Cuidados del pez disco

28 julio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez
Durante su época de apareamiento, los peces disco se vuelven más oscuros, debido a que las larvas se ven atraídas por la falta de luz (fototaxia negativa). Con esto, las crías logran ubicar a sus padres para alimentarse.

El pez disco es una especie bastante querida por los acuariófilos, pero también es famosa por sus cuidados complicados. El disco es considerado el rey de los peces de acuario de agua dulce, ya que tiene colores y formas impactantes que llaman la atención. De hecho, también su comportamiento es digno de un rey, pues es refinado, tranquilo y elegante.

Este organismo pertenece a la familia de peces cíclidos, dentro del género Symphysodon, que engloba a todos los tipos de peces disco. Si quieres conocer más detalles sobre los cuidados de este rey, sigue leyendo este articulo.

Características del pez disco

El disco es un pez de agua dulce que puede alcanzar los 15 centímetros de longitud. La forma de su cuerpo es aplanada, redonda y delgada, casi al estilo de un disco, lo que hace referencia a su nombre. Además, sus aletas dorsales y anales cubren gran parte de su cuerpo, dándole una forma más ovalada. El plano corporal termina con una aleta caudal similar a un abanico.

Su particular coloración es una de las razones por la que estos animales dulceacuícolas son famosos. Los patrones de tonos rojos, verdes, marrones y turquesa logran crear formas bastante atractivas a la vista. Además, manchas, bandas y líneas pueden verse a lo largo de su piel.

Variantes del pez disco

En la actualidad, se reconocen 3 especies del pez disco, cuya diferencia principal es la coloración de su cuerpo, lo cual no cambia en nada sus cuidados. Según un articulo de la revista científica Evolutionary Biology, las variantes quedan de la siguiente forma:

  • Symphysodon discus: los ejemplares de esta especie son de tonos rojos. Son originarios del río Negro al norte del Amazonas y del río Abacaxis al sur.
  • Symphysodon tarzoo: de coloraciones verdes, este pez es originario del oeste del Amazonas, en las montañas del Arco de Purus.
  • Symphysodon aequifasciatus: es una especie de tonos con predominancia café y proviene del este del Amazonas, habitando los ríos Negro y Solimoes.

Todos estos tipos se consideran morfotipos establecidos, gracias a que están sustentados por estudios genéticos. En general, se puede decir que todos ellos habitan casi las mismas regiones, e incluso puede que coexistan sin mayor problema. Por lo tanto, la posibilidad de que se hibriden entre sí es alta, lo cual explica que exista la gran diversidad de peces disco que conocemos en la actualidad.

Unos peces disco.

Por último, cabe destacar que los organismos de vida silvestre y los de cautiverio son distintos. Esto se debe a que se han llevado a cabo hibridaciones artificiales para mantener ciertas características que resultaban más atractivas. Podríamos decir que estamos ante los primeros pasos de una domesticación y selección artificial.

Hábitat natural

Este pez tiene su origen en Sudamérica, donde habita los ríos y bosques inundados del Amazonas. La especie vive en aguas de corrientes lentas y poca profundidad, en zonas en las que la vegetación suele ser abundante. De hecho, en el caso de los bosques inundados el medio es un poco ácido, debido a la cantidad de hojarasca y materia orgánica que los componen.

Comportamiento en el acuario

El comportamiento de esta especie suele ser pacifico, por lo que puede convivir con otros peces. Sin embargo, estos peces no son así todo el tiempo: durante su época de apareamiento se vuelven territoriales y agresivos, con el propósito de defender a sus crías. Por esta razón, es mejor tratar de no incluirlos en acuarios con peces muy activos, para reducir al mínimo los riesgos.

Este cíclido es gregario, lo que significa que de forma natural vive en grupos de entre 6 y 20 individuos. Por esta razón, los dueños de ejemplares de este tipo suelen mantener varios dentro del mismo estanque. A pesar de esto —y aunque no es la mejor opción—, algunos individuos logran sobrevivir solos, sin embargo, considera que esta opción pone en juego la vida de tu mascota.

Esta especie es tímida, ya que ante cualquier señal de peligro busca refugio, momento en que su forma plana le permite acceder a sitios estrechos para resguardarse. Por esta razón, es un pez muy propenso a estresarse, algo que se debe tener en cuenta para su mantenimiento.

Preparación del tanque

Es necesario tener experiencia previa con otros peces antes de comenzar la preparación del tanque, ya que esta especie es difícil de mantener. Esto se debe a su sensibilidad a los cambios en la calidad del agua, además de su clara intolerancia al estrés.

El acuario debe contener mínimo 200 litros de agua y se tienen que sumar alrededor de 50 o 80 litros más por cada pez que se quiera tener. Recuerda que este tipo de animales deben vivir en grupos de 4 o más ejemplares, por lo que lo adecuado para esto serían los tanques de 400 litros o más.

Para mejorar su calidad de vida, es necesario que en el fondo se tengan rocas, plantas o estructuras que le permitan al pez esconderse. Además, previo a la llegada del nuevo integrante, el tanque ya debe estar instalado en el lugar donde se quedará de forma definitiva. Todo esto se debe tener en cuenta para reducir la cantidad de estrés que se ocasionan al cambiar de hábitat y en el transporte.

