5 consejos para cuidar un minipig

Tener un cerdo en casa no es lo mismo que convivir con un perro. Si estás pensando en hacerte con uno, aquí tienes estos consejos para cuidar un minipig.
5 consejos para cuidar un minipig
Sara González Juarez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juarez el 21 Enero, 2021.

Última actualización: 21 Enero, 2021

Convivir con un cerdito en casa cada vez es más común. Los minipigs se llevan el premio como animales de compañía por su reducido tamaño —aunque su inteligencia y su simpático carácter se hacen con el cariño de todos—. Sin embargo, al ser un animal que lleva poco conviviendo con los humanos, es posible que se cometan errores en su cuidado.

Para evitar esto, aquí tienes una base de consejos para cuidar un minipig. Si bien son animales complejos y a veces difíciles de sobrellevar, con unos buenos cuidados tanto el cerdo como tú disfrutaréis de una vida plena en compañía. Sigue leyendo para saber cómo.

5 consejos para cuidar un mini pig

Los minipigs son mamíferos, omnívoros y de hábitos diurnos, por lo que son versátiles a la hora de compartir la vida con un humano. Además, son seres gregarios con un enorme repertorio de interacciones que harán las delicias de todos los habitantes de la casa.

Pero, como cualquier no humano que vive en un entorno antropizado, este carismático mamífero necesita ciertas adaptaciones. Si quieres saber cuáles son, más adelante puedes leerlas.

Un minipig en el campo.

1. Necesidades de espacio

Aunque se llamen minipigs, estos animales pueden llegar a los 40 kilos de peso. Es importante, entonces, disponer de un espacio suficiente para ellos. Además, se requiere una cierta planificación de cara al futuro, porque su esperanza de vida está alrededor de los 15 años, por lo que es importante que el espacio que se prepare sea duradero.

Por otro lado, a los minipigs —como al resto de razas de cerdo— les encanta tomar el sol, por lo que sería ideal que se dispusiera de un jardín o espacio al aire libre donde salir a broncearse y hozar. También son animales muy limpios y les encanta bañarse. Si en verano les proporcionas una piscina para ellos, disfrutarás de momentos preciosos con tu compañero porcino.

2. Consejos para cuidar un minipig en cuanto a la dieta

Tu minipig debe comer pienso específico para su especie. Los premios y caprichos están bien, sobre todo como enriquecimiento ambiental o para entrenarlo, pero es muy importante llevar un control de la dieta. Estos animales son muy glotones, ya que siempre piden más y tienen tendencia a engordar.

¿Antes hemos dicho que pueden llegar a los 40 kilos? Pues con obesidad, estos animales pueden alcanzar los 80 kilogramos de masa corporal, con todos los problemas para su salud que ello conlleva. Esto no se debe permitir bajo ningún concepto.

3. Higiene corporal

Como has leído más arriba, los cerdos son animales muy limpios —y además no sudan, por lo que su olor corporal no es fuerte—, pero no pueden acicalarse como lo harían otros animales, por lo que en la naturaleza recurren a baños y a revolcarse en la tierra para librarse de los parásitos. Esto, en una casa, es difícil.

Por esta razón, es importante mantener su higiene corporal lo mejor posible. Para ello, puedes lavar al animal con toallas húmedas o bañarlo máximo una vez a la semana. Esto mantendrá a raya los problemas cutáneos que puedan derivar de  una falta de higenización, como dermatitis o infecciones oportunistas.

4. Cuidados veterinarios

Al no ser compañeros de los humanos desde hace demasiado tiempo, no hay una legislación al respecto de sus vacunaciones y cuidados veterinarios obligatorios. De todos modos, ya que son animales que salen a la calle e interaccionan con otras especies, sí es necesario llevar un calendario con sus vacunas y desparasitaciones.

De hecho, las vacunas que protegen a los minipigs también previenen indirectamente a los humanos: hay varias enfermedades zoonóticas transmisibles entre tutor y mascota, como el cólera, que se pueden evitar con estas inyecciones.

5. Salud mental

Por supuesto, su bienestar psicológico y emocional no iba a ser menos. Se tratan de animales muy inteligentes —más que los perros incluso— y con una vida emocional compleja. Establecen fuertes lazos con sus convivientes y necesitan atención y cariño.

Además, como todo animal inteligente, manifiestan el exceso de aburrimiento a través de trastornos del comportamiento. Es muy importante mantenerlos ocupados con enriquecimiento ambiental para evitar esto, tanto dentro de casa como en el exterior. Esto puede hacerse a través de juguetes, retos intelectuales, juegos y muchas cosas más.

Los consejos para cuidar a un minipig son muchos. No es una mascota normal.

Apuntes finales de los consejos para cuidar un minipig

Como ves, un cerdo tiene necesidades especiales, como cualquier otra especie. Su forma de vida, parecida a la de los perros, hace que muchas personas caigan en el error de tratarlos como a un can.

Sin ir más lejos, el aburrimiento del que se habla más arriba desencadena comportamientos destructivos mucho peores que en los perros, y ni siquiera por ansiedad: su afán por explorar llevará a los cerdos a pasar a través de lo que sea, con el fin de sentirse estimulados.

Es por esto que es muy importante plantearse si el tutor podrá cubrir sus necesidades antes de adquirir uno, ya que las consecuencias pueden ser nefastas tanto para el minipig como para el humano. Si estos consejos para cuidar un minipig te han ayudado, seguramente estés en camino de disfrutar de unos buenos años con tu compañero porcino.

Te podría interesar...
La moda de las mascotas miniatura
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
La moda de las mascotas miniatura

Los animales de pequeño tamaño están entre las últimas tendencias sobre mascotas. ¿Cómo son las mascotas miniatura y qué cuidados necesitan?



  • . (2019). Portal veterinaria.
  • BC SPCA. (2020, 30 diciembre).