Consejos para ir al zoo con niños

Francisco María García · 23 agosto, 2018
A la hora de hacer una visita al zoo con niños, hay que seguir una mínima planificación para que la experiencia sea gratificante para los pequeños

En la actualidad, ir al zoo con niños es una propuesta no solo entretenida, sino también educativa. Los actuales zoológicos permiten que los más pequeños entren en contacto con la naturaleza y descubran especies exóticas que jamás podrían ver en su día a día.

De esta forma, y a través de una propuesta pedagógica, ayudamos a fomentar de manera temprana la consciencia sobre el cuidado del medio ambiente y el respeto por la vida.

Afortunadamente, el concepto de zoológico ha cambiado, y en la actualidad ya no significa ver animales tristes y enjaulados. El zoo en España está diseñado para ofrecer las condiciones óptimas para el desarrollo físico y mental de las especies que alberga.

Además, estos centros desarrollan investigaciones sobre la conservación de muchas especies en riesgo de extinción. Así, contribuyen a su reintroducción en la naturaleza al mantenimiento de la biodiversidad.

Por todo ello, un día en el zoológico puede ser la actividad perfecta para aprender y divertirse en familia. A continuación, veremos algunos consejos útiles para ir al zoo con niños y disfrutar al máximo la visita.

Zoológico con niños

Consejos útiles para ir al zoo con niños

El hecho de ir al zoo con niños es una experiencia muy enriquecedora y entretenida, pero requiere responsabilidad y paciencia.

1. Comprar entradas con anterioridad para evitar colas 

A los niños les encanta la experiencia de  descubrir nuevas especies o ver personalmente aquellos animales de las películas, vídeos y dibujos animados. Aun en plena era tecnológica e hiperconectada es imposible que un pequeño no se fascine con la belleza y majestuosidad de la naturaleza.

No obstante, es un hecho que las colas pueden ser obstáculos en el interés y las ganas, en especial para los más pequeños. Quienes ya han tenido que esperar de pie en una fila con niños saben bien lo agobiante que ello resulta. Rápidamente escuchamos cosas como estas: “¿falta mucho?”, “me aburro”, “quiero irme”, etc.

Lo recomendable al programar una visita al zoo con niños es reservar y adquirir las entradas en línea, con algo de antelación. Con ello evitaremos las filas y eliminamos una espera que suele ser muy aburrida.

2. La planificación es la clave para ir al zoo con niños 

La planificación es la clave para que ir al zoo con niños sea un paseo seguro, cómodo y entretenido. Actualmente, la gran mayoría de los zoológicos y parques ecológicos de España poseen su propio sitio web.

En estas páginas los visitantes pueden encontrar todas las informaciones más útiles, como horarios y días de apertura y cierre, dirección, teléfonos, email de contacto, etc.

También suele ser posible descargar el plano del zoo, conocer su programación, los itinerarios, eventos especiales y educativos para los niños (que suelen abundar durante las vacaciones), etc.

Con todo este material, será más fácil elegir las actividades que más interesan a tus pequeños, lo que ayudará a planificar y disfrutar al máximo tu visita.

3. Elegir bien el día y el horario de tu visita

Durante las vacaciones, los días de fiesta y fines de semana, los zoológicos suelen recibir muchos visitantes. Y ello significa que todas las atracciones estarán saturadas de gente y con filas de asientos poco atractivas.

Por todo ello, si tenemos la posibilidad de ir al zoo con niños en días menos concurridos, como de lunes a viernes, conseguiremos realizar nuestros recorridos con más tranquilidad.

Además, es aconsejable evitar llegar al zoo cerca del horario de comida, principalmente en verano. Al mediodía suele hacer mucho calor  y es muy probable que tengamos que interrumpir nuestro paseo para saciar el hambre. Después deberemos esperar que los niños tengan su siesta y repongan energía para seguir la visita.

Lo ideal sería llegar al zoo a primera hora de la mañana para caminar tranquilamente y conocer todas sus atracciones antes del almuerzo. Luego podremos planificar otra actividad durante la tarde, ya con los niños nutridos y descansados, o seguir el recorrido por el mismo zoo.

4. Cuidar el bienestar de los niños durante todo el paseo

Los niños están en plena fase de desarrollo físico, cognitivo, emocional y social, y por ello requieren cuidados específicos con su salud. Al planificar un paseo, debemos considerar algunas pautas básicas, como vestirles con ropa cómoda para que puedan caminar, jugar y aprender libremente.

Precauciones en el zoológico

Siempre hay que recordar la importancia de tener agua fresca para cuidar su hidratación, respetar sus horarios de comida y sus hábitos.

Finalmente, antes de ir al zoo con niños recordaremos llevar algunos elementos esenciales para cuidar el bienestar y las necesidades los pequeños durante la visita.Siempre vendrá bien tener a mano: protector solar, repelente de insectos, una muda de ropa limpia y fresca, algo de ropa de abrigo, algún snack ligero para no tener hambre, etc.