Curiosidades de los wombats

Camila O.Thomas · 15 abril, 2019
Los wombats son animales nativos de Australia; descubre algunas de sus características más curiosas, incluidas la razón detrás de sus heces en forma cúbica

Los wombats son animales muy interesantes y de aspecto tierno. A primera vista, los parecen una combinación entre un cerdo, un oso y un roedor.

En realidad, los wombats son marsupiales, al igual que los koalas y los wallabies. En Australia existen más de 200 especies clasificadas de marsupiales.

Los marsupiales son animales mamíferos que se caracterizan por su conducta reproductiva. Una peculiaridad es que las crías no nacen completamente desarrolladas.

Así, después de un período de gestación extremadamente corto, terminan su crecimieto dentro de la bolsa en el vientre de la madre. Esta bolsa es llamada marsupio, donde se encuentran las glándulas mamarias.

Para mayor comodidad de la madre, el marsupio es sostenido por huesos marsupiales. Esto diferencia morfológicamente a los animales marsupiales de cualquier otro mamífero placentario.

Los wombats son marsupiales pequeños, del tamaño de un perro mediano. Así, un wombat mide aproximadamente 70 centímetros de largo. En su adutez, los wombats pesan de 25 a 40 kilogramos, aunque los wombats de nariz peluda pueden pesar menos. Son animales ‘diseñados’ para cavar, con una complexión compacta, patas cortas y fuertes, y garras poderosas.

Vombatidae

1. Wombats: sociales y ermitaños

Algunos wombats son bastante sociales, y disfrutan pasando tiempo en comunidad. Sin embargo, hay otros de estos animales que prefieren pasar su tiempo en soledad.

Los wombats regulares son solitarios, mientras que los de nariz peluda prefieren vivir en comunidades de hasta 12 otros wombats. En general, un wombat tiene hábitos nocturnos. Es durante las noches que prefiere salir a buscar comida y cavar sus túneles.

Sin embargo, durante los días más fríos es probable que un wombat prefiera salir de su madriguera para tomar el sor y calentarse un poco. Aunque los wombats no trepan árboles, sí pueden nadar y correr a una velocidad media.

2. No necesitan beber agua durante años

Los wombats son hervíboros, por lo que únicamente comen vegetación, y es que su dieta se basa en raíces, hierba y corteza. A diferencia de otros animales, los wombats consiguen casi toda el agua que necesitan de los alimentos que consumen. Así, un wombat puede vivir durante años sin beber agua directamente y, aun así, mantenerse adecuadamente hidratado.

De acuerdo con algunos estudios, a un wombat le toma cerca de una quincena digerir una comida. Esto se debe a que las enzimas de su estómago trabajan de una manera muy lenta.

3. Excavan redes de túneles increíbles

Todas las especies de wombats viven en Australia, específicamente en las montañas de Tasmania. Este animal habita en madrigueras cavadas por él mismo.

Las madrigueras de los wombats están conformadas por una serie de túneles que interconectan cavernas. Algunas madrigueras llegan a ser tan amplias que alcanzan los 200 metros de longitud.

4. Las heces con forma cúbica de los wombats

Aunque suene increíble, es cierto: las heces de un wombat tienen forma cúbica. Los wombats son los únicos animales en el mundo capaces de producir heces de esta forma.

Heces de Wombats

A lo largo de los años, muchos zoologos e investigadores han sugerido que se trata de una manera de marcar territorio. Si las heces no pueden rodar, se quedan exactamente donde están. Sin embargo, recientemente han surgido otras teorías.

De acuerdo con Patricia Yang, una investigadora del Instituto de Tecnología de Georgia, la forma de las heces tiene que ver con la elasticidad del intestino. El intestino del wombat tiene que extraer toda el agua que puede de los alimentos y, por eso, aprieta las heces hasta que se forman estas pequeñas estructuras cúbicas.

5. El marsupio al revés de los wombats

Usualmente, los wombats se aparean en épocas cuando la comida es abundante. Si un año la comida no es muy abundate, un wombat no se apareará.

El periodo de gestación de un wombat es de 20 a 30 días, y solo da a luz a una cría que, al nacer, pesa solo dos gramos. Su crecimiento se terminará en el marsupio de su madre.

A diferencia de otros marsupiales, el marsupio de un wombat está al revés. Esto significa que abre en la parte inferior, a diferencia de lo que ocurre con los canguros. Este cambio de apertura es un resultado evolutivo. Así, se evita que entren desperdicios y tierra al marsupio cuando la madre excava.

Ahora ya conoces algunas de las características más comunes de los wombats. Sin embargo, ¡aún hay muchas más por descubrir!

  • Yang, P., Chan, M., Carver, S., & Hu, D. (2018). How do wombats make cubed poo?. Bulletin of the American Physical Society.
  • Barboza, P. S. (1993). Digestive strategies of the wombats: feed intake, fiber digestion, and digesta passage in two grazing marsupials with hindgut fermentation. Physiological Zoology, 66(6), 983-999.
  • Banks, S. C., Skerratt, L. F., & Taylor, A. C. (2002). Female dispersal and relatedness structure in common wombats (Vombatus ursinus). Journal of Zoology, 256(3), 389-399.
  • Barboza, P. S. (1993). Effects of restricted water-intake on digestion, urea recycling and renal-function in wombats (Marsupialia, Vombatidae) from contrasting habitats. Australian Journal of Zoology, 41(6), 527-536.