Corydoras: ¿cómo mantienen los acuarios limpios?

28 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Puede que los bagres cory sean unos de los animales más pacíficos que se pueden tener en un acuario. Además, lo dejarán reluciente.

Los peces corydoras, también conocidos como bagre cory, son unos pequeños animales de agua dulce muy populares entre los aficionados a la acuariofilia, tanto principiantes como expertos. ¿Qué es lo que hace que estos peces sean tan queridos en los acuarios?

Estos tipos de peces son famosos por su alta actividad diurna, que los diferencia de otros bagres. Por ello, el tutor puede disfrutar al observar todas las divertidas conductas de las corydoras a plena luz del día.

Otra de las razones de su popularidad es que estos animales de fondo mantienen los acuarios bastantes limpios de desechos. Si tienes una pecera de agua fría, estos peces son unos de los imprescindibles en el ecosistema.

¿Cómo son los peces corydoras?

Los peces corydoras son un género de la familia Callichthyidae, que incluye alrededor de unas 160 especies. Son animales de agua dulce que disfrutan de vivir a una temperatura entre 22 y 28 grados centígrados, aunque ciertas especies como el bagre cory salpicado (Corydoras paleatus) y el bagre julii cory (Corydoras julii) prefieren mantenerse en el extremo más frío.

Por otro lado, pueden vivir en un amplio rango de pH, entre 6,5 y 7,8. De este modo, su convivencia con más peces es posible y recomendada. De hecho, los corydoras son animales muy pacíficos y no se pelearán con ningún otro pez del tanque.

A pesar de ser bagres, los corys no suelen alcanzar un gran tamaño, pues se mantienen entre los 2,5 y los 10 centímetros de longitud. Tienen el cuerpo protegido por una placas óseas, de ahí su nombre. Además, presentan unas espinas en las aletas que liberan veneno cuando se estresan. ¡Nunca cojas a un corydora con las manos desnudas!

Una corydora panda sobre una roca.

Como dijimos, son peces muy activos durante el día, por lo que podrás ver sus comportamientos en casi todo momento. Asimismo, deben vivir en grupos de pocos individuos si el tanque es pequeño. En la naturaleza las dinámicas son distintas, pues forman colonias de entre 20 y 100 individuos.

Las especies más utilizadas en acuariofilia son: cory albino (Corydoras aeneus), el cory panda (Corydoras panda), el cory verde esmeralda (Corydoras splendens) y el cory pigmeo (Corydoras pygmaeus). Aún así, existen otras muchas más.

Fama de buenos limpiadores

Los corydoras deberían ser la primera opción para formar un equipo de limpieza dentro del acuario para cualquier acuariofílo. Estos peces mantienen el agua y el sustrato limpios, ya que van comiendo toda la comida que cae desde la superficie mucho antes de que comience a descomponerse y a producir amoniaco.

No obstante, los desperdicios no deberían ser el único alimento del bagre cory, ya que nunca se sabrá si los ejemplares presentes en el acuario están comiendo lo suficiente. Por tanto, es importante alimentar paralelamente a los corydoras con pastillas de fondo.

La dieta de los peces corydoras

Los corydoras son peces carnívoros y se alimentarán de los desperdicios —alimento no comido— de otros peces. Por otro lado, a veces esta cantidad de comida no es suficiente, por lo que habrá que ofrecerles gusanos, tanto vivos como congelados. Sus preferidos son los gusanos negros y los gusanos de sangre.

Uno de los comportamientos más divertidos de observar es cuando los corydoras son alimentados en superficie. Estos animales se colocan en grupos y suben de uno en uno rápidamente, toman el alimento y vuelven a bajar.

Otro factor importante sobre la dieta de los bagres cory es que no se alimentan de algas. Por tanto, cuando limpian el sustrato del acuario, solo estarán consumiendo los restos de alimentos. Debes tenerlo en cuenta y colocar otro animal en la pecera que cumpla esta función.

El mejor sustrato para los bagres cory

Cuando se quiere tener peces corydoras, la selección del sustrato para el acuario es muy importante, mucho más si se quiere que estos peces cumplan su función limpiadora. En su hábitat natural, el sustrato de los ríos donde viven está compuesto por arena fina y por grava con bordes afilados.

Los bagres cory tienen unos pequeños bigotes y barbillas que les ayudan en su búsqueda del alimento a ras de suelo. Si el sustrato tiene demasiadas grietas, el alimentos desperdiciado por otros peces podría colarse entre las ranuras y quedar inaccesible para los cory.

Por otro lado, dada la naturaleza del sustrato en su hábitat salvaje, si se observa que los bigotes del animal se dañan no es por lo afilado de la grava. Esta parte del cuerpo de los peces es tan sensible que, si la calidad del agua se ve comprometida, esta será la primera zona del animal que sufrirá las consecuencias.

Dos corydoras en el fondo de un acuario.

Sin duda alguna, los corydoras son uno de los mejores limpiadores del acuario de agua fría. Su trabajo en equipo, su simpática conducta y la belleza de estos peces los convierten en uno de los imprescindibles en los tanques.

  • Barker, D., Allan, G. L., Rowland, S. J., & Pickles, J. M. (2002). A guide to acceptable procedures and practices for aquaculture and fisheries research. NSW Fisheries Animal Care and Ethics Committee, NSW Fisheries: Sydney.
  • Huysentruyt, F., & Adriaens, D. (2005). Descriptive osteology of Corydoras aeneus (Siluriformes: Callichthyidae). Cybium, 29(3), 261-73.
  • Kramer, D. L., & Braun, E. A. (1983). Short-term effects of food availability on air-breathing frequency in the fish Corydoras aeneus (Callichthyidae). Canadian journal of zoology, 61(9), 1964-1967.