5 enfermedades bacterianas de los elefantes

17 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la veterinaria Érica Terrón González
Existen varias enfermedades bacterianas que afectan a los elefantes, tanto salvajes como en cautiverio.

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son las enfermedades bacterianas de los elefantes? ¿Crees que estas son las mismas que pueden presentarse en otras especies? ¿O no estás tan seguro? No te preocupes porque a continuación profundizaremos en este tema tan interesante.

Aunque sean generalmente sean longevos y tengan un aspecto fuerte, los elefantes son animales que también pueden llegar a enfermarse. 

La tuberculosis, una de las enfermedades bacterianas de los elefantes

La tuberculosis es una infección bacteriana bastante común que afecta a casi todas las especies animales. Se ha podido encontrar en primates, rumiantes, aves, rinocerontes y elefantes.

Como curiosidad, te cometamos que el primer caso de tuberculosis –descrito en elefantes africanos– data del año 1962.

Elefante enfermo por herpesvirus.

Etiología

El agente causal es una microbacteria del complejo Mycobacterium tuberculosis. Los seres humanos y los bóvidos son el reservorio natural de la mayoría de especies de esta microbacteria.

Transmisión y síntomas

La vía habitual de transmisión es la ingestión o inhalación de bioaerosoles (ácaros del polvo, escamas de piel o pelo, polen, esporas de hongos, etc.). En el caso de los elefantes, esto se produce, por ejemplo, por el contacto de la trompa con la boca de otro ejemplar.

enfermedades bacterianas de los elefantes
La tuberculosis solo es transmisible si el animal tiene la enfermedad activa, no simplemente latente.

Cabe destacar que, normalmente, los elefantes no muestran una sintomatología clara. Si que se puede apreciar pérdida de peso, anorexia y debilidad crónicas. Y una intolerancia total a la realización de esfuerzos. En ocasiones, se puede apreciar descarga nasal anormal en la trompa.

Bioseguridad del personal

Al tratarse de una enfermedad grave y muy infecciosa, la prevención por parte del personal que maneja a los elefantes es esencial. El uso de mascarillas, guantes y trajes especializados para tratar con animales enfermos. Y la higiene posterior, sobre todo de las manos.

El ántrax, otra enfermedad peligrosa en los elefantes

El ántrax es una enfermedad febril aguda que afecta a la mayoría de mamíferos domésticos y silvestres, e incluso a las aves. En los elefantes aparece sobre todo en los ejemplares que se encuentran en libertad, aunque también se ha descrito en zoológicos.

Etiología

El agente causal es la bacteria Bacillus anthracis, productora de esporas muy resistentes en el medio. Y la infección se produce por la ingestión de estas esporas en su forma vegetativa. Van a parar al aparato respiratorio, al intestino, etc., y se diseminan por todo el organismo.

La gravedad de esta enfermedad se produce cuando las esporas actúan como exotoxinas, alterando la cascada de coagulación y provocando hemorragias.

Transmisión y síntomas

Los elefantes se pueden infectar por varias vías. Vectores, como moscas y mosquitos, pueden contaminar las heridas de la piel o inocular directamente la bacteria. También pueden ser excretadas con las heces de animales infectados y contaminar la hierba o el agua.

La infección por vía respiratoria causa neumonía y dificultad respiratoria. La ingesta de la bacteria provoca cólicos y diarrea hemorrágica. Y la afección sistémica puede provocar daño neuronal con parálisis y convulsiones.

La salmonelosis

Generalmente, la salmonelosis es una toxiinfección alimentaria, pero en ocasiones provoca una enfermedad sistémica que cursa con septicemia. Y la bacteria causante es Salmonella spp.

Transmisión y síntomas

La salmonela se aloja en el tracto gastrointestinal de los animales que actúan como reservorio. Y es eliminada con las heces, contaminando así el ambiente. Por lo tanto, la transmisión suele ser fecal-oral.

Los elefantes infectados sufren anorexia, diarrea y cólicos intestinales. En los casos más graves, como veíamos al principio, aparece la septicemia.

El elefante es una de las especies para conservar la biodiversidad

La colibacilosis

En este caso nos encontramos ante un grupo de enfermedades causadas por Escherichia coli. Algunas provocan infecciones invasivas de los tejidos; otras una enterotoxemia. Pero normalmente el E.coli forma parte de la flora intestinal normal de los animales.

Transmisión y síntomas

La colibacilosis se transmite vía fecal-oral. Pero las formas clínicas son variadas:

  • Algunas cepas producen diarrea, enterotóxica o no.
  • Otras producen una enfermedad que invade los tejidos y cursa con septicemia.

La micoplasmosis

La micoplasmosis es una infección de las mucosas y membranas serosas que puede llegar a ocasionar una enfermedad autoinmune.

El agente causal es Mycoplasma spp. y suele provocar infecciones urinarias en los elefantes. La transmisión se produce por la ingesta de alimentos o agua contaminados con la orina de animales enfermos.

El diagnóstico temprano es clave

Como hemos podido ver, existen varias enfermedades bacterianas de los elefantes que ponen en riesgo su salud y que, apenas se detecten sus primeros síntomas, deben tratarse de inmediato de la forma adecuada.

Una buena atención veterinaria desde el comienzo puede contribuir en gran medida con el proceso de recuperación.

  • Fowler M, Mikota S. Biology, Medicine, and Surgery of Elephants. Hoboken: John Wiley & Sons; 2008