Consejos para animar a las mascotas deprimidas

Aitana Bellido · 26 julio, 2019
El estado de ánimo de los animales es muy importante para su salud y su calidad de vida

Aunque la depresión en perros no puede ser diagnosticada por los veterinarios, existen ciertos síntomas muy similares a los que sufren los humanos que pueden acabar deteriorando su salud.

¿Qué sintomatología experimentan las mascotas deprimidas?

Tal y como sucede con las personas, las mascotas deprimidas pierden todo asomo de interés por su entorno, se convierten en animales retraídos y faltos de energía, sin apetito ni ganas de salir fuera de casa.

Animal con depresión

Estos síntomas también pueden ser consecuencia de un problema médico subyacente, así que es conveniente llevar al animal al veterinario cuanto antes para descartar otras enfermedades. Algunas de las causas de esta sintomatología son cambios repentinos en el entorno, la llegada de otra mascota o de un bebé o cambios drásticos en su rutina.

Cómo tratar y animar a mascotas deprimidas

La mayoría de los perros suelen superar este bache emocional con un poco de cariño y ejercicio extra. Los dueños que perciben este cambio de estado de ánimo, y se centran en pasar más tiempo con sus perros haciendo lo que les gusta y dándoles premios cuando el perro participa en actividades o está más activo, tienen más posibilidades de éxito.

Si, por ejemplo, estamos ante una mascota de tamaño grande que necesita espacios abiertos y mucho ejercicio para poder ser ella misma, pero que vive en un piso pequeño en la ciudad en el que pasa mucho tiempo sola, se recomienda un cambio de entorno bastante drástico.

Perro con miedo a las visitas

Aunque ciertas razas de perros grandes puedan resultar atractivas, lo cierto es que no todos los perros pueden vivir en una gran ciudad. Y, si la sintomatología depresiva persiste a pesar de los esfuerzos del dueño, puede que sea hora de encontrar a otra persona que pueda proporcionarle el entorno que necesita.

¿Se puede medicar a un animal con depresión?

Sorprendentemente, la respuesta es sí. Existen medicamentos antidepresivos que funcionan tanto en animales como en personas, como el Prozac o el Zoloft. De hecho, existen hasta terapeutas especializados en animales que, aunque no tienen una eficacia 100 % probada, pueden ayudar a tu mascota a lidiar con comportamientos agresivos o autodestructivos.

La mayor parte de terapeutas para animales no dejan de ser etólogos. Es decir, son especialistas en conducta animal, que pueden ayudar a los dueños a mejorar su relación con su mascota y a lidiar con traumas o fobias de base que dificultan su trato con otros animales u otras personas.