Cómo cuidar a un perro ciego

 

Cuando llegan a cierta edad, las mascotas comienzan a perder la visión. Si bien tienen muy desarrollados otros sentidos como el olfato o el oído, pueden necesitar ayuda durante los primeros tiempos. En este artículo te contamos cómo cuidar a un perro ciego para mantener su estilo de vida en los últimos años.

Consejos para cuidar a un perro ciego

Como primera medida, has de saber que porque tu can haya perdido la visión no quiere decir que no puede valerse por si mismo. Esto significa que no es preciso sobreprotegerlo ni pensar que sin tu ayuda no puede hacer nada. Si le transmites tus miedos e inseguridades, puedes convertirle en un animal demasiado dependiente.

Fuente: Redfishingboat (Mick O)

Recuerda que el peludín se adaptará a su nueva condición y, aunque tarde un poco de tiempo, se acostumbrará a no ver. Podrá sacar a relucir sus otros sentidos que estarán aún más desarrollados. Presta atención a estas recomendaciones para cuidar a un perro ciego:

1. No hagas cambios importantes en el hogar

La reestructuración de objetos o muebles debe ser táctica. Es decir, que no hace falta quitar la mitad del mobiliario para dejar que el perro camine libremente y no se golpee con nada, sino mover ciertas cosas que pueden ser un peligro para él o incluso romperse cuando se caen al piso.

Recuerda que el animal se guiará por el olfato y que, además, tiene en la memoria donde están los objetos de la casa. Además, sus artículos personales desprenden un olor particular que puede ser detectado por la mascota desde la distancia. No cambies de lugar sus cosas porque puedes desorientarle.

2. Dale cierta libertad

Al principio es normal que un perro ciego se choque con algunas cosas debido a que hasta el momento estaba acostumbrado a verlas. No te asustes ni estés detrás de él todo el tiempo. Lo que si puedes hacer es mantener el orden en el hogar para que no haya objetos que lo puedan lastimar como, por ejemplo, puertas abiertas de muebles o juguetes de los niños en el suelo.

3. Protege las escaleras

Si en tu casa hay escalera, deberás ponerle un cerco o protección especial, ya sea para evitar que suba o si lo llevas a la parte superior para que no se caiga. No te preocupes, que con el tiempo aprenderá a subir peldaño por peldaño. Quizás tenga miedo al principio, pero puedes ayudarle a superar ese momento.

4. Llévale donde están sus cosas

Al cuidar a un perro ciego, no deberíamos preocuparnos de que no pueda encontrar la comida o el agua. Sin embargo, siempre es bueno asistirle los primeros tiempos. El punto de referencia para el animal siempre ha de ser su cuenco de comida o su cama. Desde allí podrá orientarse hacia diferentes sectores de la casa.

5. Compra juguetes con sonido

Las horas de juego no deberían reducirse ni eliminarse porque tu mascota tenga problemas de visión. Pero sí puedes modificar los elementos que se utilicen. Ya que ahora no verá la pelota para ir a buscarla en el parque, puedes comprarle un juguete con sonido para que lo encuentre fácilmente.

Te recomendamos que no dejes de jugar con él para evitar que se sienta triste o deprimido. ¡Hazle saber que sigue siendo muy importante para ti! Puedes por ejemplo enseñarle a que te siga haciendo ruidos o gritando su nombre. Esto puede ayudarle en caso de extraviarse o desorientarse en el parque o en un lugar concurrido.

6. Paséalo con correa

El ejercicio es otra de las actividades que no se pueden dejar de lado al cuidar a un perro ciego. Ya que puede desorientarse o asustarse con ciertos ruidos, te aconsejamos que siempre lo saques con la correa. Así podrá estar a tu lado en todo momento. Ten en cuenta que durante el paseo es probable que se detenga más que antes para olfatear cosas. No lo tironees para que siga caminando. Con los aromas podrá orientarse y de ser necesario encontrar el camino de regreso a casa.

Fuente de la imagen principal: alexplayground

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar