Consejos para evitar el olor a perro mojado

Si tras una higiene específica y pautada la mascota sigue desprendiendo el desagradable hedor es posible que presente algún tipo de afección dermatológica

La convivencia con los perros trae muchas satisfacciones a la familia, pero también algunos problemas incómodos. Uno de ellos sucede cuando los canes se mojan, pues despiden un olor bastante fuerte y característico al que no estamos acostumbrados y que choca con la higiene de los hogares humanos.

Se trata de un hedor dulzón y ácido, similar a materia en descomposición; y puede intensificarse más en un entorno de mucho calor y humedad.

¿Cuál es la explicación de este olor? Se forma por las particularidades fisiológicas del perro. Dermatológicamente hablando, ellos poseen bajo su pelaje capas de grasa que les protegen de la deshidratación y de factores externos. Esa capa oleosa se llena de suciedad, de bacterias y sus excretas, que se quedan retenidas sin penetrar en su piel.

Al mojarse se movilizan todos los gérmenes, lo que genera un desagradable y fuerte olor. Ocurre tanto en el perro como en las superficies en contacto, como por ejemplo alfombras, muebles y el propio espacio del animal.

Perro mojado que se sacude

Tips para eliminar el olor a perro mojado

Este olor no se puede evitar a menos que el perro haya sido lavado recientemente, si bien es posible remediarlo una vez haya aparecido. A continuación, veremos algunas sugerencias:

  • Champú para perros. Debe aprovecharse la oportunidad de que la mascota está húmeda para darle un lavado con champú especialmente creado para él.
  • Extremar el secado. Hay que secar muy bien el pelaje del perro y para lograrlo no es suficiente el uso enérgico de la toalla. Un secador eléctrico de cabello es una buena opción, pero a algunos canes les aterroriza. En ese caso hay que hacerlo muy gradualmente y a baja temperatura, de forma que el animal se vaya acostumbrando.
  • Se recomienda ir cepillando al mismo tiempo para movilizar los gérmenes que producen el mal olor, sobre todo si el animal es de pelo largo.
  • Baños periódicos. Los perros no deben ser bañados con frecuencia, ya que eso elimina su capa de sebo; ello los hace proclives a sequedad, picazón e irritaciones y los vuelve vulnerables a afecciones cutáneas. El veterinario recomendará la frecuencia debida para cada tipo de animal.
  • Rutina de cepillado. Sobre todo a los canes de pelo largo les hace mucho bien el cepillado periódico. Esto distribuye su grasa, elimina partículas muertas, materia ajena y les otorga un hermoso brillo.
Bañar tu perro

Remedios caseros eficaces para el olor a perro mojado

  • Vinagre blanco. Una medida casera es rociar el pelaje de la mascota con una mezcla de agua y vinagre blanco. Este último en baja concentración para no irritar su piel y que no quede oliendo intensamente a la sustancia.
  • Bicarbonato de sodio. He aquí otro truco casero recomendado. Se indica espolvorear bicarbonato por el pelaje mientras simultáneamente se cepilla; el bicarbonato es un desodorante natural muy efectivo y sin contraindicación.
  • Desodorantes comerciales. Existen en el mercado desodorantes especialmente diseñados para evitar el olor a perro mojado o eliminarlo. Ya que se trata de fórmulas químicas, deben observarse bien sus componentes y no abusar de su uso, para no dañar la piel del animal.
  • Exposición al sol. El perro que vive constantemente en interior necesita exponerse al sol siempre que sea posible; por lo menos una vez al día dependiendo de la estación. Una exposición moderada puede disminuir el mal olor.
  • Lavar los espacios y superficies en contacto. Los espacios y superficies en contacto serán exhaustivamente lavados. De lo contrario, el perro volverá a oler mal. Una vez limpios, el uso de aspiradora y los desodorantes naturales como el vinagre y el bicarbonato pueden garantizar aún más la desodorización.
Perro lazarillo cachorro

Qué hacer si el olor persiste

Si el problema persiste a pesar de todas las medidas sugeridas, el perro podría estar sufriendo alguna afección en su piel. Sobre todo, si presenta síntomas como prurito, descamación o cambio de coloración y aspecto en áreas determinadas.

Ante esos signos es necesario consultar al veterinario, porque podría estar padeciendo atopia o dermatitis atópica, la afección dermatológica más frecuente en canes.

Esta afección, la atopia, se da por cierta predisposición genética y produce alergias a agentes como ácaros y sus excrementos, insectos, hongos y polen. También se puede ver agravada por alergias alimentarias, y hace al perro más vulnerable ante bacterias que producen mal olor.

Evitar el olor a perro mojado o remediarlo una vez presente es posible en cierta medida, dependiendo de las causas que lo produzcan. Todo ello por una buena convivencia.

Te puede gustar