Cuestiones legales en los perros de caza

En un análisis de las cuestiones legales en los perros de caza, ¿estos animales serían alcanzados por dicha normativa, considerando que la amputación de la cola sería funcional, y no estética?

A lo largo de varios siglos, numerosas razas caninas han sido creadas y estandarizadas para desempeñarse óptimamente en la caza. A través de cruces selectivos, los criadores han adaptado la morfología y los instintos de los perros de caza para obtener mejores resultados en sus jornadas de cacería.

No obstante, los tiempos han cambiado y la forma de ver y entender a los animales también, por suerte. En la actualidad, la legislación europea, y también la española, han reforzado la lucha contra el maltrato animal, con sanciones más rigurosas a los infractores.

Muchas prácticas que solían ser entendidas como normales en los perros de caza son hoy cuestionadas y hasta prohibidas. Pensando en ello, veremos a continuación aspectos sobre las cuestiones legales respecto a los perros de caza en España.

España ratifica la prohibición de mutilaciones estéticas en perros de compañía

Si bien ha tardado algunos años, España ratificó el Convenio Europeo para la protección de animales de compañía, establecido en 1987. Con ello, fue el 18° país europeo en sumarse a la iniciativa que, entre otras cosas, prohíbe la mutilación estética en perros de compañía, como el corte de orejas y cola.

Anteriormente, prevalecían las ordenanzas dictadas por cada comunidad autónoma respecto a este tema. Así, la mutilación estética solo estaba prohibida en siete comunidades españolas: Cataluña, Aragón, Andalucía, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra.

Tipos de perros de caza

Con la adhesión a dicho convenio, España también concuerda con la regulación la utilización de animales en actividades recreativas, entre las que se incluye la caza deportiva.

Según la nueva determinación, los perros solo pueden ser empleados en actividades que no presupongan cualquier tipo de sufrimiento o pongan en riesgo su salud.

Adicionalmente, el Convenio Europeo para la protección de animales de compañía también obliga al Gobierno español a tomar medidas concretas para combatir la sobrepoblación callejera.

Corte de cola en perros de caza: ¿mutilación estética o adaptación funcional?

Históricamente, las razas caninas entrenadas para la cacería han tenido su cola amputada como una adaptación funcional. Es decir, que se cortaba la cola del can para que pudiese registrar un mejor desempeño en la actividad para la que es entrenado.

La práctica era tan común que incluso los perros de compañía tenían la cola cortada por pertenecer a una raza típicamente empleada para la caza, aunque jamás se dedicarían a esta actividad. De hecho, no hace muchos años era prácticamente imposible encontrar un can perteneciente a dichas razas con su cola original.

Tras la adhesión de España al Convenio para la protección de animales de compañía, la cuestión se ha vuelto muy controvertida. Por un lado, es clara la prohibición del corte de orejas y cola por motivos estéticos, así como a la utilización de animales en actividades peligrosas.

Cuál es la mejor raza de perro para cazar

Una problemática, diferentes perspectivas

Según los animalistas, los perros de caza no dejan de ser animales de compañía, con la diferencia de que son entrenados para esta actividad por decisión de sus dueños.

También se dice que no tiene sentido diferenciar los derechos de los perros por su raza o someterlos a las voluntades de sus propietarios. Adicionalmente, estos argumentos reafirman que la amputación de una parte del cuerpo de un animal debería ser siempre entendida como innecesaria, con la excepción de que se trate de una práctica recomendada por el veterinario.

Por su parte, varias sociedades internacionales continúan incluyendo el corte de cola como parte del estándar de las razas de perros de caza. No obstante, muchas ya han actualizado su perspectiva al entender esta práctica como una mutilación estética innecesaria.

Pero, en medio a tantas polémicas, ¿qué dicen los cazadores?

En la práctica, cazadores y criadores de perros de caza se unen contra las prohibiciones legales y piden a la administración que se garanticen los derechos individuales de los amantes y profesionales de la caza.

Lógicamente, la prohibición no ha caído nada bien a los cazadores y criadores de perros de caza; estos profesionales se sienten perjudicados por lo que consideran una ‘radicalización animalista’. Según sus representantes, sería irresponsable equiparar un can de caza debidamente entrenado y un perro doméstico adoptado con fines de hacer compañía.

Además, apuntan a que las actuales leyes en España respecto al maltrato y abandono animal son poco claras y no están redactados por expertos en materia de etología y comportamiento canino. Por ello, solicitan que el Estado intervenga para aclarar y poner límites en las actuales prohibiciones.

  • Ecologistas en acción. 2016. El impacto de la caza en España. Extraído de: https://spip.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/informe-impacto-caza.pdf
  • Ratificación España Convenio Europeo de animales de compañía. 2017. Extraído de: https://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2017-11637