Cuidados del pomerania: claves y consejos

Llevar a cabo los cuidados del pomerania permiten que este perro toy pueda llevar un estilo de vida sano y agradable. Por lo tanto, este artículo presenta algunas recomendaciones que contribuirán al bienestar de tu mascota.
Cuidados del pomerania: claves y consejos
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 02 octubre, 2021.

Escrito por Maria Jose Restrepo Gallardo, 02 octubre, 2021

Última actualización: 02 octubre, 2021

El pomerania, también conocido como Deutscher Zwergspitz, Spitz enano alemán o Lulú de pomerania, es un can miniatura que requiere diversas atenciones para ser una mascota sana y feliz. Si tienes a este perro cariñoso e inteligente en casa, debes tener en cuenta ciertas recomendaciones para mantener su aspecto de peluche. A continuación, conocerás algunos de los cuidados del pomerania.

Aquí te mostramos cómo lograr el bienestar de este popular perro toy que lleva el nombre de una área del noreste de Europa (que ahora forma parte de Polonia y Alemania occidental). También aprenderás sobre el mantenimiento del pelaje, la adecuada alimentación y la actividad física de un canino que está relacionado con los poderosos perros de trineo tipo Spitz del Ártico.

Cuidados del pomerania

Como cualquier otra mascota, este can necesita llevar una rutina que le permita cumplir con su esperanza de vida, la cual está entre los 12 y los 15 años. Los cuidados de esta raza deben incluir dieta balanceada, buena higiene, vacunación, ejercicios y hasta visitas al veterinario para asegurarte de que el estado de tu pomerania es el ideal.

El yogur es otro de los alimentos saludables para perros.

Higiene

Para empezar, el aseo es fundamental en tu animal de compañía, pues mantenerlo limpio te ayudará a evitar que adquiera infecciones o enfermedades. En este orden de ideas, destacamos que el pomerania necesita un buen baño cada mes o cada dos meses (dependiendo de su nivel de suciedad).

Además, los productos que uses para bañar a tu mascota deben ser de calidad, sobre todo teniendo en cuenta que su manto requiere especial cuidado. En otras palabras, es necesario escoger bien el champú y el acondicionador que utilizarás con tu amigo de 4 patas, aunque solo puede empezar a recibir baños tras haber alcanzado las 14 semanas de vida.

De igual forma, debe mantenerse la higiene dental del pomerania. Este can, con tendencia a la formación de sarro y el desarrollo de enfermedades dentales, necesita limpieza y revisiones constantes de sus dientes. Asimismo, hay que estar pendiente del estado de sus uñas, las cuales necesitan permanecer muy cortas.

Por otra parte, las orejas y los ojos del pomerania también requieren un aseo adecuado. Es importante que el cuidador revise de manera frecuente los oídos del animal y los limpie cuando sea necesario. Además, deben retirarse las legañas de los ojos del can, pues esta raza tiende a acumular bastantes desechos oculares.

Pelaje

Sumado a lo anterior, el mantenimiento del pelaje es uno de los cuidados más importantes que hay que tener con este canino. El pomerania necesita acostumbrarse a una rutina de cepillado para que su pelo permanezca sin nudos y tenga un buen aspecto.

Cabe resaltar que esta raza adquiere su manto de adulto a partir de los 8 meses, pero antes de ello experimenta la caída de casi todo su pelaje para renovarlo. Durante este proceso natural es ideal iniciar los cepillados diarios. Tras la muda, el can tendrá un abundante y delicado manto de dos capas: la externa, de pelaje largo y liso, y la interna, corta y densa.

Para el mantenimiento de dicha melena es recomendable utilizar diferentes cepillos. Estos son los básicos:

  1. Uno de cerdas suaves, de doble capa o de púas largas para cepillar a diario y por capas el pelaje, sin necesidad de dar tirones.
  2. Otro tipo rastrillo (o peine metálico) para deshacer nudos muy complejos.

Si no puedes cepillar todos los días el pelo de tu pomerania, asegúrate de hacerlo por lo menos 3 veces a la semana. Por otra parte, acudir a un experto en el tema sería bueno para que determinar cuál es la mejor forma de cuidar el manto de este perro toy.

Alimentación

Tal y como indica el American Kennel Club, los cuidados del pomerania respecto a su dieta y nutrición siempre deben incluir un alimento de calidad (ya sea fabricado comercialmente o preparado en casa). Este can miniatura necesita que su alimentación sea acorde a su edad, su peso, su tamaño y su salud.

El consumo de calorías no debe exagerarse en este can para evitar problemas de sobrepeso.

Del mismo modo, es fundamental brindarle siempre agua fresca al Lulú de pomerania, como también tener claro qué alimentos humanos son seguros y pueden ser un complemento en la dieta del can. Sumado a esto, la supervisión de un veterinario siempre será pertinente a la hora de establecer si tu mascota tiene el peso ideal y está recibiendo la alimentación correcta.

Actividad física

La actividad forma parte de los cuidados del pomerania, pues esta raza inteligente cuenta con mucha energía. Por lo tanto, es necesario utilizar dicha carga en actividades positivas, como el deporte. Así se evitarán comportamientos inadecuados en el can. En resumen: este animal de compañía necesita mantenerse activo y estimulado.

En este orden de ideas, tendrás que asegurarte de pasear diariamente a este perro miniatura y brindarle espacios de juegos que ejerciten su mente. El pomerania necesita liberar su energía, así que los juguetes también serán de ayuda para cumplir tal propósito.

Salud y revisión veterinaria

La revisión veterinaria juega un papel determinante en la salud de tu mascota, pues acudir a un profesional para evaluar su desarrollo permitirá detectar a tiempo cualquier enfermedad. Aunque el pomerania suele ser un canino muy sano y longevo, también puede padecer complicaciones en su salud, como problemas dentales, oculares, cardíacos, renales o respiratorios.

Igualmente, es necesario que tu amigo de 4 patas cuente con todo el esquema de vacunación y desparasitación indicado por el veterinario. De tal manera, estarás contribuyendo al bienestar del animal y al tuyo propio (pues algunas patologías de los perros pueden transmitirse a los humanos).

Un pomerania sonriendo a cámara.

Consejos finales acerca de los cuidados del pomerania

Pese a ser un can que requiere  atención y cariño, al pomerania le gusta tener su espacio, así que no siempre querrá estar en tus brazos. Asimismo, ten en cuenta que no es un animal que se sienta cómodo enjaulado o en espacios reducidos. Este perro necesita ejercicio físico y otras actividades para evitar la ansiedad y el estrés.

Recuerda que el pelaje de esta raza exige un gran cuidado y debes contar con los implementos correctos para tratar su manto. Respecto al ejercicio, evita las carreras largas: aunque este canino es muy enérgico, su resistencia es menor debido a su tamaño. Por último, no olvides ofrecerle siempre alimento de calidad y llevarlo a chequeos con un veterinario de forma asidua.

Te podría interesar...
Ventajas de tener un perro pequeño en casa
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Ventajas de tener un perro pequeño en casa

Te queremos contar por qué deberías optar por adoptar un perro pequeño en vez de uno grande... ¿No crees que resultan más prácticos?