Cuando los tiburones cazaban pterosaurios

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
· 31 diciembre, 2018
El estudio de unos fósiles podría revelar que los tiburones prehistóricos podrían haber cazado reptiles voladores como el pterosaurio en pleno vuelo

Los tiburones son animales legendarios que llevan en el planeta mucho más de lo que pensamos. Los antepasados de las especies actuales convivieron con dinosaurios y otros grandes lagartos, lo que creó escenas que hoy resultarían de ciencia ficción.

Los tiburones prehistóricos como el megalodón convivieron, por ejemplo, con los temidos reptiles voladores conocidos como pterosaurios. Pudiera parecer que animales que lideran en ecosistemas tan distintos nunca interaccionaron entre ellos, pero unos investigadores han hecho un descubrimiento interesante.

Los fósiles estudiados se encontraban en el Museo de Historia Natural de Los Angeles, y revelan un curioso duelo entre estos animales: un pterosaurio podría haber sido derribado por un tiburón en pleno vuelo.

La imagen de tiburones saltando del océano para capturar a una presa no es nueva, y a día de hoy existen escenas similares con tiburones y aves. Sin embargo, imaginarse a estos dos colosos hace millones de años resulta apasionante.

El pteranodon, un gigante en los cielos

En concreto, los investigadores han estudiado las vértebras de un pterodáctilo conocido como pteranodon de hace 80 millones de años, en las que un diente de tiburón causó estragos.

Pterosaurio fósil.

El pteranodon fue un pterosaurio que vivió en Norteamérica, y no era un animal pequeño: su envergadura duplica a la de las aves más grandes que tenemos hoy en día, pues medía seis metros de punta a punta del ala.

Este enorme saurio volador pudo llegar a los 100 kilos de peso, por lo que se trata un animal de enorme envergadura. Para abatir a semejante criatura haría falta a un tiburón que también supere las proporciones de los escualos que viven hoy en día.

El tiburón ginsu, un temible cazador

Y esa especie de tiburón no es otra que el tiburón ginsu del género Cretoxyrhina, un escualo de finales del Cretácico que pudo superar perfectamente los siete metros de largo. Aunque no mucho mayor que un actual tiburón blanco, y de aspecto similar, sin duda este animal pudo capturar un pteranodon.

El ginsu es un tipo de cuchillo que existe en Asia y que le valió el nombre debido a sus más de 70 afilados dientes de más de siete centímetros de largo, lo que hacía que despedazar a sus víctimas fuese relativamente sencillo.

Tamaño del diente del megalodón

Este animal no solo era capaz de cazar reptiles voladores: los mosasáurios y plesiosaurios, origen del mito del monstruo del lago Ness, también sucumbieron a este tiburón, junto a tortugas prehistóricas.

Algo que sorprendió a los investigadores fue el hallazgo en sí: dado que los huesos de estos animales estaban hechos para el vuelo, y los dientes de tiburón no se desprenden con facilidad, lo más normal es que un mordisco a estos animales desemboque en la fractura total del hueso sin presencia de dientes.

En realidad, la imagen es engañosa, y perfectamente podría haber sido una predación sobre un cadáver, o una captura en el momento en el que pteranodon introducía parte de su cuerpo en el agua para consumir pescado, pero es algo imposible de saber.

https://news.usc.edu/153222/fearsome-shark-flying-reptile-what-happened-when-these-massive-creatures-met-millions-of-years-ago/