¿Cómo saber qué bacterias están enfermando a tu perro o gato?

9 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Solo un 1 % de las bacterias causan enfermedades en los diferentes grupos de animales; los perros y los gatos pueden sufrir diferentes tipos de enfermedades bacterianas

Las bacterias son microorganismos que pueden causar diferentes enfermedades a distintos grupos de animales. Un ejemplo son los animales domésticos, como los gatos y los perros, que son las mascotas más habituales en los hogares.

Sintomatología general

Cada una de las enfermedades tiene su propia sintomatología específica. El conjunto de síntomas permite al facultativo determinar si la enfermedad es causada por bacterias, hongos, virus u otros y, así, establecer un diagnóstico concreto.

No obstante, hay que tener en cuenta que pueden existir síntomas generalizados que permiten determinar si una infección es o no bacteriana. Entre ellos podemos encontrar:

  • Cambios de conducta.
  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Estornudos o secreciones nasales.
  • Problemas urinarios.
  • Agarrotamiento muscular.
  • Problemas oculares.
  • Pérdida de equilibrio.

Acude a un profesional si observas cualquiera de estos síntomas, la combinación de ellos u otros durante un período de tiempo prudente. El veterinario te indicará como actuar y tendrá en cuenta los síntomas a la hora de realizar el diagnóstico.

Bacterias y enfermedades que pueden causar

De los diferentes tipos de enfermedades que pueden causar las bacterias, se mencionan las siguientes:

  • Neumonía. Puede ser causada por Haemophilus influenzae, Bordatella bronchiseptica Streptococcus pyogenes. 
  • Tracto intestinal. Principalmente, destaca Escherichia coli, pero también puede intervenir Salmonella sp. o Campylobacter sp.
  • Tracto urinario. Los problemas renales pueden ser causados, en ocasiones, por una infección bacteriana. Entre las diferentes bacterias destacan E. coli o Staphylococcus aureus. 
  • Infecciones cutáneas. Pioderma es una infección bacteriana de la piel que es causada principalmente por Staphylococcus pseudintermedius.

Tanto los gatos como los perros pueden ser portadores de diferentes tipos de microorganismos o parásitos. Y, por esa razón, pueden actuar como intermediarios a la hora de transmitir enfermedades.

Enfermedades causadas por bacterias en gatos

Los gatos pueden desarrollar diferentes tipos de enfermedades bacterianas. Entre ellas pueden mencionarse las siguientes:

Conjuntivitis

La conjuntivitis es una enfermedad que puede ser causada por agentes infecciosos, ya sean bacterias como Chlamydia sp. o Mycoplasma sp. o el herpes virus canino. También puede ser un síntoma de otras patologías.

Esta enfermedad es más común en gatos menores de seis meses que no han tenido un cuidado adecuado. No obstante, también puede aparecer en felinos adultos, cuando su sistema inmune está debilitado.

Conjuntivitis en un gato

Para diferenciar si el agente causante es una bacteria o un virus, hay pistas que pueden servir de ayuda. Se ha observado que las infecciones bacterianas suelen ser unilaterales y el exudado es blanquecino y espeso.

Por otro lado, el herpes virus provoca una infección muy contagiosa, que puede ser bilateral y que se presenta en más miembros de la camada. El herpes virus permanecerá latente y podrá causar brotes en ejemplares adultos sometidos a estrés.

Enfermedades causadas por bacterias en perros

Los perros también desarrollan enfermedades provocadas por diferentes tipos de bacterias. Un ejemplo de enfermedad que pueden causar es:

Infección intestinal por Campylobacter sp.

Dos especies de bacterias, Campylobacter jejuni Campylobacter ypsaliensis, son las causantes de esta infección intestinal en perros. También pueden provocar infecciones en humanos y en gatos u otros animales.

Los principales síntomas son diarrea, dolor o calambre abdominal, letargo y fiebre. Para poder diagnosticar correctamente el agente causante, se realiza un análisis sanguíneo y fecal en el laboratorio.

Estas bacterias son resistentes a un gran número de antibióticos. Por ello, se suele utilizar eritromicina, aunque dependerá de la condición del perro. Los antibióticos reducirán el número de bacterias, lo que disminuye el riesgo de infección.

Infecciones causadas por bacterias en gatos y perros

Los gatos y los perros pueden padecer enfermedades causadas por el mismo organismo patógeno. Un ejemplo de ello es Escherichia coli, bacteria causante de la mayoría de las infecciones del tracto urinario. 

Bacterias que causan infecciones intestinales

Infección del tracto urinario

En clínica existen diferentes sintomatologías. Pero los signos más frecuentes de infección en el tracto urinario son la hematuria, la polaquiuria, la estranguria y la disuria.

Otro rasgo destacable es la micción en sitios no adecuados o la incontinencia. Por otro lado, la orina puede mostrar un color y un olor atípico.

Los síntomas, junto con la realización de una analítica sanguínea y un análisis de orina, permiten realizar un diagnóstico correcto. En algunos casos son necesarias otras pruebas complementarias, como una ecografía o una endoscopia.

Consejos que se deben tener en cuenta

Hay que mencionar que un gran porcentaje de las bacterias existentes no causan daños. Solo un 1 % del total son las responsables de las diferentes enfermedades cuyo agente infeccioso es una bacteria.

De todas formas, ante cualquier síntoma que muestre que el gato o el perro pueden encontrarse enfermos, se aconseja llevarlos lo más pronto posible a un profesional. Solo el veterinario podrá decidir qué pruebas son necesarias para realizar un correcto diagnóstico.

Así, recetará los antibióticos o medicamentos que crea conveniente y podrá sugerir una serie de pasos preventivos para tener en cuenta. Siempre hay que fiarse del especialista en estos casos.

  • Bruce D, Zochowski W, Fleming GA. Campylobacter infections in cats and dogs. Veterinary Record. 1980;107(9):200-1.
  • Suárez, M.; Bertolani, C.; Avellaneda, A.; & Tabar, Ma. D. Las vías urinarias, «tan sencillas como complejas». 2013;Urinario. Disponible en: https://avepa.org/pdf/proceedings/URINARIO_PROCEEDING2013.pdf