¿Cómo alimentar a un perro adulto?

Las necesidades de tu perro cambian con los años. La raza, el tamaño y el estilo de vida son factores importantes a la hora de alimentar un perro adulto.
¿Cómo alimentar a un perro adulto?

Última actualización: 29 mayo, 2022

La alimentación de tu perro adulto es uno de los cuidados básicos que deberás tener en cuenta si quieres que tu mejor amigo esté sano, feliz y, por ende, tenga mayor esperanza de vida; pues según Catherine Dauvergne en su libro La alimentación del perro, una alimentación equilibrada genera un buen estado de salud y reduce las enfermedades que llegan con los años 

Es la obligación de cada persona mantener a su animal de compañía sano. Descubre algunas claves para alimentar a tu perro adulto en este artículo.

La importancia de la alimentación

Saber cómo alimentar a tu perro adulto es un asunto vital, pues la nutrición debe cambiar según la etapa de su vida. En este caso, los perros adultos requieren menos proteína y en ocasiones un aporte de energía menor que los cachorros, pues estos necesitan suficientes vitaminas y proteínas adecuadas para su crecimiento y desgaste energético, cuenta Nela Crespo en su libro La verdad sobre perros y gatos

La alimentación de tu mejor amigo adulto debe ser equilibrada, adaptada y, por supuesto, apetitosa. Debe satisfacer sus necesidades sin ser demasiado abundante. Es aconsejable que le des la comida siempre a las mismas horas, preferiblemente en la tarde o en la noche.

Los perros adultos se alimentan por lo general una vez al día, pero si tu perro es muy grande o muy nervioso, es aconsejable que su ración la dividas en dos, una por la mañana y otra por la noche, para reducir el riesgo de una torsión en el estómago. 

¿Qué tipo de alimento darle a un perro adulto?

La alimentación debe basarse en la raza, el tamaño, el modo de vida (si es sedentario o activo) y, en especial, la etapa en la que está el perro. Por ende, a la hora de alimentar a tu perro adulto, es esencial tener en cuenta estas otras características para escoger su alimento.  

Según su tamaño

  • Los perros pequeños queman mucha energía y a mayor velocidad que los perros de mayor tamaño, según su grado de actividad. Por ende, la mejor alimentación para estas razas contiene proteínas adicionales, ricas en grasas y carbohidratos.
  • Los perros más grandes suelen quemar menos energía y a menor velocidad, pero su apetito es mucho mayor. Una fórmula perfecta para ellos contiene menor contenido graso y más proteínas para controlar su peso. 

Su modo de vida

  • Para los perros activos o de trabajo es necesaria una fórmula adecuada a su estilo de vida, la cual le dará más grasa, proteínas y vitaminas que le permitan producir energía, como la vitamina B12 o vitaminas que ayuden a recuperar sus músculos cansados, como la vitamina E.
  • Los perros sedentarios o menos activos necesitan una fórmula light, baja en grasa, para evitar el aumento de peso. 

Casos especiales

  • Para los perros adultos más viejos, una dieta baja en calorías suele ser la adecuada. Debes estar pendiente en no excederte en las proteínas y los minerales como la sal y el fósforo, pues pueden perjudicar su hígado, riñón y corazón. 
  • Si tu perra adulta está gestando, es recomendable darle comida de calidad para cachorros, para que así cuenten con calorías adicionales y más nutrientes necesarios. 
  • Si tu perro adulto tiene alguna enfermedad o tiene alguna sensibilidad a algún alimento, es necesario brindarle una dieta especial acorde a esto. 
¿Existen remedios caseros para tratar la epilepsia en perros?

En el mercado puedes encontrar muchas opciones para alimentar a tu perro adulto según sus necesidades. Para mayor seguridad a la hora de elegir la dieta adecuada para tu perro, es recomendable que consultes en su veterinaria.

Te podría interesar...
¿Cuáles son las necesidades nutricionales de un perro?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cuáles son las necesidades nutricionales de un perro?

Las necesidades nutricionales de un perro pasan por conocer los requerimiento en agua, proteínas, lípidos, carbohidratos, vitaminas y minerales.