¿Cuáles son los cuidados de un bulldog americano?

EL bulldog americano es una raza descendiente del bulldog inglés, parecido a él, pero mucho más alto y esbelto.
¿Cuáles son los cuidados de un bulldog americano?
Silvia Conde

Escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde el 20 febrero, 2021.

Última actualización: 20 febrero, 2021

El bulldog americano es una raza descendiente del bulldog inglés. De hecho, su aspecto es muy parecido al del bulldog original. A pesar de ello, esta variedad canina no es una raza reconocida por la Federación Cinológica Internacional (FCI), aunque sí por otras entidades como el United Kennel Club (UKC).

El bulldog americano se caracteriza por ser un perro de tamaño mediano a grande, con los típicos rasgos faciales de los bulldogs. Sin embargo, su cuerpo es mucho más esbelto, fuerte y atlético. Conócelo todo sobre sus cuidados en las siguientes líneas.

Características del bulldog americano

El bulldog americano es originario de Estados Unidos y descendiente de su familiar inglés. Por su aspecto, nos podemos imaginar cómo fueron los primeros bulldogs ingleses, aquellos que se usaban en peleas de perros antes de que se ilegalizaran en el siglo XIX.

Aunque compartan origen, ambas razas se han desarrollado de forma diferente. Este can es el más alto de los bulldogs. Los machos pueden llegar a medir alrededor de los 70 centímetros y las hembras rondan los 60.

Son de complexión fuerte y atlética, por lo que necesitan un tiempo de ejercicio diario para mantenerse en forma. Por esta razón, se los consideran canes bastante activos.

La cara es lo más parecido que tiene este can a un bulldog inglés. Es un perro braquicéfalo, con una cabeza ancha, ojos redondos, hocico cuadrado y grueso y una nariz ancha con fosas nasales amplias. El pelaje es corto y apretado y puede ser casi de cualquier color.

La combinación del cuerpo esbelto y fuerte junto la cabeza típica de los braquicéfalos hace relativamente fácil confundir a este can tan especial con otras razas, como el bóxer o el dogo argentino.

Un bulldog americano sonríe.

Cuidados de un bulldog americano

Como cualquier perro, este tipo de bulldog necesita unos cuidados básicos de alimentación, higiene y actividad física. Además, debido a su fuerza, tamaño y carácter, es recomendable una buena educación desde cachorro y la práctica de ejercicio diario. Te contamos la clave del cuidado de estos canes.

1. Realiza una buena socialización desde cachorros

Por su propia naturaleza, el bulldog americano tiene carácter de guardián, ya que se siente protector de los miembros de su familia, por lo que puede ser un poco reacio a los extraños si no se le acostumbra desde cachorro. Para solventar este problema, es fundamental una buena socialización y educación temprana.

Por estas razones, es aconsejable que el tutor del bulldog tenga cierta experiencia previa con perros y esté dispuesto a dedicar tiempo a la educación y adiestramiento para conseguir un perro adulto equilibrado. Esta es la clave para prevenir problemas de agresividad.

2. Practica ejercicio y adiestramiento con regularidad

Los bulldogs americanos son canes con mucha fuerza y energía. Por ello, necesitan diariamente largos paseos donde, además de caminar, puedan utilizar su olfato. Para estos perros suelen funcionar bien los deportes como el canicross, ya que tienen una gran demanda de desgaste energético.

Son animales con gran resistencia, así que aguantarán a buen ritmo tus pasos y te mantendrán en forma. Los deportes para perros de protección —como el schutzhund o mondioring, entre otros— pueden ser muy útiles si se cuenta con la ayuda de un profesional en el área, porque también hacen uso del adiestramiento.

3. Acude a revisiones en el veterinario

Cualquier mascota que tengas a tu cargo debería llevar un control de su salud en el veterinario. Las vacunas, analíticas —sobre todo cuando son animales mayores— y exploraciones periódicas son necesarias para mantener a todos los seres vivos sanos y felices.

Los bulldogs americanos son canes fuertes, con buena salud. La raza casi no presenta problemas hereditarios, más allá de la displasia de cadera y la aparición de tumores con la edad más avanzada. Para prevenir los problemas de displasia, es conveniente realizar un ejercicio controlado y regular su anatomía desde que el can es pequeño.

4. Mantén una buena higiene

Las razas de pelo corto como el bulldog americano no requieren cuidados muy especializados para mantener el pelaje. Con un cepillado regular para eliminar el pelo muerto, baños cuando sean necesario y una atención algo más especial en los pliegues de su piel para evitar infecciones, es suficiente.

Un bulldog americano posando.

Estos son los cuidados principales del bulldog americano. Como cualquier otro perro, este necesita una buena educación y socialización mientras es cachorro. Debido a su potencia física, requiere también un ejercicio moderado y regular, además de un esfuerzo a la hora del adiestramiento para evitar problemas de agresividad por su carácter protector.

Antes de adquirir cualquier ejemplar de una raza de perro concreta, infórmate sobre sus características, necesidades y cuidados y evalúa si tienes suficientes capacidades y tiempo para proporcionárselos.

Te podría interesar...
Diferencias entre bulldog francés y bulldog inglés
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Diferencias entre bulldog francés y bulldog inglés

Son similares por su aspecto robusto y cuerpo fuerte, pero,¿te gustaría saber cuáles son las principales diferencias entre bulldog francés y bulldo...



  • soyunperro.com
  • mascotalium.com