6 consejos para viajar en avión con tu mascota

12 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Antes de viajar en avión con tu mascota revisa bien las condiciones de la compañía aérea.

Aunque viajar en avión con tu mascota pueda parecerte un proceso agradable y sencillo, debes tener en cuenta algunas consideraciones para velar por su bienestar y evitar malos entendidos allí donde decidas ir con ella. Por eso mismo, a continuación, te damos algunas pautas.

1. Planifica el viaje con tiempo

Cada vez es más normal ver a personas viajando con sus perros, pero aún así, llevar a una mascota a todas partes sin problemas no es algo que se pueda dar por hecho.

Muchos establecimientos (restaurantes, hoteles, lugares turísticos, playas privadas, etc.) no admiten animales o lo hacen bajo ciertas condiciones. Por ello, es necesario informarse bien con suficiente tiempo de antelación para no pasar malos ratos ni realizar reclamos al azar.

Lo más recomendable es que organices el viaje con tiempo y compruebes cuáles son los sitios que aceptan animales. También es necesario que te asegures –con tiempo– de cuáles son los transportes urbanos en los que podrá viajar tu mascota sin problemas, como los autobuses, por ejemplo.

Gato mirando por la ventana en un avión.

2. Revisa las condiciones de la compañía aérea

En la actualidad, las aerolíneas no están obligadas a aceptar mascotas, aunque cada vez son más las que sí lo hacen, tanto en bodega como en cabina. Antes de comprar el billete, revisa bien las condiciones de la compañía aérea porque no todas son iguales. Cada una puede imponer ciertas restricciones, tales como:

  • La especie animal. Los perros y gatos suelen estar aceptados en todas las compañías aéreas que aceptan animales, otras especies aceptadas son aves (excepto aves de rapiña), peces, tortugas, conejos, hámsteres y cobayas, anfibios, crustáceos e insectos pero no en todas las compañías y algunas están obligados a ir en bodega.
  • El número de animales que viajan en cabina. El número de los transportines y las dimensiones de los mismos está limitado por el tipo de avión.
  • El tamaño. Los animales aceptados en cabina por lo general no deben superar los 8 kg de peso, incluyendo el transportín.
  • El transportín o bolsa de transporte. Las medidas estándar para un transportín adecuado para viajar en cabina pueden ser aproximadamente de 45 cm de largo, 35 cm de ancho y 25 cm de alto, pero éstas pueden variar según la compañía aérea. Para la bodega varía según el animal, y hay un límite en el tamaño máximo permitido. Además, el transportín debe ser resistente, ventilado, con fondo impermeable y seguro.
  • La raza de perro. Las razas braquicéfalas y las potencialmente peligrosas (PPP) no están permitidas en muchas compañías. Los perros y gatos braquicéfalos corren mayor riesgo de sufrir golpes de calor y trastornos respiratorios cuando se exponen al estrés o altas temperaturas.
  • El precio. Viajar con tu mascota en avión siempre supone un coste adicional que dependerá de las siguientes condiciones:
    • Lugar donde viaje: cabina o bodega
    • Peso del animal y su transportín. Aumenta según aumente la jaula y el peso del animal.
    • Trayecto y destino. El destino del viaje puede suponer una restricción a la hora de viajar con tu mascota en avión.

3. Confirma la asistencia de tu mascota

Además de comprobar que tu mascota puede viajar sin problemas y de forma segura en el avión, cuando se acerque la fecha del viaje puedes llamar al servicio de atención al cliente para confirmar que, efectivamente, tu mascota cumple con las condiciones de la compañía. Así luego no te surgirán problemas «de imprevisto» antes de embarcar.

Perro pequeño en el transporntín, antes de viajar.

4. Prepara a tu mascota para el viaje

Para una mascota esta experiencia puede resultar extraña y estresante, por este motivo debes ayudarle a sobrellevarla. Puedes familiarizar a la mascota con el transportín antes de que llegue la fecha del viaje para que cuando llegue el día sienta que es un sitio seguro.

5. Consulta con tu veterinario

Si crees que tu mascota necesitará algún tipo de tranquilizante para sobrellevar sin riesgos para su salud el viaje en avión consulta con tu veterinario antes de ofrecerle cualquier medicamento.

El veterinario te recetará lo más adecuado para tu animal, según la especie, edad, tamaño y la duración del viaje y te dará las instrucciones para administrar el medicamento.

6. Prepara toda la documentación

Las mascotas necesitan una documentación que asegure que su estado de salud es bueno y su tenencia sea totalmente legal.

Los certificados de salud los otorga un veterinario colegiado y la documentación dependerá de la especie. Los perros, gatos y hurones deben tener un pasaporte actualizado con su identificación y vacunas para viajar por Europa.

  • Skyscanner. Consejos para viajar con mascota.
  • Iberia. Viajar con mascotas.