5 mascotas en mundiales de fútbol

Yamila · 23 abril, 2018
Desde 1966 hay un animal que representa la edición de la Copa del Mundo en cuestión; este suele ser muy representativo en cuanto a la cultura de la nación organizadora

Uno de los mayores eventos deportivos a nivel mundial, y que se celebra cada cuatro años en diferentes países, cuenta desde 1966 con un personaje que lo representa. Las mascotas en mundiales de fútbol pueden ser animales, o bien personas, comidas o criaturas futuristas. Te contaremos sobre ellos en este artículo.

Las mascotas en mundiales de fútbol

A partir de la Copa Mundial de Inglaterra 1966 se incorporó la costumbre de presentar mascotas. Este personaje es característico del país organizador, ya sea en cuanto a la cultura, la gastronomía o la biodiversidad. Algunas de las mascotas en mundiales de fútbol dentro del grupo ‘fauna’ son:

1. León (World Cup Willie)

No podíamos comenzar esta selección de mascotas en mundiales de fútbol sin hablar del que inauguró esta tradición. El león ‘Willie’ se pudo conocer durante la Copa de 1966 –que se celebró en Inglaterra– y vestía la camiseta del Reino Unido: blanca con franjas rojas.

World Cup Willie también fue el nombre del himno o tema oficial del campeonato, interpretado por Lonnie Donegan. El león es uno de los animales que más representa al país, ya que está presente en el escudo –imagen que encabeza este artículo– desde el siglo XII y también en la Premier League, la liga de fútbol inglesa.

Este felino volvió a utilizarse en el mundial de Alemania 2006, bajo el nombre de Goleo VI, vestido con una camiseta blanca y cuyo número hace referencia al año en que se celebró el campeonato.

2. Gallo (Footix)

Para el mundial de Francia 1998 la mascota elegida fue, por supuesto, un gallo. Este animal es símbolo nacional y también se lo puede ver en el rugby y en la liga local de fútbol. El diseño de Footix surgió tras un concurso entre varias agencias creativas: el ganador fue la de Fabrice Pialot.

Gallo de Francia

Se trataba de una caricatura cuyo nombre era una combinación de football y Verchingetorix, un héroe legendario del país. Su cuerpo era azul, la cresta roja y el pico amarillo. Sujeta un balón con una mano y en el pecho en blanco se puede leer ‘France 98’.

3. Leopardo africano (Zakumi)

Para el mundial de Sudáfrica 2010 se empleó este animal, uno de los más representativos del país y cuyo nombre es una mezcla de las palabras ‘za’ (código ISO del país) y ‘kumi’, que quiere decir ’10’ en varias de las lenguas nativas.

Zakumi: mascota del Mundial de 2010

Presenta el cuerpo amarillo con manchas negras, pelo verde al igual que el pantalón, y camisa blanca. Sostiene un balón en una de sus manos. El leopardo africano es bastante astuto, atrevido y espontáneo, y esas fueron las características de una de las mascotas en mundiales de fútbol más recordadas.

4. Armadillo (Fuleco)

Para la celebración de la Copa del Mundo Brasil 2014, el animal elegido fue un armadillo. Este mamífero endémico debe su nombre al fútbol y a la ecología. Uno de los tópicos de este Mundial, y de los Juegos Olímpicos celebrados en Río de Janeiro dos años más tarde, estuvo relacionado al cuidado del planeta y concretamente con la biodiversidad de uno de los países más grandes.

Armadillo Fuleco

En cuanto a Fuleco, pertenece a la especie Tolypeutes tricinictus (armadillo de tres bandas), es amigable, sociable y amable. Está a favor del medio ambiente, del juego limpio y de la diversión. Tiene los colores de la bandera de Brasil: amarillo, verde y azul.

5. Lobo (Zabivaka)

Para el Campeonato Mundial de Rusia 2018 se ha decidido como mascota un lobo, animal típico del país y cuyo nombre quiere decir ‘pequeño goleador’. Este es de color grisáceo, lleva unas gafas y una camiseta blanca, roja y azul.

Lobo Zavivaka

El diseño pertenece a Ekaterina Bocharova y se eligió mediante votación por internet. En cuánto a su personalidad, es sociable, seguro de sí mismo, respetuoso con sus adversarios y sabe valorar a sus compañeros. Además, le gusta trabajar en equipo y tiene un gran sentido de orientación. Muchos de estos aspectos los comparte con el ‘verdadero’ lobo ruso.