5 razas de perros grandes

Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
24 abril, 2019
Su tamaño puede imponer, pero son excelentes compañeros; te informamos sobre algunas razas de perros grandes que, normalmente, tienen una carácter sosegado y apacible

En el mundo animal, ser grande normalmente implica imponer tu presencia. En el caso de los perros grandes, esto suele cumplirse, aunque la mayoría de estas razas son animales fieles y equilibrados. ¿Quieres conocer a algunos de ellos?

Gran danés, un gigante entre los perros grandes

Esta raza, también conocida como dogo alemán –en la foto que abre este artículo– tiene su origen en Alemania. Se cree que, en sus orígenes, no era tan dócil y sociable, pero que los sucesivos cruces han ido perfeccionando su carácter. Actualmente, es un animal de compañía ideal, y es conocido como ‘el gigante dócil’ o el ‘gentil gigante’.

Si hablamos de perros grandes, el gran danés sin duda destaca: entre 80 y 100 centímetros de altura, y con un peso que ronda entre los 50 y los 100 kilogramos. En según que casos, algunos ejemplares han llegado a alcanzar una altura superior a los dos metros cuando están ‘de pie’ o a dos patas.

Como hemos comentado antes, su impresionante talla esconde un carácter amable y dócil. No suele ser agresivo con otros perros y, si se cría desde cachorro, es un fantástico compañero para toda la familia.

Terranova

El origen de esta raza se encuentra en Terranova, en la actual Canadá. Los habitantes de esta región los utilizaron como perros de trabajo, que ayudaban en las labores de pesca. Más tarde se descubrió su habilidad para la natación, y actualmente es una de las razas preferidas en tareas de rescate acuático. 

Perros grandes: terranova

Sin duda, esta raza se ha ganado su reputación entre los perros grandes: los machos pueden llegar a medir hasta 90 centímetros hasta la cruz, y tienen un peso aproximado de 60 kilogramos. El pelaje del terranova es resistente al agua y su coloración varía; el pelaje negro es el más común, no obstante. Al igual que la raza anterior, estos animales tienen un carácter tranquilo y leal.

El mastín napolitano, un icono de los perros grandes

Una de esas razas que destacan inconfundiblemente por su aspecto. Este animal desciende de los enormes mastines tibetanos, y existen numerosos registros históricos que los mencionan como perros de guerra o de combate. La región de Campania fue una de las zonas de cría más activa de esta raza.

Perros grandes: mastín napolitano

Con una altura de entre 60 y 70 centímetros, y un peso que ronda los 85 kilogramos de media, el mastín napolitano destaca por la enorme cantidad de piel que recubre su cuerpo. Este rasgo se acentúa en la cabeza, donde aparecen numerosos pliegues de piel.

Esta raza tiene bien ganada su fama de perro guardián, pero si se entrena y se educa correctamente, puede ser un compañero fiel y equilibrado.

San Bernardo

Tenemos que viajar a los alpes suizos y al norte de Italia para encontrar el origen de esta raza. Sus hazañas como perros de salvamento y rescate en zonas montañosas son bien conocidas, aunque también son excelentes pastores de ganado.

Perros grandes: San Bernardo

El San Bernardo tiene una altura de entre 65 y 75 centímetros –las hembras son algo más pequeñas– y pesa hasta 80 kilogramos. Su carácter tranquilo y pacífico contrasta con su apariencia, sin duda. Y es que son animales fuertes y musculosos, pero mansos; eso sí, requiere de grandes espacios para vivir. Existen dos variedades atendiendo a la longitud de su pelaje.

Lobero irlandés

Si hablamos de estatura, el lobero irlandés puede competir por el título de campeón. Esta raza proviene de Irlanda, y su origen se remonta a los lebreles que los celtas utilizaban para la caza. 

Perros grandes: lobero irlandés

Su altura es imponente –hasta 100 centímetros a la cruz– y tienen un peso de entre 45 y 55 kilogramos. A pesar de estos datos, el lobero irlandés es esbelto, y presenta un pelaje fuerte y muy duro. Una vez más, destacamos que el aspecto de esta raza esconde un carácter extremadamente dócil: es equilibrada y tiene mucho apego a los más pequeños de la casa.

Urfer, S. R., Gaillard, C., & Steiger, A. (2007). Lifespan and disease predispositions in the Irish Wolfhound: a review. Veterinary quarterly29(3), 102-111.