Parámetros y condiciones del agua

Todas las variedades del pez disco son bastante sensibles a su medio. Es por ello que se recomienda cumplir estrictamente los siguientes parámetros:

  • Tipo de sustrato: arena y grava (combinación).
  • Luces: moderadas, privilegiando la presencia de cuevas o zonas oscuras.
  • Temperatura: 27,8 a 31,1 grados centígrados.
  • pH: 6- 6.5 (ligeramente ácido).
  • Dureza: 10-15 dGH.
  • Movimiento del agua: moderado.
  • Cambio de agua: semanal, al menos un 25 % del volumen de agua total.

Una de las mejores alternativas es instalar un equipo automatizado que mantenga la calidad y condiciones del agua, pues así se reduce la cantidad de trabajo. Esto no es obligatorio, pero facilita los cuidados y mantenimientos del pez disco, dejando todo al alcance de unos cuantos movimientos.

Precauciones y cuidados extra del pez disco

Cuando hayas preparado todo y decidas llevar al pez a casa, lo primero que tienes que hacer es aclimatarlo a su nuevo hogar. Esto se consigue exponiéndolo a la temperatura del acuario, dejando flotar la bolsa de la tienda sobre el tanque por un periodo de 20 minutos. Posterior a ello, se debe comenzar a mezclar poco a poco el agua del acuario y el agua de la bolsa en la que está el pez.

Aunque se trata de un proceso tedioso, es de suma importancia para que el ejemplar se adapte a su nuevo hogar, pues en especies difíciles como esta, una mala aclimatación puede costarle la vida. Por ello, si no has realizado este proceso antes, es mejor que decidas optar por algún otro pez que sea menos sensible a estos cambios.

Alimentación

Los peces disco son organismos carnívoros, aunque en ocasiones comen pequeñas porciones de plantas. Por esta razón, una de las mejores comidas para ellos es el alimento vivo, como artemiasDaphnias. A pesar de esto, no descartes el preparado comercial en hojuelas, ya que en algunas ocasiones también pueden aceptarlo.

La mejor elección es mantener una mezcla de comida viva y alimentos congelados, además de posibilitar que los discos tengan algunas plantas en su medio, para que su dieta sea balanceada. Esta especie solo necesita comer dos o tres veces al día, en cantidades pequeñas para evitar sobrealimentación.

Reproducción

La reproducción en cautiverio de este cíclido es difícil y complicada, debido a que en este proceso se incrementan las exigencias en las condiciones del agua. A pesar de ello, se ha realizado con éxito muchas veces, pero solo por expertos dedicado a ello.

Durante este evento, los machos de la especie se vuelven territoriales, para poder llamar la atención de la hembra y evitar que otros se la roben. Una vez la pareja se establece, ambos buscan un lugar entre la vegetación para limpiarlo y poder poner en ese lugar sus futuros huevos. Estos suelen ser bastante pegajosos, por lo que pueden estar suspendidos en rocas, vegetación o incluso en la pared de los tanques.

Las larvas eclosionan después de 62 o 74 horas y los padres las cuidaran todo el tiempo, turnándose las tareas. Para ello, secretan una especie de moco que les sirve de alimento a las crías, algo similar a lo que hacen los mamíferos, pero en peces. Con esto, los hijos se adhieren a la piel de sus padres, que los “cargarán” durante ciertos periodos, cuidándolos y alimentándolos hasta que se independicen.

Un pez disco azul.

Finalmente, solo queda hacer hincapié en la preparación previa a la llegada del animal, ya que deben cumplirse las condiciones para mantenerlo saludable. Los cuidados del pez disco no son sencillos, por lo que tu mejor herramienta siempre será la información. Al final, estamos tratando con una vida que queda a nuestro cuidado y responsabilidad. Una mascota no es un juguete, sino un compromiso.

  • Koh, T. L., Khoo, G., Fan, L. Q., & Phang, V. P. E. (1999). Genetic diversity among wild forms and cultivated varieties of discus (Symphysodon spp.) as revealed by random amplified polymorphic DNA (RAPD) fingerprinting. Aquaculture173(1-4), 485-497.
  • Amado, M. V., Farias, I. P., & Hrbek, T. (2011). A molecular perspective on systematics, taxonomy and classification Amazonian discus fishes of the genus Symphysodon. International Journal of Evolutionary Biology2011.
  • Crampton, W. G. (2008). Ecology and life history of an Amazon floodplain cichlid: the discus fish Symphysodon (Perciformes: Cichlidae). Neotropical Ichthyology6, 599-612.
  • Ready, J. S., Ferreira, E. J., & Kullander, S. O. (2006). Discus fishes: mitochondrial DNA evidence for a phylogeographic barrier in the Amazonian genus Symphysodon (Teleostei: Cichlidae). Journal of Fish Biology69, 200-211.
  • Hildemann, W. H. (1959). A cichlid fish, Symphysodon discus, with unique nurture habits. The American Naturalist93(868), 27-34.
  • Abd El-Ghany, N. A., El-Khatib, N. R., & Salama, S. S. (2014). Causes of mortality in discus fish (Symphysodon) and trials for treatment. Egypt J Aquac4, 1-12.
  • Mohammadi, F., Mousavi, S. M., & Rezaie, A. (2012). Histopathological study of parasitic infestation of skin and gill on Oscar (Astronotus ocellatus) and discus (Symphysodon discus). Aquaculture, Aquarium, Conservation & Legislation5(2), 88-93.