7 tips sobre los cuidados de la dentadura canina

Cepillado de los dientes del perro

Ellos también necesitan cuidados bucales. Sí, hoy te contaremos un poco más acerca de los cuidados de la dentadura canina

La higiene bucal del perro de ser un tema de suma importancia para los propietarios de los canes. Con ella, es posible evitar daños en la placa dental del canino. Esto evitará el mal aliento, y otros problemas dentales.

Existen ciertos tips a tener en cuenta, en cuanto a cuidados de la dentadura canina.

Si no cuidamos los dientes del perro, se le expone a diversos riesgos. Uno de ellos, es la probabilidad de padecer periodontitis. Además, pueden aparecer otras enfermedades ocasionadas por el acceso de bacterias bucales a la sangre. Dichas bacterias dan origen a artritis, infecciones renales, enfermedades en la sangre, y más.

Es indispensable mantener la buena salud bucal de nuestro can.

7 tips básicos sobre los cuidados de la dentadura canina

  1. Alimentación.
    Este es uno de los factores de mayor importancia. A la hora de cuidar la salud bucal del animal, la alimentación y los productos que suministramos a nuestra mascota son cuestiones básicas.
    El perro debe consumir alimentos de buena calidad. Escoger el pienso adecuado puede ser la diferencia entre una boca sana o enferma. La comida adecuada, para un perro, es la seca y consistente. Esta ayudará a fortalecer la dentadura del animal. Además, evitará la acumulación de alimentos entre los dientes.

  1. Cepillado de los dientes.

    Otro tema muy importante en la guía de cuidados de la dentadura canina. Los dientes del perro deben ser cepillados a diario, igual que los dientes de los propietarios. Así se asegurará eliminar cualquier resto de comida en la boca del animal. Es ideal comenzar con el cepillado dental, desde cachorros. De esta manera, el perro se acostumbrará a buenos hábitos.

  2. Juguetes.

    También es importante escoger buenos juguetes para el perro. Preferentemente, estos deberán ser de caucho natural o nylon. De esta forma contribuiremos a prevenir la acumulación de sarro. Además, también fortalecen la dentadura. Estos juguetes se catalogan también como limpiadores. Su consistencia y dureza ayudan a limpiar por completo la boca del animal.

  3. Dentífricos caninos.

    Se trata de huesos masticables que potencian la dentadura del perro. Aun así, es importante asegurarse de que sean de buena calidad. También es importante que no contengan componentes tóxicos. Lo mejor será siempre asesorarse por un veterinario, a la hora de adquirir estos juguetes. Combinados al cepillado dental, los dentífricos protegen perfectamente la salud dental del animal.

  4. Inspecciones bucales.

    Es necesario examinar periódicamente la boca del perro. Para esto, será necesario revisar todos los dientes del canino. Esto es muy sencillo y solo se deberán mover los labios del animal. Es importante también asegurarse de que el animal no contenga sarro ni daños en las mandíbulas. Si se observara algo anormal en la boca de nuestra mascota, lo mejor es acudir de inmediato a un veterinario.

  5. Cuidado con las razas más pequeñas.

    Las razas pequeñas y medianas son mucho más propensas a desarrollar enfermedades bucales. En estos casos, es imprescindible un buen pienso en la alimentación.
    Además, en estos casos es primordial llevar a la mascota al veterinario, de manera regular. De esta forma, el profesional podrá descartar cualquier anomalía bucal.

  6. Veterinario.

    El perro debe acudir de manera regular al veterinario. El profesional podrá examinar al animal, de manera más adecuada y profesional. Es de suma importancia que cada perro tenga un veterinario de cabecera. En caso de cualquier inconveniente siempre se deberá acudir al profesional.

No es muy difícil realizar los adecuados cuidados en la dentadura canina. Es importante recordar que los animales utilizan mucho su sistema bucal.

A la hora de jugar, comer y explorar, todo lo hacen con la boca. Las mascotas, necesitan los mismos cuidados de salud que las personas.

Las visitas al veterinario se harán cada cierto tiempo. Será el especialista quien pueda detectar a tiempo cualquier mal o enfermedad. De esta forma, se le podrá imponer al animal el tratamiento adecuado.

Ante cualquier desorden bucal, la visita a la clínica veterinaria es obligada.

Como podemos ver, las patologías que pueden tener nuestras mascotas no difieren tanto de las nuestras. El cepillado dental, los cuidados de la boca, es lo ideal que se realicen a diario.

De la misma forma que son importantes las visitas a la clínica dental en el caso de los humanos, también el veterinario debe revisar los dientes de nuestra mascota.