¿Cómo convertirse en el mejor dueño para una mascota?

Al igual que sucede con la paternidad, no nacemos sabiendo cómo ser el mejor dueño para una mascota. La buena noticia es que podemos aprender “en el momento”. Siempre que tengas buenas intensiones, seas afectuoso y cumplas con sus cuidados básicos, serás el héroe de tu perro o gato.

Tips para ser el mejor dueño para una mascota

Más allá de atender las necesidades primarias de los animales, hay otros hábitos que te convierten en el mejor dueño para una mascota. ¿Te gustaría saber cuáles son? Aquí te los contamos:

1. Presta atención a su salud

Lleva a tu mascota al veterinario para un chequeo general una vez al año. No olvides de cumplir con el calendario de vacunas obligatorias y, si lo prefieres, con las secundarias. El profesional se encargará de realizar ciertos exámenes para asegurarse de que esté bien de salud. De lo contrario, indicará un tratamiento adecuado. Observa al animal en busca de signos o síntomas de enfermedad, dolor o incomodidad.

Perro sujeto por una persona

2. Evita la proliferación de parásitos

Las pulgas y las garrapatas son un problema habitual en los perros. Más allá de que es molesto para el animal estar rascándose todo el día, lo cierto es que estos parásitos pueden generar enfermedades (incluso algunas para las personas). Adminístrale un remedio eficaz para eliminarlos, según las características de la mascota. Hay diferentes opciones.

3. Ofrece comida saludable

Puedes pedirle recomendación al veterinario o al criador, así sabrás qué alimento es mejor para él. El tipo, la cantidad y las ingestas dependerá de la edad, la raza, el peso y las actividades que realice a diario. Una dieta saludable es sinónimo de un perro sano. Si quieres ser el mejor dueño para una mascota, asegúrate de darle la comida que necesita.

Por supuesto, no puedes olvidarte del agua. La hidratación es fundamental (como sucede con las personas). Recuerda cambiar el agua del bebedero todos los días, sobre todo en verano y si el recipiente queda al sol muchas horas. Que tu perro nunca se quede sin agua fresca.

4. Limpia sus dientes

O puedes llevarle al veterinario para que lo haga. Por si solos, ellos no pueden cumplir con la higiene bucal, así que deberás ayudarle si deseas ser el mejor dueño para una mascota. Hay productos caninos similares al dentífrico, pero si te lo pone muy difícil, puedes comprarle golosinas masticables que limpian los dientes, los colmillos, las encías, etc.

5. Esterílizalo

La castración es una de las mejores maneras de ser un buen dueño por muchas razones. Para comenzar, porque estarás evitando la proliferación de perros callejeros o abandonados, y porque reducirás los problemas de salud que los animales sin esterilizar suelen tener (cáncer de mama, de ovario o de testículos). Además, los perros castrados son más tranquilos, no se pelean, no se escapan… Ten cuidado, porque también suelen sufrir obesidad. Presta atención a su dieta.

6. Ponle una placa o chip

Aunque el animal esté castrado y pasee siempre con correa, nunca sabemos qué puede sucederle si se asusta o hay un accidente. Las placas son muy baratas y llevan su nombre y tu teléfono para que quien lo encuentre te contacte y podáis reencontraros. En el caso de los chips (obligatorios en muchos países y ciudades), ayudan a encontrar más fácilmente a los perros.

7. Báñalo y péinalo

Más allá de una cuestión estética, lo cierto es que los animales precisan estar limpios. La frecuencia dependerá del tipo de pelaje (corto, mediano o largo), la época del año (en verano pueden ensuciarse más), las actividades (no es lo mismo un perro sedentario que uno activo), y hasta la edad (los cachorros son más propensos a la suciedad). Utiliza champú para mascotas y no te olvides de secarle muy bien. Que no salga a la calle estando húmedo. Aprovecha para cepillarle el pelo y dejarlo sedoso y brillante.

8. Juega con él

Es verdad que hoy en día no tenemos demasiado tiempo libre, pero si quieres ser el mejor dueño para una mascota, tendrás que prestarle atención (de lo contrario, te recomendamos que no adoptes un perro o gato). Los peludines se ponen muy felices cuando juegan con las personas. Arrójale una pelota, llévalo al parque, rueden por el césped y permite que juegue con otros perros.

Categories: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar