Curiosidades científicas sobre tu perro

Francisco María García · 25 agosto, 2018
Unas de las curiosidades científicas sobre perros es que son capaces de percibir el estado de ánimo tanto de sus dueños como de personas desconocidas

La historia de amistad entre hombre y perro ha generado muchas creencias populares y despertado la curiosidad de los científicos. Habitualmente, escuchamos que los perros pueden saber cuando sus tutores están tristes o enfermos y hasta pueden predecir un embarazo, pero, ¿qué dice la ciencia de todo ello?

Curiosidades científicas: los perros perciben nuestros estados de ánimo

Probablemente, todos nosotros sentimos que nuestros perros saben cuándo estamos tristes y necesitamos su compañía. Este comportamiento de los perros ha incentivado a numerosos investigadores a verificar si los canes realmente pueden percibir nuestros estados de ánimo.

La Universidad de Sao Paulo y la Universidad de Lincoln han desarrollado un interesante experimento. En primer lugar, seleccionaron varios canes, de diferentes razas –mestizos inclusive– y edades. Entonces, observaron sus reacciones frente a diversas personas con diferentes estados de ánimo.

Habilidades sociales del perro

Lo más interesante es que los canes no se habían familiarizado con los participantes, y es que simplemente habían sido expuestos a ellos en diferentes ocasiones. Las conclusiones demuestran que los perros realmente son capaces de interpretar los estados de ánimo del ser humano.

Se indica también que se trata de una habilidad propia de su especie, desarrollada probablemente durante siglos acompañando a la humanidad.  Por ello, los canes pueden percibir los estados de ánimos inclusive de personas desconocidas, y no solo de sus tutores.

La probable explicación se encuentra en su capacidad de ‘leer’ nuestras expresiones faciales, posturas y acciones. Como los perros se comunican mayormente a través de su lenguaje corporal, consiguen percibir nuestros estados y cambios de humor, aunque no emitamos ni una palabra.

Animales considerados seres vivos

Algunas cosas muy curiosas

  1. Sus ‘huellas digitales’ están en su nariz

Igual que nosotros tenemos nuestras huellas dactilares, los perros tienen una ‘impresión’ natural y única en sus narices. Es decir, cada perro nace con un ‘dibujo’ singular en el tapiz de su nariz, por lo cual su hocico es único en el mundo canino. Este tipo se señales o dibujos expresa la identidad del animal, aunque no podamos utilizarlo como un método de identificación (como el microchip).

  1. Pueden identificar más de 100 palabras (y también señales)

Durante muchos años, se ha creído que la obediencia canina se basa principalmente en la comprensión de la entonación de voz; recientes estudios de la Universidad de British Columbia demuestran que los canes pueden distinguir más de 160 palabras. Algunas razas como el border collie serían capaces de comprender 200 términos.

Muchos expertos también aseguran que los perros distinguen fácilmente las señales y las entonaciones de voz; entre otras cosas, porque tienen áreas del cerebro similares a las nuestras. Por esta razón, es importante utilizar el lenguaje corporal y estar atentos al tono de voz al momento de adiestrarlos.

  1. Nuestro amor hacia ellos es similar al de una madre por su hijo

Determinados estudios han demostrado que el vínculo entre hombre y perro es similar al de madre e hijo. La gran responsable de esto es la oxitocina (la llamada ‘hormona del amor’). Sus efectos en el organismo permiten que nuestra conexión afectiva con los canes sea similar al lazo biológico entre madres e hijos.

  1. Perros y demonios de Tasmania se ‘parecen’ en algo

Otra de las curiosidades científicas sobre perros es que son los únicos mamíferos, junto al demonio de Tasmania, que sufren un cáncer transmisible. Se trata de un tipo de tumor maligno cuyo contagio se da durante el apareamiento y puede afectar a canes mestizos o de raza definida.

Esta grave enfermedad necesita ser diagnosticada tempranamente para posibilitar un tratamiento efectivo. El avance de los síntomas puede provocar la deformación de los genitales y perjudicar gravemente la salud del animal. Por ello, siempre hay que recordar la necesidad de ofrecer una adecuada medicina preventiva.

  1. También existen perros pesimistas

Un reciente estudio publicado en la revista Current Biology apunta que algunos perros tienen una tendencia natural al pesimismo. Es decir, existirían razas naturalmente más alegres y positivas, mientras otras mostrarían cierta tendencia a ser más tristonas o malhumoradas.

Por ello, la genética juega un papel importante en la personalidad y la conducta de cada can. Hay que recordar que la educación y la socialización también son determinantes en el comportamiento de los perros.

Actualmente, muchas curiosidades científicas pueden ayudarnos a comprender la naturaleza de los canes. Ahora bien, es fundamental resaltar que cada perro es un individuo único y singular, con características propias que conforman su personalidad.