Calendario de vacunas en perros: todo lo que debes saber

Las vacunas son necesarias, tanto en animales de compañía como en humanos. Estas previenen la expansión de una serie de enfermedades mortales para canes y personas por igual.
Calendario de vacunas en perros: todo lo que debes saber

Escrito por Camila O.Thomas, 13 Marzo, 2021

Última actualización: 13 Marzo, 2021

Cuando traes ese tierno cachorro a tu hogar, sabes de inmediato que dependerá de ti para todo. Así, su salud y bienestar estarán en tus manos. Una vez incorporas un ser vivo en tu núcleo familiar, es tu responsabilidad darle todos los cuidados que necesita, incluido acordar y cumplir su calendario de vacunas.

La vacunación ha sido probada como el único método de prevención infalible ante muchísimas enfermedades. Al igual que los humanos, los canes requieren mecanismos de inmunidad adquirida, que se consiguen con la inyección de patógenos atenuados en forma de vacunas. Aquí te lo contamos todo sobre ellas.

¿Qué vacunas necesitan los cachorros?

Leemos acerca de tantas vacunas diferentes —para tantas enfermedades distintas— que a veces esta temática puede ser confusa. Es importante tener información sobre qué vacunas necesitan los cachorros y cuáles son importantes pero opcionales. Aquí te traemos una descripción general de las enfermedades que puede prevenir la vacunación.

El calendario de vacunación en animales es vital.

Bordetella Bronchiseptica

Debes tener presente que esta bacteria altamente infecciosa causa ataques severos de tos, chirridos, vómitos y, en casos raros, convulsiones y muerte en cachorros. Este agente patógeno es la causa principal de la famosa tos de las perreras. Para prevenir la infección por Bordetella, hay vacunas inyectables y en forma de spray nasal.

Moquillo

El moquillo es una enfermedad grave y contagiosa causada por un virus que ataca los sistemas respiratorio, gastrointestinal (GI) y nervioso de perros, mapaches, zorrillos y otros animales.

La enfermedad se propaga por el aire, a partir de estornudos o tos de un animal infectado. El virus también se puede transmitir a través de recipientes y equipos compartidos para alimentos y agua.

La virosis se manifiesta con descargas mucosas de los ojos y la nariz, fiebre, tos, vómitos, diarrea, convulsiones, contracciones, parálisis y, a menudo, la muerte. Esta enfermedad solía ser conocida como «almohadillas duras»,  porque hace que las almohadillas de las patas del can se espesen y se endurezcan.

Lamentablemente, no hay cura para el moquillo. Por tal razón, el tratamiento consiste en cuidados de apoyo y esfuerzos para prevenir infecciones secundarias, controlar los síntomas de vómitos, convulsiones y más. Si el animal sobrevive a los síntomas, se espera que el sistema inmunológico del perro tenga la oportunidad de combatirlo.

Hepatitis canina

El caso de la hepatitis infecciosa canina se fundamenta en una infección viral. Es altamente contagiosa y afecta el hígado, los riñones, el bazo, los pulmones y los ojos del perro afectado. El virus que causa esta enfermedad no está relacionado con la forma humana de hepatitis.

Los síntomas varían desde fiebre leve y congestión de las membranas mucosas hasta vómitos, ictericia, agrandamiento del estómago y dolor alrededor del hígado. Muchos perros pueden superar la forma leve de la enfermedad, pero la variante grave puede ser mortal. No hay cura, pero los médicos pueden tratar los síntomas.

Coronavirus

En este caso, el virus generalmente afecta los sistemas gastrointestinales de los perros, aunque también puede causar infecciones respiratorias. La enfermedad cursa con diversos signos que engloban la mayoría de alteraciones gastrointestinales, incluida la pérdida de apetito, vómitos y diarrea.

El tratamiento médico consiste en mantener al perro hidratado, cálido y cómodo, y ayudar a aliviar las náuseas. En este caso, tampoco existe tratamiento específico más allá de la vacunación previa a la aparición de la enfermedad.

