Bordetella en perros: síntomas y tratamiento

El sistema respiratorio de tu mascota puede a llegar a padecer diversas enfermedades a causa de patógenos extraños a su organismo. El microorganismo Bordetella es el ejemplo perfecto de ello.
Bordetella en perros: síntomas y tratamiento
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar.

Última actualización: 02 agosto, 2022

Los perros son animales susceptibles de contraer diversas enfermedades causadas por agentes patógenos como virus, bacterias y hongos. El principal encargado de proteger su organismo ante estas amenazas es el sistema inmunitario. Cuando este se ve afectado, facilita la entrada al organismo de bacterias como la Bordetella en perros, la cual provoca un desequilibrio en su salud.

En el mundo de los canes esta enfermedad es considerada de gran importancia médica. Para su correcto abordaje, es necesario llevar un adecuado manejo preventivo y, de ser necesario, un tratamiento farmacológico. Ten cuidado, ya que una simple tos podría terminar con repercusiones muy graves. A continuación te compartiremos las mejores herramientas para combatir la condición.

¿Qué es la Bordetella?

También conocida como traqueobronquitis infecciosa y comúnmente llamada tos de las perreras, esta es una enfermedad causada por una bacteria con gran afinidad por el tejido respiratorio. Su nombre es Bordetella bronchiseptica, un microorganismo de elevada patogenicidad.

A pesar de la facilidad y rapidez de contagio entre canes, esta condición tiene un buen pronóstico siempre y cuando se lleve a cabo un tratamiento efectivo. Junto con el adenovirus canino tipo 2 y la parainfluenza canina, es una de las responsables del desarrollo de la enfermedad citada. Cualquiera de los 3 microorganismos puede actuar como agente primario o secundario de la tos de las perreras.

Un grupo de bacterias del género Bordetella.

Causas de contagio

El nombre de tos de las perreras da razón a una de las principales causas de contagio entre animales: el hacinamiento. Se trata de una bacteria que se transmite por contacto directo a través de la inhalación, consiguiendo alcanzar las vías respiratorias superiores sin mayor problema. Los fómites (objetos inanimados) y algunos otros animales huéspedes proporcionan la vía indirecta de contagio.

Si bien la Bordetella en perros tiene la capacidad de afectar a canes de cualquier edad, las complicaciones más importantes se han observado en cachorros, perros inmunosuprimidos y con calendarios de vacunación incompletos. Las partículas patógenas tienen la capacidad de sobrevivir en el agua, el suelo y bajo condiciones pobres de nutrientes, de ahí su alto índice de contagio.

Síntomas de la enfermedad

Debido a la región en la cual se alojan los microorganismos causantes de la Bordetella en perros, la signología puede resultar muy variada y confundirse con otras enfermedades respiratorias. Sin embargo, el signo más común en todos los pacientes es una tos seca y ronca, causada por la inflamación de las cuerdas vocales.

Los demás signos secundarios dependerán del estado del paciente, la gravedad y el avance de la enfermedad. Dentro de esta sintomatología podrás observar lo siguiente:

  • Fiebre.
  • Vómito.
  • Disminución de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Debilidad general.
  • Tos persistente.
  • Expulsión de secreciones respiratorias.

Es crucial mantener una comunicación cercana con el médico veterinario, en la cual el tutor debe compartir las alteraciones que ha observado en su mascota, junto con todos los cambios de comportamiento detectados. Un diagnóstico temprano será clave para la resolución del problema.

Tratamiento de la Bordetella

El primer paso para iniciar un tratamiento contra la Bordetella en perros es el aislamiento del paciente. Esto ayudará a disminuir el riesgo de contagio a otros ejemplares. Una vez que tu mascota haya pasado por una exploración física general, el médico veterinario decidirá el tratamiento farmacológico ideal para su caso.

La administración del tratamiento se basará en el estado del can. Normalmente, se utilizan fármacos antiinflamatorios que estimulen la desinflamación de las vías respiratorias. Aunado a ello, los medicamentos antibacterianos resultan muy efectivos para el control de la enfermedad, siempre y cuando el microorganismo causante sea Bordetella bronchiseptica como tal.

La duración del tratamiento puede extenderse hasta 10 días. Una vez los signos han desaparecido, se recomienda prolongar la administración farmacológica por 5 días más, todo con el fin de asegurar la erradicación de los patógenos. En la mayoría de casos, los antibióticos de elección por los profesionales son los siguientes:

  • Tetraciclina a razón de 15-20 mg/kg vía oral cada 8 horas.
  • Doxiciclina, una dosis de 5 mg/kg vía oral cada 12 horas.
  • Cloranfenicol, 50 mg/kg cada 8 horas.
  • Amoxicilina con ácido clavulánico a razón de 10-20 mg/kg vía oral cada 12 horas.
  • Enrofloxacina, 2.5 mg/kg de peso vía oral cada 12 horas.

Medidas preventivas

En la búsqueda para reducir los riesgos de contagio por Bordetella en perros, existen numerosas estrategias que puedes emplear para conseguirlo. Por tratarse de una afección que prolifera en condiciones de baja higiene y hacinamiento, resulta primordial realizar desinfecciones periódicas de los lugares en los que habitan los canes, sobre todo de pensiones y albergues.

Al efectuar la limpieza te recomendamos usar hipoclorito de sodio, clorhexidina, cloruro de benzalconio o lejía. Todos estos productos ejecutan una excelente eliminación de diversos microorganismos patógenos.

Si tu mascota convive con muchos animales en espacios reducidos, intenta que se produzca una buena ventilación. En el momento que alguno de los ejemplares presente un signo de Bordetella en perros, será necesario aislarlo en cuarentena por un mínimo de 10 días y mantenerlo en observación.

Actualmente, la vacunación es otra popular estrategia preventiva contra la Bordetella. Tanto las aplicaciones parenterales como las intranasales proveerán al paciente de inmunidad y su duración dependerá del tipo de sustancia inoculada.

Un perro con un respirador.

Ahora que conoces un poco más sobre esta enfermedad, te invitamos a compartirla. Conseguir que el índice de aparición de la Bordetella en perros se reduzca está en tus manos. Actúa responsablemente y visita al médico veterinario para que realice valoraciones constantes del estado de salud de la mascota. Tu mejor amigo peludo y los demás miembros de la manada te lo agradecerán.

Te podría interesar...
Qué hacer ante los problemas respiratorios de los perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Qué hacer ante los problemas respiratorios de los perros

Los problemas respiratorios de los perros son habituales en razas braquicefálicas, pero las demás no están exentas de sufrirlos... ¡Atento a los sí...