Caballo hispano-árabe: cuidados, comportamiento y alimentación

El caballo hispano-árabe, endémico de la Península Ibérica, es uno de los équidos más bellos que se pueden imaginar, pero requiere de cuidados específicos.
Caballo hispano-árabe: cuidados, comportamiento y alimentación
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 30 marzo, 2021.

Última actualización: 30 marzo, 2021

Si conoces a esta raza, sabrás que el caballo hispano-árabe se considera una de las más hermosas. Combinando lo atlético del caballo árabe y la versatilidad del español, esta raza fue creada en Andalucía para la explotación ganadera, aunque en la actualidad quedan muy pocos individuos.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar y atender a estos maravillosos équidos, has venido al sitio indicado. Aquí podrás leer punto por punto la mejor forma de mantener a estos hermosos caballos con una salud excelente.

Comportamiento del caballo hispano-árabe

El caballo hispano-árabe es una raza predispuesta al entrenamiento, ya que son animales enérgicos y dotados de una gran inteligencia. Tienen gran facilidad para aprender y formar vínculo con otros individuos, entre ellos los humanos.

Al igual que el resto de caballos, son animales gregarios, por lo que necesitan la compañía de otros. También son extremadamente empáticos, así que leen con gran exactitud el estado de ánimo de su cuidador y se contagian fácilmente de él.

Además, estos animales suelen tener un temperamento estable y dócil. Esto los hace ideales para tutores primerizos en las visitas al veterinario y los cuidados rutinarios, como el cepillado o la limpieza de cascos.

Un caballo mirando a cámara.

Alimentación del caballo hispano-árabe

En estado salvaje, los caballos forrajean, es decir, pasan la mayor parte del día alimentándose de hierbas y arbustos que encuentran en los pastos en los que habitan. En el caso de tener que mantenerlos en cautividad, el plan de alimentación sería el siguiente:

  1. Forraje siempre disponible: lo mejor es el heno y la alfalfa. Esto es esencial para la salud dental y digestiva del caballo.
  2. Añadir otros vegetales como patata y zanahoria de forma ocasional, para complementar la dieta.
  3. Proporcionar piedras de calcio y vitaminas.

No se les debe dar de comer alimentos como pan o productos azucarados, ya que en exceso pueden provocar problemas digestivos en los caballos —como los famosos cólicos—. Lo mejor para premiarlos o darles un capricho son las zanahorias o las manzanas.

Es importante conservar adecuadamente la comida que se le da a estos equinos, ya que la humedad o la presencia de otras especies —como roedores— pueden ser fuente de enfermedades para ellos. Otra cosa que se debe tener en cuenta es que necesitan comer durante la mayor parte del día, pues es así como desgastan sus dientes, que están en continuo crecimiento.

Necesidades de higiene y estabulación

Durante el día, un caballo debe tener una extensión de terreno lo suficientemente grande para poder pasar el día pastando y caminando. En esta parcela, debe haber sombra para los días de calor y no debe tratarse el pasto con productos químicos que puedan intoxicar al animal.

En el interior del establo, el caballo debe poder moverse con libertad y tumbarse a dormir. Debe ser un lugar bien ventilado, abrigado en invierno y también hay que limpiarlo a diario, siempre reemplazando la paja húmeda y sucia por otra limpia. Debe haber suficiente paja como sustrato, para que el caballo pueda dormir cómodamente.

El caballo hispano-árabe necesita mantenerse limpio y libre de parásitos y suciedad. Lo ideal es cepillarlo todos los días, así como limpiarle los cascos. De esta forma, además, se le puede examinar en busca de problemas de salud y se crea un vínculo de confianza con él.

Otras necesidades del caballo hispano-árabe

Los caballos —no solo el hispano-árabe—, son animales sensibles e inteligentes. Nunca deben vivir encerrados en un box ni privárseles de enriquecimiento ambiental, pues esto solo derivará en problemas de comportamiento, y no solo eso: la falta de ejercicio puede ocasionar problemas de sobrecrecimiento de cascos o cólicos.

Las revisiones veterinarias, por otro lado, deben formar parte del calendario del caballo hispano-árabe. Es especialmente crítico que los ejemplares tengan una buena salud bucal y digestiva, además de unos cascos adecuadamente tratados. Los análisis coprológicos y de sangre también son de obligada periodicidad.

Un caballo con los ojos cerrados.

El caballo hispano-árabe no solo te conquistará con su cuello arqueado y sus preciosas formas, sino que podrás establecer un vínculo real y sólido si goza de buena salud. Cualquiera que haya convivido con un caballo sabe que mirar a uno de estos maravillosos animales es asomarse a la sensibilidad y a la bondad, así que démosles la vida que merecen.

Te podría interesar...
7 razas de caballos consideradas como las más hermosas
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
7 razas de caballos consideradas como las más hermosas

Existen multitud de razas de caballos, todas ellas con cualidades únicas y especiales, pero algunas parecen destacar por su hermosura.