¿Cuál es el mejor antiparasitario externo?

3 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
A la hora de elegir un antiparasitario externos, debemos saber que hay diferentes calidades y tipos, como los collares, las pipetas y los sprays

Al adoptar a una mascota nos volvemos responsables de su salud y cuidado. Además de ofrecer una alimentación adecuada y todo nuestro cariño y atención, también es importante tener en cuenta algunos cuidados preventivos de salud.

Entre estas atenciones necesarias se encuentran por supuesto las vacunas, pero también las desparasitaciones periódicas, tanto internas como externas, que son realmente indispensables.

Las desparasitaciones deben ser capaces de prevenir y combatir de forma efectiva los parásitos que pueden afectar a nuestra mascota. Es por eso que se deben escoger siempre los mejores productos, de calidad y eficacia comprobadas. A continuación, veremos algunas pistas para elegir el mejor antiparasitario externo para nuestros canes.

Los parásitos externos de las mascotas

Los parásitos externos de las mascotas son aquellos que viven en la piel o el pelo del animal. Los más comunes son pulgas, piojos, garrapatas e insectos voladores. La mayoría son inofensivos y solo provocan picazón y molestias menores; sin embargo, algunos pueden ocasionar problemas más serios.

El hecho de que los parásitos de una mascota no se vean no quiere decir que no existan. Cuando hay unos pocos, por lo general son difíciles de detectar a simple vista. Sin embargo, si los parásitos son fácilmente visibles, es posible que la infestación ya esté muy avanzada y sea más difícil de curar.

Peligros de los parásitos externos

Los parásitos pueden causar muchas molestias a las mascotas. Estas pueden ser más o menos graves, dependiendo del tipo de parásitos y de la magnitud de la infestación. Por lo general, sus picaduras ocasionan picazón e irritación en la piel. También pueden ocasionar afecciones dermatológicas que pueden ocasionar riesgos importantes.

Rickettsia rickettsii: garrapata

Los problemas más graves son causados por las peligrosas enfermedades que pueden transmitir; algunas de ellas incluso pueden llegar a ser mortales.

Los parásitos externos pueden ser intermediarios de enfermedades como ehrlichiosis, leishmaniasis, filariosis, anemia infecciosa felina, entre otras. Las transmiten a través de su picadura al huésped final, a las mascotas o los seres humanos.

Una de las afecciones más comunes de las mascotas, causada por los parásitos externos, es la dermatitis alérgica. Se produce por una reacción alérgica de la mascota a la picadura de un parásito, generalmente las pulgas.

Esta afección en la piel del animal genera una gran irritación, que a su vez provoca que la mascota se rasque sin parar, por lo que podría llegar incluso a provocarse profundas heridas.

Tipos de antiparasitarios externos

En el tema de los parásitos externos, la mejor actitud siempre es prevenir en vez de curar. Una vez que la infestación se produce, será mucho más difícil terminar con ella. Es por eso que es de vital importancia utilizar periódicamente un antiparasitario externo para prevenir parásitos en los perros y gatos.

Antes de elegir un producto es necesario fijarse muy bien contra qué tipo de parásitos protege y por cuánto tiempo. Es importante verificar también que el producto contenga insecticida y no solo repelente; de esa forma, eliminará a los parásitos en lugar de solo ahuyentarlos.

Spray antipulgas y garrapatas para perros

En el caso de los antiparasitarios externos, existe una gran variedad de productos. Los principales y más efectivos son los collares, las pipetas y los sprays.

Los collares antipulgas y antiparásitos son bastante cómodos y tienen una duración que varía entre los tres y ocho meses. Las pipetas para parásitos externos son relativamente nuevas y, generalmente, requieren una aplicación mensual. Su aplicación es fácil y rápida.

Finalmente, los sprays antiparasitarios externos tienen una acción inmediata. Se recomiendan más para mascotas que ya están infestadas con pulgas, piojos o garrapatas que para prevenir una posible infestación. Su aplicación requiere cierta habilidad y paciencia, pero suelen ser muy eficaces.

¿Cómo elegir el mejor antiparasitario externo?

En el mercado existe una gran variedad de antiparasitarios externos, con diferentes precios. Sin embargo, la elección de los más baratos no siempre es una buena idea; los productos de dudosa eficacia y procedencia pueden ser nocivos para nuestra mascota.

Es necesario recordar que estos productos están hechos con potentes sustancias químicas, así que siempre lo recomendable es la consulta al veterinario.

El mejor antiparasitario dependerá de cada caso específico. Hará que considerar si se trata de un perro o un gato, la edad del animal, el lugar donde vivimos (si es una zona urbana o rural), la época del año, etc… Y, por supuesto, habrá que probar cuál es el producto mejor tolerado por tu mascota.