Caballo Purasangre inglés

Virginia Duque Mirón · 18 octubre, 2017

¿Conoces algún animal más elegante y majestuoso que un caballo? Dicen que para gustos los colores, pero ciertamente los equinos agradan a casi todo el mundo. Queremos que conozcas más a fondo una especie hermosa donde las haya: el caballo purasangre inglés.

Es posible que hayas visto por Internet la foto de una caballo musculoso, elegante y de color negro corriendo por una pradera verde. Esta imagen ha sido escogida por muchos como fondo de pantalla de su ordenador. Pues bien, ya te haces una idea de cómo es el caballo purasangre inglés. Ahora, aprendamos más sobre él.

Lo que tienes que saber sobre el caballo purasangre inglés

Origen

Este caballo es uno de los más conocidos y, además, de los más expandidos por el mundo por su aptitud veloz. Esta lo ha hecho merecedor de participar en las más famosas carreras.

Caballo pura sangre ingles
Fuente: Goki

Esta especie surgió de diversos cruces con caballos de todo el mundo y de todas las razas, pero con una característica común: aptitudes para las carreras. De hecho, ese fue el propósito por el que se perpetuó la raza.

Data del siglo X, cuando los normandos que estaban del lado de Guillermo I trajeron sus caballos andaluces con ellos. Más tarde, en el siglo XII, justo después de las criadas, los ingleses traerían también sus caballos árabes. Ya para el siglo XVI estos equinos tenían sangre inglesa, árabe y barba. Los tres sementales de los que descienden todos los purasangre inglés son Byerley Turk (1680), Darley Arabian (1704), y Godolphin Arabian (1729).

Características de la raza

Una de las características más llamativas del caballo purasangre inglés es sin duda su tamaño. Este animal es grande, llegando a medir de 157 a 173 centímetros a la cruz y con un promedio de 165 centímetros. A pesar de su tamaño, la impresión que el caballo purasangre inglés da cuando lo ves es la de agilidad y ligereza. Algo que tiene mucho que ver en su aptitud para la carrera.

Como era de esperar, un caballo purasangre inglés que nace de dos purasangre, ya es considerado de la raza sin pasar por filtros.

Su elegancia es otra de sus características, pues es un caballo majestuoso y fino en sus movimientos. También ha sido usado en exhibiciones ecuestres.

Su hocico es musculoso con ojos almendrados que tienden a subir hacia el cráneo, y con el cuello con mucho pelo y brillante.

Su cola es larga y abundante, y sin duda aporta el toque de majestuosidad más destacado. El exceso de pelo en la parte baja de sus patas es algo que tampoco pasa desapercibido.

Carácter del caballo purasangre inglés

De entre los equinos que se conocen como “de sangre caliente”, el caballo purasangre inglés es uno de los más conocidos. Son escogidos, como hemos dicho antes, por su agilidad, velocidad y gran resistencia deportiva.

Es audaz y muy inteligente, aunque un tanto sensibles en el trato. No es un caballo apto para jinetes novatos, sino que solo uno experto podrá ayudarle a canalizar impulsos y su fuerte personalidad.

Todo lo anterior muestra que este no es un caballo fácil de domar, aunque no imposible. No puede ser tratado más que por personas con amplia experiencia, pues tiene un carácter dominante y una personalidad muy difícil.

Caballo pura sangre ingles blanco
Fuente: Haase B, Brooks

Algo a tener en cuenta es que es débil, y que tiende a lesionarse fácilmente.

Curiosidades sobre el caballo purasangre inglés

A pesar de que todos los ejemplares de esta raza son grandes, hubo uno que sobresalió enormemente. Hablamos de Tritonis, un caballo purasangre inglés que nació en Canadá y que llegó a medir 198 centímetros y a pesar 950 kilos.

Esta raza es precoz, por lo que su vida asciende a 20 o 25 años. Solo un ejemplar llamado Tango Duke, el cual tiene el récord, logró vivir hasta los 42 años.

¿Qué te ha parecido conocer más sobre esta maravillosa especie? A nosotros nos ha encantado, y estamos seguros de que a ti también. ¿Tienes espacio en casa para un caballo purasangre inglés?

Fuente de las imágenes: Bill Tarpenning, Goki y Haase B, Brooks .