Ataque de un perro potencialmente peligroso: responsabilidad civil

20 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
¿Qué ocurre en el caso de ataque de un perro potencialmente peligroso? En la práctica se necesita un seguro de responsabilidad civil. Aquí te contamos un poco más sobre los aspectos legales de esta cuestión.

La convivencia de perros y personas es una cuestión que siempre genera gran polémica. Frecuentemente, ocurren casos en los que un perro potencialmente peligroso atacó a una persona adulta o a un niño. Y, precisamente por las características de estos perros, estos ataques generalmente causan heridas graves. Detrás hay una responsabilidad civil.

De forma paralela a los derechos de tenencia de animales, existen las responsabilidades civiles y penales. El conocimiento de estas responsabilidades mejora la convivencia. Quien desee tener un perro potencialmente peligroso debe saber que está sujeto a una serie de obligaciones que tiene que cumplir.

Ataque de un perro potencialmente peligroso: responsabilidad civil

La legislación referida a la responsabilidad frente a este tipo de ataques es variada y, en ocasiones, compleja. Existen multitud de tratados, estudios y tesis sobre la materia, algunos de ellos contrapuestos. Esto hace que el tema de la responsabilidad civil ante un ataque de un perro potencialmente peligroso a veces resulte un tanto ambiguo.

El Código Civil se considera la norma básica. En su artículo 1902 prevé acciones de indemnización por culpa o por negligencia del responsable del animal. Esta es la base y, a partir de ella, las interpretaciones del Tribunal Supremo serán las que definan la responsabilidad civil, administrativa y penal.

El artículo 1905 del Código Civil establece lo siguiente: “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Solo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido”.

Perro potencialmente peligroso: pitbull

Las sentencias del Tribunal Supremo están sentando jurisprudencia sobre el tema. Entre ellas destacan las definiciones de culpa o negligencia. Las actuales interpretaciones del Alto Tribunal están fundadas en el riesgo que implica la tenencia de un perro potencialmente peligroso. Y el punto de partida es la presunción de culpabilidad del dueño del animal que ataca. 

¿Cuáles son las razas de perro potencialmente peligroso?

Cuando se habla de perros peligrosos, habitualmente se piensa en razas de perros grandes. Pero lo cierto es que cualquier can con determinadas características anatómicas y fisiológicas, de carácter agresivo, se puede ubicar en este grupo. Se trata de perros que deben ser educados con mucho cuidado.

¿Qué le convierte a un perro en agresivo? Hay una agresividad de naturaleza genética que hace a las razas; por otro lado, todo animal se vuelve agresivo y reacciona cuando se siente amenazado. También hay enfermedades que potencian la agresividad; por tanto, es parte de la responsabilidad ética y ciudadana del dueño atender y educar a su perro, sea de la raza que sea.

Sin embargo, cuando de la ley de responsabilidad civil se trata, toda la normativa se refiere a ocho razas identificadas como peligrosas: pit bull terrier, rottweiler, dogo argentino, staffordshire bull terrier, american staffordshire terrier, fila brasileiro, tosa inu, akita inu.

Quienes posean o usen estos perros, deben tener una licencia que acredite que poseen aptitudes psicológicas para dominarlos. No solo se trata de proteger a los dueños del animal, o a otras personas, sino también a otros perros.

Adiestrar en defensa y ataque a perros rottweiler

Seguro de responsabilidad civil para tenencia de mascotas 

España establece la obligatoriedad de seguro de responsabilidad civil para quienes tengan a su cargo un perro potencialmente peligroso. Es obligatorio en todo el territorio nacional. Este seguro no impide ataques ni salva a las víctimas, pero cubre la indemnización –o parte de ella– que debe pagar el propietario.

El documento asegura al perro. Por lo tanto, cubre los problemas que puede causar el animal independientemente de quien lo lleve en ese momento. También es válido si el perro provoca un daño cuando está perdido.

Contenido del seguro

Se trata de un seguro muy completo, que cubre gastos médicos, psicológicos, medicación y daños en la propiedad, entre otros, siempre de la persona afectada por el ataque. Si el perro sufre daños, el seguro básico no los atiende; para que el animal quede cubierto, es necesario un seguro de otro nivel.

¿Qué pasa si falta el seguro de responsabilidad civil para terceros? En caso de que no se haya contratado este seguro, se establecen multas que oscilan entre 150 y 15 000 euros. Un dato interesante es que en la Comunidad de Madrid y en el País Vasco el seguro es obligatorio para todos los perros, no solo para los denominados como potencialmente peligrosos.

La convivencia exige que las entidades oficiales regulen las relaciones entre las personas. Y, cuando se violan las normas, las sanciones deben ejecutarse. La responsabilidad es un valor ético ante todo.

  • Aranzadi.es. La responsabilidad del poseedor de animales y cosas. Extraído de: http://www.aranzadi.es/sites/aranzadi.es/files/creatividad/Publicaciones/email_practicum_danos/images/02PRACDANOS.pdf
  • Colegio oficial veterinarios de Madrid. Seguro de responsabilidad civil por mascotas. Extraído de: http://www.colvema.org/responsabilidad-civil.asp