría decirse que es tímido. Durante el día es muy difícil observarlos, ya que son animales generalmente nocturnos, pues al llegar la noche es cuando salen de sus escondites para aparearse o cazar.

Por otro lado, aunque no tiene problemas con otra clase de peces en el arrecife, si se ponen dos peces mandarín dentro de un acuario, estos pelearan hasta la muerte pues son muy territoriales con los de su misma clase.

4. Defensa

Esta clase de pez pertenece a aquellos que no cuentan con escamas. No obstante, para compensar esta falta de defensa, los peces mandarín producen una sustancia viscosa que recubre todo su cuerpo. Este recubrimiento es de un olor muy desagradable y tóxico para sus depredadores. Además, esta película de grasa también lo protege de varias enfermedades de la piel.

Pez mandarín

5. Vida y alimentación en acuarios

Para el bienestar del pez mandarín en los acuarios, estos deben ser suficientemente espaciosos con capacidades de entre 150 a 200 litros. De igual manera, debe procurarse que el agua esté como en su ambiente natural, es decir a unos 24 o 26 grados centígrados.

Por otro lado, el acuario debe estar con poca iluminación y con lugares en los que pueda esconderse. De igual forma, cabe resaltar que debe evitarse incluir en el mismo acuario dos machos de esta misma especie por su territorialidad.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se tiene un pez mandarín en un acuario es su alimentación. En su vida salvaje, este pez se alimenta principalmente de animales vivos. En ambientes artificiales por lo general no se cuenta con este tipo de presas, por lo que debe su alimentación puede representar un problema.

Por tal razón, los acuarios deben tener un ecosistema maduro, en donde el pez pueda encontrar fauna bentónica y gusanos para alimentarse. Así también se recomienda la cría de artemias, pequeños crustáceos que deben introducirse vivos para ser devorados por el pez.

Por otra parte, de acuerdo a un estudio publicado en la revista International Journal of Molecular Sciences, los peces mandarín pueden ser entrenados para que aprendan y se adapten a comer presas muertas y alimentos en hojuelas. Sin embargo, algunos pueden rechazar este tipo de alimentación, por lo que se niegan a comer y mueren.

En acuarios, este pez puede alcanzar los 6 años de vida, comparado a los 15 años que puede vivir en su ambiente natural.

Te podría interesar...
9 curiosidades del pez carpa
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
9 curiosidades del pez carpa

El pez carpa no solo es una especie poco atractiva, sino que guarda varias curiosidades que pasan desapercibidas. Conócelas aquí.



  • He S, Li L, Lv LY, Cai WJ, Dou YQ, Li J, et al. Mandarin fish (Sinipercidae) genomes provide insights into innate predatory feeding. Communications biology. 2020;3(1):361.
  • Li W, Hicks BJ, Lin M, Guo C, Zhang T, Liu J, et al. Impacts of hatchery-reared mandarin fish Siniperca chuatsi stocking on wild fish community and water quality in a shallow Yangtze lake. Scientific reports. 2018;8(1):11481.
  • Ohno Y, Otaki JM. Eyespot colour pattern determination by serial induction in fish: Mechanistic convergence with butterfly eyespots. Scientific reports. 2012;2:290.
  • Peng J, Dou YQ, Liang H, He S, Liang XF, Shi LJ. Social Learning of Acquiring Novel Feeding Habit in Mandarin Fish (Siniperca chuatsi). International journal of molecular sciences. 2019;20(18).