Parvovirus

El parvovirus es altamente contagioso y la infección tiene una elevada tasa de mortalidad. El virus ataca el sistema gastrointestinal y crea una pérdida de apetito, vómitos, fiebre y, a menudo, diarrea sanguinolenta grave en los canes afectados.

La deshidratación extrema puede aparecer rápidamente y mata a un perro en un plazo de 48 a 72 horas. Es por esto que la atención veterinaria inmediata es crucial. No hay cura, por lo que el tratamiento consiste en mantener al can hidratado y controlar los síntomas secundarios.

Este tratamiento de sostén se prolonga hasta que su sistema inmunológico supere la enfermedad.

Rabia

La rabia es una enfermedad viral de los mamíferos que invade el sistema nervioso central. Esta patología cursa con dolor de cabeza, ansiedad, alucinaciones, babeo excesivo, miedo al agua, parálisis y muerte.

Comúnmente, se transmite a través de la mordedura de un animal rabioso. El tratamiento a las pocas horas de la infección es esencial, de lo contrario, la muerte es muy probable. La mayoría de las jurisdicciones exigen la administración de la vacuna contra la rabia, así que resulta obligatoria en el calendario de vacunas.

Se recomienda consultar con tu veterinario sobre las leyes de vacunación contra la rabia en tu área.

¿Cuál es el calendario de vacunas más común?

En cachorros, el calendario de vacunas contempla un primer reto y 3 refuerzos. La primera vacunación se aplica a las 6-8 semanas de vida y, además, los cachorros necesitan 2 vacunas de refuerzo para generar inmunidad suficiente para lograr la protección.

Los refuerzos se aplican según el consejo de tu veterinario. El primer refuerzo se dosifica entre las 10 a 12 semanas, mientras que la segunda vacuna de refuerzo se inyecta entre las 14 a 16 semanas.

Posteriormente se aplicarán cada 12 meses, las vacunas anuales de refuerzo.

Las vacunas de refuerzo deben administrarse con un intervalo de 3 a 4 semanas. El tercer refuerzo se aplica después de que el cachorro tenga 12 semanas de edad, ya que esta es la etapa en la que la inmunidad de la madre del cachorro está disminuyendo. Al cumplir los 10 a 14 días de terminar el ciclo de vacunación, puedes llevar el cachorro a áreas públicas.

Vacunas en perros.

El calendario de vacunas incluye los refuerzos de adulto

Un año después de recibir su tercera y última vacuna como cachorro, tu perro debe recibir su primera vacuna de refuerzo como adulto. Ten presente que estos refuerzos preventivos se administran anualmente por el resto de la vida de tu mascota, con el fin de mantenerla completamente protegida.

Algunas vacunas más nuevas duran más tiempo y, por lo tanto, no requieren protocolos de refuerzo anuales. Tu veterinario puede informarte de cuál es el calendario de vacunación específico que le aplicarás a tu perro.

Te podría interesar...
6 efectos secundarios de las vacunas para perros
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
6 efectos secundarios de las vacunas para perros

Tras recibir una de las vacunas para perros, los canes pueden experimentar efectos secundarios a nivel físico o comportamental... ¡Podría estar apático!



  • Hoskins, J. D. (1993). Pediatría veterinaria: perros y gatos: desde el nacimiento a los seis meses (No. V699 HOSvE).
  • Saldivia, C. S. (2005). Estudio seroepidemiológico y de la eficacia vacunal en campo, frente al moquillo canino, a la parvovirus canina ya leptospirosis canina en perros de diversas procedencias (Doctoral dissertation, Universidad de Zaragoza). https://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=206552
  • Valín, E. R., Serrano, L. S., García, O. D., Rodríguez, J. B., & Mayo, J. E. (2013). Rabia animal en España. Situación en 2012. Boletín epidemiológico semanal, 21(3), 25-29. http://revista.isciii.es/index.php/bes/article/viewArticle/789/900