¿Cuál es la causa de que un perro incline la cabeza hacia un lado?

Mariela Ibarra Piedrahita · 12 abril, 2015

Posiblemente uno de los gestos más reconocidos y adorables que tienen los perros, se da cuando ladean la cabeza haciendo un gesto de desconcierto que resulta sumamente conmovedor. Muchos cuidadores de perros se preguntan frecuentemente a qué se deberá esta conducta, así que revisemos algunas de las posibles causas para que un perro incline la cabeza hacia un lado.

Las razones por las que tu perro realiza esta acción son muy variadas, puede darse como respuesta a nuestra voz o a estímulos sonoros en general, pero también puede indicar que el perro está padeciendo algún tipo de enfermedad.

Estímulos sonoros

Desafortunadamente, hasta el momento no existen estudios que den luces científicas sobre este fenómeno. Sin embargo, algunos especialistas en animales han sugerido que los perros inclinan la cabeza para dejar uno de sus oídos más expuestos y poder escucharnos mejor.

perro inclina la cabeza

Lo mismo ocurre con los sonidos desconocidos o lejanos, se trata de abrirle espacio a la mayor cantidad de aire posible para aumentar un poco su capacidad auditiva y su concentración, pudiendo determinar, por ejemplo, el origen del sonido. Los perros son extremadamente curiosos y querrán conocer cualquier clase de alteración en su entorno, tratarán de buscar la fuente de lo que les llame la atención e irán a explorarla.

Un grupo de expertos sugiere que es una respuesta programada que nosotros mismos les hemos inculcado sin querer. Una de las maneras más fáciles de enseñar algo a un perro es a través del refuerzo positivo y muchas veces les reforzamos conductas que van de lo dulce a lo arriesgado. Un ejemplo de esto es cuando se les saluda y nos recibe efusivamente, saltándonos encima en un estado de completa excitación. De acuerdo a esta hipótesis, los perros aprenden que, asumiendo esta postura mientras se les habla, son más propensos a recibir caricias o recompensas, por lo tanto correspondería a una conducta aprendida.

Una de las posturas más innovadoras sugiere que esto no tiene que ver con el oído, sino con la vista. Lo que demuestra es que a los perros se les dificulta ver el rostro de sus interlocutores por el lugar en que está ubicado su hocico. Si ponemos nuestro puño cerrado sobre nuestra nariz y miramos hacia arriba, podremos entender un poco cómo es la limitada visión que tiene un perro, pues se pierde gran parte del rostro de su amo debido a los puntos ciegos que les da su trompa, por lo tanto ladean la cabeza para eliminar este punto ciego y poder observar el rostro de su interlocutor en su totalidad, lo que apuntaría a que los perros con hocicos cortos o caras planas no tendrían tanta necesidad de hacer esta acción. Sin embargo, esto no corresponde a una realidad estadística y aún no se ha probado.

Un problema de salud

Además de lo que hemos planteado anteriormente, una razón muy preocupante por la que nuestro perro ladea la cabeza tiene que ver con su salud, específicamente con su oído.

cachorro rasca

Si además de ladear la cabeza con frecuencia tu perro padece la siguiente sintomatología lo mejor es que lo vea un veterinario:

  • Sacude la cabeza demasiado, la inclina de un lado a otro, no la deja quieta durante mucho tiempo y se ve visiblemente irritado.
  • Presenta enrojecimiento o irritación en la parte rosada y desnuda de la oreja interna.
  • Tiene sangrado, exceso de fluido.
  • Acumulación de pelo o cera.
  • Dolor evidente en la zona, dolor, descamación, cambios de conducta.
  • Desatención de llamados (puede significar pérdida de capacidad auditiva).

Las enfermedades relacionadas con el oído también afectan el equilibrio del can, así que este puede empezar a caminar en círculos y a mostrarse desorientado. Algunas de las causas de estas dificultades pueden deberse a problemas congénitos, malformaciones del canal auditivo, lesiones nerviosas, otitis, infecciones crónicas o reacciones alérgicas a alimentos o medicamentos.

Así que es mejor que estés pendiente de los comportamientos que acompañan la acción de ladear la cabeza, tú conoces a tu mascota mejor que nadie y sabrás cuando algo anda mal.