¿Cómo proteger a tu gato contra las pulgas? conoce el tratamiento adecuado

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
· 22 mayo, 2019
Los parásitos externos como las pulgas transmiten muchas enfermedades; proteger a tu gato es tan fácil como utilizar estos métodos

Las pulgas saltan al pelo de los mamíferos y su picadura puede transferir bacterias que provocan enfermedades como la bartonelosis. También es muy común la alergia por picadura de pulgas en perros y gatos. Para evitar la picadura de pulgas, tienes que proteger a tu gato contra los parásitos externos.

En Mis Animales te explicamos la prevención de parásitos, un aspecto muy importante para las mascotas que tenemos en casa.

La bartonelosis es una enfermedad transmitida por pulgas

Esta enfermedad está causada por bacterias del género Bartonella. Las pulgas contienen esta bacteria en su aparato digestivo y la eliminan por las heces al tiempo que se la transmiten a los gatos que pican.

Los gatos también pueden infectarse durante las peleas con otros gatos a causa del contacto con heridas a la sangre. Las personas pueden contagiarse mediante el arañazo de un gato enfermo.

Para prevenir la bartonelosis es necesario evitar las infestaciones de pulgas con antiparasitarios, así como evitar que los gatos domésticos salgan a la calle y puedan pelearse con otros gatos callejeros. Esto último se facilita con la castración.

Collares antiparasitarios para proteger a tu gato

Los collares son una buena opción si queremos protección a largo plazo. En el mercado existen collares antiparasitarios para gatos que garantizan varios meses de protección. Estos collares liberan el antiparasitario en pequeñas dosis a lo largo del tiempo. Son de longitud adaptable e incluso algunos se pueden introducir en un collar normal.

Collares antiparasitarios para proteger a tu gato

Si compráis un collar de buena calidad, que siempre es lo más recomendable, también tendrá protección a largo plazo contra otros parásitos como las garrapatas y los mosquitos.

Pipetas antiparasitarias para proteger a tu gato

Si quieres proteger a tu gato, pero no quieres ponerle un collar por miedo a que se lo coma o porque sea un gato que no soporte llevar collares, puedes ponerle una pipeta. Las pipetas están compuestas por un líquido antiparasitario que hay que aplicar sobre la piel de las mascotas.

Pipetas antiparasitarias para proteger a tu gato.

La piel absorbe el producto pasadas unas horas. El lugar de la aplicación es la cruz del animal, es decir, la zona entre el cuello y la espalda. Es muy importante que no llegue a lamerse, ni él mismo ni otro animal.

Una ventaja respecto al collar es su fácil aplicación. Una vez que se absorbe, no tenemos que estar pendientes de nada más. También suelen proteger contra más parásitos, aunque esto dependerá de la marca y la calidad del producto.

Como inconveniente, su efecto es menos prolongado que el collar. Tu gato estará protegido unas semanas y después tendrás que repetir la aplicación.

La dosis del collar y las pipetas están clasificadas por peso. Encontrarás diferentes tamaños según los kilogramos que pese tu gato. Otro factor que hay que tener en cuenta es la edad del felino. Normalmente, en el prospecto de estos productos aparece la edad a la que se pueden iniciar los tratamientos.

Sprays antiparasitarios para gatos

Los antiparasitarios también existen en formato spray y puedes proteger a tu gato con ellos. Su aplicación es la más fácil de todas, pues simplemente tienes que rociar el producto sobre el animal.

Sprays antiparasitarios para gatos

Estos sprays eliminan pulgas, garrapatas y piojos en unas 24-48 horas. Por lo que es un producto útil cuando queremos eliminar una infestación previa o reforzar la protección de una pipeta o collar.

Por su acción temporal, son un complemento a los otros antiparasitarios puesto que después de su acción tu gato vuelve a estar desprotegido.

Estos son los principales productos antiparasitarios que encontrarás en el mercado para proteger a tu gato. Siempre es recomendable comprarlos en centros especializados como las clínicas veterinarias y consultar con un veterinario si tenemos dudas.

Nunca utilices un antiparasitario para perros

Esto es de vital importancia. La mayoría de antiparasitarios para perros contienen un compuesto llamado permetrina, que es altamente tóxico para los gatos. Recuerda que hay opciones sin permetrina para evitar problemas.

Si tu gato convive con otros perros y utilizas collar o pipeta con permetrina para ellos, tienes que tener especial cuidado. Evita que llegue a lamer la zona donde hayas aplicado la pipeta al perro o que muerda su collar. En el caso de que creas que tu gato ha podido ingerir un collar antiparasitario de perros, acude rápidamente al veterinario.