Conoce por qué tu perro sacude mucho la cabeza

Paco María García 2 enero, 2016
Que los perros sacudan la cabeza es algo que vemos a diario. No obstante, si este movimiento se torna repetitivo, debemos prestar atención a que el can no tenga un problema en sus oídos.

Cuando observamos que un perro sacude mucho la cabeza, puede deberse a muchas razones. En el peor de los casos, hay algo que le molesta en sus oídos y tenemos que intervenir con urgencia; en este caso, será necesario llevarlo al veterinario antes de que aumente la gravedad de su problema.

Los principales problemas en los oídos de nuestra mascota suelen provenir de muchas causas, como es el caso de las orejas largas. Estas impiden la correcta ventilación de los conductos auditivos y son un excelente refugio para bacterias y hongos, lo que provocará infecciones y otitis.

El caso de los cocker y sus enormes orejas que caen a los lados de la cabeza es muy característico. Por ende, sería lógico que estemos atentos a esto si vemos que el animal sacude mucho la cabeza.

Causas de por qué sacude mucho la cabeza

perro cabeza inclinada

En los perros con mucho pelo, los conductos autitivos tienden a producir más cerumen de lo normal. Esto, con el tiempo, puede provocar otitis. Para evitarlo, es muy recomendable depilarles estos canales.

También está el caso de los perros que son propensos a tener seborrea, cuando su piel y su pelo son muy grasos. En estas situaciones, es probable que se produzca un exceso de cerumen en los oídos; hay que tomar medidas contra ello para evitar la aparición de todo tipo de afecciones.

Otra causa frecuente del por qué de que tu perro sacude mucho la cabeza es que tengan algún objeto en sus oídos. Si el animal vive en un jardín con maleza, hay muchas partículas y espinillas que pueden meterse en los conductos auditivos del perro, sobre todo si es verano.

Esta situación le produce mucho dolor; por lo tanto, hay que atender al animal con urgencia, con cirugía y anestesia general, si es preciso.

Si hay niños en la casa, sus travesuras podrían incluir la introducción de algún objeto en el canal auditivo del perro. Además de tratarse de un verdadero problema y de una urgencia, también está el riesgo de que el perro lo tome como una agresión y se defienda, con resultados no deseados.

Limpieza de los oídos, higiene y otros cuidados a considerar

Si nos planteamos la limpieza de los oídos de nuestra mascota, lo ideal es utilizar algodón, ya que tiene la propiedad de adherir el cerumen. Las gotas también pueden ser una buena solución, pero nunca debemos usar productos irritantes.

Por otra parte, si vamos a bañar al perro, es importante evitar que el agua penetre en sus oídos. Lo ideal sería tapárselos con algodones o de cualquier otra forma que consideremos efectiva.

Hay veces en las que el problema surge por el movimiento brusco de la cabeza del perro, o bien el inconveniente se recrudece cuando el animal intenta desprenderse de lo que le molesta.

De esta forma, cuando sacude con fuerza la cabeza, el movimiento puede ocasionarle problemas porque chocan las orejas contra el cráneo. El peligro en este caso es que se revienten los vasos sanguíneos del pabellón auditivo, lo que producirá hematomas.

“Si nos planteamos la limpieza de los oídos de nuestra mascota, lo ideal es utilizar algodón, ya que tiene la propiedad de adherir el cerumen”

Movimiento ocasional de la cabeza

perro inclina la cabeza

Hay ocasiones en las que el perro mueve la cabeza de lado a lado de una forma chistosa; esta conducta, claro, nos parece muy graciosa y llena de ternura. No hay nada más tierno que ver a nuestros amigos mover la cabeza así cuando les hablamos, como si quisieran manifestar su opinión sobre lo que les decimos.

La explicación de este movimiento se debe a que, cuando les hablamos, los perros no pueden escuchar e interpretar lo que queremos decirles. Como consecuencia, mueven la cabeza para dirigir sus orejas al sonido y así tratar de entender un poco mejor lo que les decimos.

Es frecuente que lo hagan si nos dirigimos a ellos en un tono diferente al habitual. Generalmente, se da con los tonos que no identifican como regaño o cariño.

En definitiva, si observas que tu perro sacude mucho la cabeza, lo mejor es acudir al veterinario. La consulta te permitirá evitar males mayores y cuidar su salud.

Con el diagnóstico correcto, te indicará el mejor tratamiento para aliviar la irritación o detectará si se trata de un objeto dentro de sus oídos. Sea cual fuere la causa, procura cerciorarte de que todo está bien.

Te puede gustar