Acariciar un perro: ¿cómo y dónde?

Yamila · 12 octubre, 2018
Si bien es cierto que habitualmente los canes están predispuestos a que los acariciemos, hay algunas razas que son más reacias y dependerá de si los conocemos de antes o si es la primera vez que los vemos; en cualquier caso, hay que estar atentos a la señales

A los canes les encantan los mimos, pero en algunos casos no son tan ‘amigos’ del contacto físico. En este artículo te contaremos cómo y dónde acariciar un perro, algo muy interesante si, por ejemplo, te encuentras con un animal desconocido o algo desconfiado.

Consejos para acariciar un perro como primer contacto

Solemos pensar que a todos los canes le gustan los mimos y las caricias, aunque no siempre es así. Algunos de ellos son más reacios al contacto con las personas (por ejemplo un pastor blanco suizo suele ser bastante desconfiado), ya sea por traumas del pasado o porque no nos conocen. Los siguientes consejos para acariciar un perro incluso te pueden servir para saber un poco más de tu mascota:

1. Acércate cautelosamente

Si el animal está solo en la calle, o si se encuentra junto a su dueño, tienes que ser muy cuidadoso con tus movimientos, para evitar asustarle o que quiera atacar. Ten en cuenta que aquellos canes que están atados o llevan correa son más propensos a gruñir o morder, igual que si están comiendo o tienen algún objeto o juguete cerca… ¡y sobre todo si están protegiendo a sus cachorros!

2. Ponte a su altura

Puedes agacharte o ponerte en cuclillas para estar cerca de su nivel y siempre cara al animal, pues así te puede observar en todo momento. Estira poco a poco la mano y el brazo hacia el perro e identifica su reacción. Nada de ruidos, gritos ni movimientos bruscos. Permite que te olfatee la mano cerrada para que sepa cuáles son tus intenciones.

3. Empieza por la frente

La primera zona de contacto para acariciar un perro ha de ser la cabeza, precisamente entre las orejas. Has de ser muy delicado y prestar atención a los signos que expresa el animal. Si se le ve tranquilo, cierra levemente los ojos o mueve la cola es porque le gusta el contacto.

Dónde acariciar un perro

En el caso de que el can no se sienta bien con las caricias te lo hará saber. Puede que mueva la cabeza hacia un lado, que gruña levemente o que se ‘escape’ hacia otro sitio. Respeta su decisión y no intentes acercarte de momento.

Por el contrario, si sientes que hay una conexión con el animal y está pasándolo bien, puedes pasar a acariciar otras zonas. A algunos les gusta que los toquen detrás de la cabeza, en la parte superior de la espalda. Otros prefieren el contacto en la barbilla o pecho. ¡Tendrás que ir probando hasta saber qué prefiere!

Cómo acariciar un perro conocido

Puede tratarse de tu mascota o el perro de alguien que te conoce. En ese caso tienes varios pasos ‘aprobados’ y solo te quedaría identificar en qué zonas prefiere que se realice el contacto. Todo depende de los gustos del animal, por lo que tendrás que ir probando.

A algunos canes les encanta que les rasquen el vientre, otros que les hagan masajes en las patas, están los que aceptan caricias en la cabeza y los que prefieren en el pecho… Te recomendamos que, aunque sea tu perro, no le toques la boca, los ojos o la cola, ya que no le gustará demasiado.

Cómo acariciar un perro

Presta mucha atención a las reacciones del animal, ya que quizás ‘te invite’ a que le acaricies la panza al echarse boca arriba y mover la cola, pero tú haces un movimiento algo extraño e intenta morderte. No te confíes de que siempre el contacto será amistoso.

Los suspiros, la cola meneándose rápidamente, los ojos entrecerrados o el pedido de más mimos son señales muy buenas de que lo está pasando de maravilla.

Una cuestión importante a la hora de acariciar un perro tiene que ver con cuánta libertad de movimientos le permitimos al animal. Es probable que, aunque sea tu mascota, no le guste que le des abrazos o que lo agarres de cierta manera. Por ello, siempre acaricia con las manos y no uses los brazos ni otra parte del cuerpo.

Por lo tanto, para acariciar un perro, sea conocido o no, debes moverte con mucha cautela e identificar las señales que te indican si el animal se siente bien o no con el contacto. De esta manera, evitarás que intente morderte y afianzarás la relación con él.