La caspa en perros

Virginia Duque Mirón · 4 enero, 2018
Esta afección dermatológica aparece en canes debido a causas como la sequedad de la piel, cambios hormonales o mala nutrición; para evitarla, hay que seguir un sencillo tratamiento que podrás hacer en tu propia casa

Son muchas las afecciones que nuestras mascotas comparten con nosotros, aunque algunas a veces nos extrañen. Por ejemplo, ¿has oído hablar de la caspa en perros? Pues existe. Te contamos las causas y cómo tratarla. ¡No te lo pierdas!

Por qué aparece la caspa en perros

Hay varios motivos por los que nuestro perro podría tener caspa. Estos son algunos:

  • Sequedad de la piel. A veces, la piel se reseca por falta de algunos nutrientes que ocasionan un desequilibrio en esta. Si la alimentación de tu mascota carece de algunos nutrientes necesarios como el Omega3 u otros ácidos grasos, podría suceder esto.
  • Cambios hormonales. Estos pueden provocar que hayan unos niveles mínimos de grasas naturales y que aparezca la caspa. Dentro de estos cambios, podríamos hablar también de problemas endocrinos como el desequilibrio ovárico (en el caso de perras), hipotiroidismo o hiperadrenocorticismo.
  • Mala nutrición. Una mala alimentación no aportará los nutrientes necesarios, y esto a su vez hará que se reduzcan los niveles de líquidos y aceites naturales, lo cual provocará sequedad del pelaje y la piel, y la consecuente caspa.
Caspa en perros: causas

  • Falta de higiene. Quizá a tu perro no le guste mucho el agua y, por ello, intentes bañarlo lo menos posible. Recuerda que debes velar por su bienestar y, que sin importar si le gusta o no, hay unas pautas a seguir con respecto a la higiene de las mascotas. Si tu perro ya tiene caspa, usa champús para perros con pieles sensibles. Un lavado excesivo del pelaje puede también ocasionar caspa, ya que se podría frenar la aparición de aceites.
  • Falta de cepillado. Todos los perros necesitan al menos un cepillado semanal, aunque hay algunos que requieren más. Cuando este no se hace en la cantidad adecuada, o de la manera correcta, las células de la piel no se activan, se acumula pelaje muerto y esto puede provocar la aparición de caspa.
  • Estrés. El estrés y la ansiedad pueden causar una dermatitis que genere caspa, así como la psoriasis. Si tu mascota tiene estrés, haz ejercicio con ella; quizá solo se deba a un bajo nivel de actividad.
  • Su sistema inmunitario. Un mal funcionamiento de este podría alterar la piel y, así, aparecer la caspa.

Ahora bien, si ya te has dado cuenta de que tu perro tiene caspa, ¿cómo tratarla?

Cómo tratar la caspa en perros

Hay varias cosas que puedes hacer tanto para prevenir como para tratar la caspa en perros. Aunque este no es un gran problema, si no se trata a tiempo podría ocasionar problemas de piel más graves.

  • Cepilla su pelo con la frecuencia adecuada, para lo que tienes que tener en cuenta que hay perros que necesitan más cepillados que otros. No des por hecho que esto es un asunto sin importancia, pues el cepillado facilita la eliminación de células muertas, lo que da lugar a que nuevas se regeneren.
  • Añade aceites a su dieta. Sin importar si la alimentación de tu perro es cruda o seca, asegúrate de que bebe suficiente agua y agrega alguna comida enlatada; si puede ser, con pescado, que supondrá un aporte de aceites naturales que favorecerán su piel.
  • No lo bañes demasiado. Por darle más baños no le harás bien, sino al contrario, ya que la higiene excesiva frena la aparición de aceites grasos de la piel. Esta se reseca y entonces aparece la caspa.
Caspa en perros: tratamiento

  • Usa champús para pieles sensibles. Estos, aunque no tratan la caspa en particular, ayudarán a relajar el problema que tu mascota pueda tener en su piel y, por tanto, hacer que la caspa desaparezca.

Si después de seguir estos pasos ves que tu animal sigue teniendo caspa, acude inmediatamente al veterinario. Podría ser un problema más serio, como la sarna.