Conoce a la jirafa de cuello pequeño

Los indígenas africanos conocían muy bien al okapi, ya que era parte de su alimento. Sin embargo, para el resto del mundo no había indicios de su existencia, hasta el año 1900.
Conoce a la jirafa de cuello pequeño
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 19 junio, 2022

En lo profundo de África existen animales increíbles, algunos parecen de película por las características que presentan. De esta manera, tenemos a la jirafa de cuello pequeño, conocida también con el nombre de okapi. Un mamífero que al principio se pensaba cercano al grupo de los caballos. ¿Has escuchado hablar sobre ella?

Su nombre científico es Okapia johnstoni y pertenece a la familia Giraffidae, aunque su cuello es de menor longitud si se compara con el de sus parientes. En este artículo te detallamos todas las características de esta especie, su descripción, su hábitat, su comportamiento y su estado de conservación. Así que no te pierdas ningún detalle de la jirafa más extraña que existe.

¿Dónde viven las jirafas de cuello pequeño?

Okapi: reproducción

El okapi vive en África, limitado en la República Democrática del Congo, en la región central, norte y este. Habita las selvas frondosas, desde los bosques de Maiko hasta los de Ituri. Su rango de distribución va de los 487 a casi los 1000 metros sobre el nivel del mar.

Características de la jirafa de cuello pequeño

Una de las curiosidades más asombrosas de esta especie es su aspecto, ya que se asemeja a una cebra. El pelaje presenta una textura aceitosa y es marrón rojizo, a excepción de su cara y sus patas. La cara es blanquecina, mientras que sus patas y glúteos poseen un diseño con rayas blancas que le atribuye la comparación.

Los okapis son animales grandes, por el hecho de que miden alrededor de 2 metros de longitud, 40 centímetros en su cola y entre 1 a 2 metros de altura (a la cruz). Pesan de 200 a 350 kilogramos.

Otro aspecto destacado es su lengua, muy larga y negra, similar a la de sus parientes vivos más cercanos, las jirafas. Los machos están dotados de unos pequeños cuernos en su cabeza, llamados osiconos y recubiertos de piel. Por su parte, las hembras carecen de ellos, solo tienen pelo en forma espiral en ese sitio.

¿Cómo fue su descubrimiento?

Esta jirafa es solitaria y, a pesar de su gran tamaño, la humanidad no supo de su existencia hasta el año 1900, con la primera evidencia científica, una muestra de piel de sus cuartos traseros. Sir Harry Johnston obtuvo la prueba en una expedición por el Congo y las envió a la Sociedad Zoológica de Londres para el análisis del caso.

Las rayas presentes en la piel de los cuartos traseros parecían sugerir que se trataba de una especie de cebra, ya que no se disponía de más evidencias para describir el animal. Así, se le asignó el nombre de Equus johnstoni, colocándolo en el taxón de los caballos.

Después, el militar Eriksson consiguió una piel completa y dos cráneos de esta misteriosa criatura que se analizaron igualmente en Londres. De esta manera, se comprobó que el okapi era una jirafa de cuello corto y no un caballo o cebra como se creía al principio.

Comportamiento de la jirafa de cuello pequeño

Como ya hemos afirmado, estos mamíferos son solitarios, aunque se juntan para el apareamiento. En ciertas ocasiones, suelen alimentarse en pequeños grupos. Son diurnos, terrestres y muy longevos, ya que viven entre 15 y 30 años. En cautiverio se ha observado un comportamiento de aseo social, para su cuello y los lóbulos de sus orejas.

Además, se trata de animales muy móviles, que se pueden desplazar grandes millas con el fin de conseguir alimentos y pareja. También para dar a luz a sus crías. Al parecer, cuando interactúan los individuos, existe cierta jerarquía, los de mayor rango tienen su cabeza levantada y su cuello erguido, al contrario de los sumisos que lo mantienen en el suelo.

Estas jirafas son muy comunicativas, por diferentes métodos: acústico, táctil y químico. Las crías son muy vocales con sus madres. Los sonidos incluyen resoplidos, balidos y gemidos. Estos últimos también se emplean durante el apareamiento. Las marcas de olor sirven para delimitar el territorio.

¿Qué come el okapi?

Las jirafas de cuello corto son animales herbívoros, porque se alimentan de plantas. Su menú incluye gran variedad de especies, incluso se han documentado hasta más de 100. Por lo general, consumen hojas, brotes, tallos y ramas. Entre los vegetales ingeridos se encuentran algunos ejemplares venenosos para el ser humano.

Se sabe que comen arcilla como complemento mineral a su dieta. También se han observado lamiendo excremento de murciélago. Para poder beber agua deben abrir sus patas y doblar sus rodillas.

Reproducción del okapi

El apareamiento de las jirafas se ha observado en cautiverio. El comportamiento de búsqueda de la pareja y cortejo involucra diferentes rutinas, de marcado de territorio, recorridos y conductas de frotamiento del cuello. Los machos orinan sobre plantas pequeñas, mientras que las hembras defecan.

Las femeninas en celo recorren grandes distancias en búsqueda del sexo opuesto. Luego del encuentro, lamen y huelen los genitales. También inspeccionan la orina, empleando el reflejo de Flehmen.

El período de gestación dura alrededor de 440 días, tras el cual nace una cría. Solo las madres se encargan de los cuidados parentales y defienden con intensidad las áreas de anidación. El destete ocurre entre los 6 y 12 meses de edad. Las hembras también pueden cuidar a bebes que no son suyos. Por su parte, la madurez sexual es alcanzada entre los 2 y 3 años.

Estado de conservación de la jirafa de cuello pequeño

Okapi: hábitat

Esta especie se encuentra en peligro de extinción, según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Su principal amenaza involucra al ser humano, porque destruye su hábitat para diversas actividades. No se sabe con exactitud cuántos okapis quedan en el mundo, pero se estima que la cifra se reduce cada vez más.

El okapi es una especie que es difícil de investigar porque su comportamiento en la naturaleza (solitario, disperso y esquivo) consolida pocos encuentros. Los estudios estadísticos realizados incluyen análisis de las densidades de las heces encontradas en su área de distribución.

De esta manera, la jirafa de cuello pequeño u okapi es una animal muy fascinante de la República Democrática del Congo en África, una región poco estudiada que esconde todavía grandes misterios. Sin embargo, es una de las especies que se encuentra amenazada de extinción, pero no todo está perdido, existen planes actuales para ayudar a su supervivencia.

Te podría interesar...
Jirafa de Rothschild: hábitat y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Jirafa de Rothschild: hábitat y características

La jirafa de Rothschild se diferencia de otras subespecies, gracias a su patrón de manchas. Conoce más de ella aquí.



  • Animal Diversity Web (ADW). Okapia johnstoni. Recuperado el 17 de junio de 2022, disponible en: https://animaldiversity.org/accounts/Okapia_johnstoni/
  • Arita, H. (1996). El extraño caso de la jirafa de cuello corto. Ciencias, 43, 28-30.
  • Mallon, D., Kümpel, N., Quinn, A., Shurter, S., Lukas, J., Hart, J.A., Mapilanga, J., Beyers, R. & Maisels, F. (2015). Okapia johnstoni. The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T15188A51140517.