5 aceites naturales que deben estar en botiquín de tu perro

Yamila 15 septiembre, 2016

Cada vez son más las personas que deciden llevar a sus mascotas a un médico naturista y tratarlos con remedios caseros. En este artículo te contaremos cuáles son los mejores aceites naturales que deberían estar en el botiquín de tu perro. ¡Por supuesto que se merece lo mejor!

Botiquín de tu perro

Ya sabemos que nuestra mascota debe estar bien cuidada y tratarla como corresponde. Quizás para algunos armar un botiquín para el perro sea demasiado excesivo, sin embargo en ciertas circunstancias puede servir para los primeros auxilios o incluso para evitar la visita de urgencia al veterinario.

miedo al veterinario

Los expertos recomiendan armarlo con los siguientes elementos:

  • Suplementos de Omega 3 a base de aceite de salmón, de lino o de onagra para problemas de pelo.
  • Linaza, nuez de macademia, aceite de jojoba o tierra verde arcillosa para problemas de la piel.
  • Árnica, cola de caballo o harpagofito para los dolores articulares.
  • Espino blanco, valeriana, pasiflora, sándalo o incienso para problemas de comportamiento, miedo, ansiedad o nerviosismo.
  • Linaza, manzanilla, ortiga verde o cola de caballo para alergias por ácaros o alimentos.
  • Aloe vera para picaduras de insectos.
  • Equinácea o albahaca para reforzar las defensas.
  • Miel de Manuka para quemaduras o heridas superficiales.
  • Hinojo, algas marinas, ortiga o tierra verde arcillosa para la placa dental y el mal aliento.

Aceites esenciales para perros

Esta terapia milenaria ofrece muchos beneficios a la salud de las personas y desde hace un tiempo hay especialistas en animales que los recetan y recomiendan. Los dueños pueden armar un botiquín de primeros auxilios para perros incluyendo aceites naturales. Aquí te contamos cuáles son las opciones más destacadas:

1. Aceite de Menta

Es un estimulante digestivo que reduce los dolores provocados por comer mucho o algo en mal estado. Además, este aceite es antiinflamatorio y antibacterial, sirve para problemas respiratorios y actúa como energizante natural. Se emplea por ejemplo en perros de competición o de trabajo. No debe ser aplicado cerca de los ojos y nariz o de heridas abiertas.

2. Lavanda

De los más usados en la medicina naturista para personas y animales. Es analgésico y cicatrizante. Se emplea en cortes, quemaduras, irritaciones leves de la piel y raspaduras. En cuanto a sus propiedades “emocionales”, contribuye a dormir bien y promueve la relajación. Puede servir antes de viajar en coche.

3. Manzanilla

Otro potente relajante que reduce el temor y la ansiedad. Se usa para las fiestas navideñas, así el perro está más tranquilo. A nivel orgánico es analgésico y antiinflamatorio, regenera la piel y trata dolores moderados o golpes.

4. Árbol de té

aceite de arbol de te

Es necesario asegurarse de que este aceite es puro, porque de lo contrario puede ser tóxico en los perros. Tiene propiedades antifúngicas, antivirales, antibacteriales y antiinflamatorias por ello es ideal para el botiquín de tu can. Se debe usar únicamente con el asesoramiento de un experto.

5. Mandarina

Este aceite cítrico no pude ser usado en las partes de la piel sin pelo (como por ejemplo el vientre), ya que su contacto con el sol provoca irritación. El agradable aroma permite relajar la mente y promover la sensación de armonía y calma. Se usa también para aliviar problemas digestivos, combatir la depresión, estimular el sistema inmunitario y desintoxicar el hígado.

Es bueno saber que si el animal sufre de alguna enfermedad grave o no estamos seguros de qué padece, tendremos que llevarlo al médico especialista para que nos indique el tratamiento adecuado. En el caso de los cachorros y las hembras preñadas nunca automedicar es bueno, aunque estemos 100% firmes de qué les sucede.

Puedes probar uno de estos remedios caseros para los perros también como un complemento a un medicamento o un tratamiento convencional. Consulta siempre las contraindicaciones o los efectos secundarios de cada aceite esencial o receta. Pero no olvides la importancia del botiquín de tu perro.

Te puede gustar