7 cosas que haces sin saber y que acortan la vida de tu perro

No hay trucos mágicos para que un perro viva muchos años, sino que se trata de no descuidar ciertos aspectos. Vamos a verlos.
7 cosas que haces sin saber y que acortan la vida de tu perro
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 07 julio, 2022

Toda aquella persona que se compromete a cuidar de un animal quiere que este viva feliz y muchos años. No obstante, sin adquirir conocimientos previos es fácil que un veterinario te señale ciertas cosas que haces que, sin querer, acortan la vida de tu perro.

Esto es, precisamente, de lo que vamos a hablar en este espacio. Acciones que, de desconocerse su efecto, tienen un impacto negativo en la salud del perro y que, por consiguiente, acortan su esperanza de vida. No te las pierdas, pues nunca es tarde para mejorar los cuidados que se les dan a estos animales.

Cosas que haces sin querer, pero que acortan la vida de tu perro

Un perro bien cuidado puede llegar a vivir 15 años, incluso más en ciertos casos. Sin embargo, esta cifra no es fruto de la casualidad, sino que resulta de una serie de buenos cuidados que no se deben olvidar a lo largo de la vida del animal. Vamos a ver algunas costumbres que se deben evitar a este respecto.

1. Darle una mala alimentación

¿Sabes cuáles son las preguntas más comunes en perros?

Somos lo que comemos, tanto si somos humanos como si no. Es mucha la insistencia que emplean los veterinarios respecto a la dieta de los perros, pues no solo se controla así el peso del animal. Mediante la composición del pienso se equilibra la salud general del can, previniendo así futuros problemas como los cardiovasculares, la diabetes o las enfermedades dentales.

De media, un perro adulto sano y entero debe consumir un 18 % de proteínas y un 5 % de grasas en su alimentación diaria.

Es lógico que tu can pida lo que tienes en el plato. Huele bien y tú lo estás comiendo, así que querrá que lo compartas. Aunque sean especialistas en ablandar tu corazón, sé constante con su educación al respecto, pues muchos de los componentes de tu comida no son aptos para canes. Darle esos caprichos solo tendrá un efecto negativo en su organismo a largo plazo.

2. No limpiarle adecuadamente

Si bien es cierto que los canes se acicalan por sí mismos, no se debe olvidar que no lavarles es una de las cosas que haces por omisión y que acortan la vida de tu perro. Cada ejemplar necesita una frecuencia de bañado propia en función de su pelaje y el estilo de vida que lleve. Tampoco olvides que sus uñas, orejas y dientes también requieren cuidados especializados.

Sin una higiene adecuada es frecuente que aparezcan problemas de parasitosis e infecciones.

3. No sacarle a pasear o no hacerle ejercitarse

Un perro que no se ejercita regularmente comenzará a deteriorarse a los 5 años, aproximadamente. Los canes, como cualquier otro animal, necesitan moverse, gastar energía y salir a la calle. No hacerlo es perjudicial tanto para su salud física como mental, pues la estimulación que recibe en la calle no se puede comparar con la que tiene en su casa, que es mucho más limitada.

4. No educarle o ayudarle a socializar

Ahora que muchas personas se decantan por la adopción, es fácil encontrar casos de animales maltratados o que han llevado una vida indigna hasta llegar a su hogar definitivo. Por tanto, muchos de ellos desarrollarán problemas de comportamiento y de socialización de no intervenir al respecto.

Un perro necesita de la guía de su tutor para aprender a convivir con todas las especies que le rodean, humanas o no, domésticas o silvestres. De lo contrario, aumenta la probabilidad de accidentes y se deteriora la salud mental del can.

5. No llevarle a sus revisiones periódicas

Otra de las cosas que haces sin saber y que acortan la vida de tu perro es confiarte con el calendario de vacunas, desparasitaciones y revisiones. Seguir este plan previene enfermedades comunes en el can, como el moquillo o la rabia, además de protegerle contra parásitos internos o externos.

Pero hay algo más a tener en cuenta. Cuando vacunas a tu perro, no solo estás protegiéndole a él, sino a todos los demás canes y especies susceptibles de zoonosis. Por eso, nunca dejes de acudir al veterinario cuando toca.

El origen de la medicina veterinaria.

6. Utilizar químicos en presencia de tu perro

Muchos de los productos que se elaboran para la limpieza del hogar, la cosmética o el mantenimiento de jardines, por ejemplo, únicamente se preparan para no intoxicar a los humanos. Aun así, tú sabes que no debes beber un sorbo de lejía, pero tu perro no.

Aunque tu perro no sea de los que juegan con un bote de amoníaco, procura siempre mantener estos productos lejos de su alcance. También debes leer las etiquetas, pues muchos de ellos nunca deben usarse en su presencia.

7. Crear un ambiente estresante

Los ruidos fuertes, las peleas e incluso la ausencia de estimulación son un factor de estrés para los perros. Mantener un ambiente tranquilo en casa y con una estimulación adecuada para tu cánido es tan importante como darle una buena alimentación o sacarle a hacer ejercicio.

Al igual que en los humanos, la tristeza y el estrés acortan la vida de un perro.

Es posible que estos condicionantes te parezcan insignificantes en el día a día (“¿qué puede pasar porque hoy se coma un trozo de pizza?”), pero la clave para alargar la vida de tu perro está en la constancia. No vas a sumar años de vida hoy ni mañana, pero sí día a día. No descuides sus necesidades.

Te podría interesar...
4 consecuencias de no sacar a pasear a los perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
4 consecuencias de no sacar a pasear a los perros

Aunque parezca evidente, las consecuencias de no sacar a pasear a los perros pueden ser graves. Este ejercicio es muy necesario.