4 consejos para construir una caseta de perro en el jardín

Yamila · 27 octubre, 2018
En este artículo averiguarás qué materiales y qué diseño necesitas para construir una caseta de perro en el jardín de forma casera; ten en mente que debe estar a gusto, a resguardo del frío y ante las inclemencias del tiempo

Si te consideras un auténtico ‘manitas’ o no quieres gastar demasiado dinero en el hogar de tu mascota, no dudes en leer este artículo. Te daremos algunos consejos más que útiles para que puedas construir una caseta de perro en el jardín.

Cómo construir una caseta de perro en el jardín: tips

El material apropiado, la ubicación correcta, la robustez necesaria… Son muchas cosas las que debemos tener en cuenta si queremos construir una caseta de perro en el jardín:

1. Materiales

Ten en cuenta que los materiales de la caseta del perro deben cumplir con ciertas condiciones: aislar del frío, proteger del calor y evitar la humedad. También han de mantenerse en buen estado a pesar de la lluvia, el viento, la nieve o el sol.

Si bien en las casetas compradas el plástico es el más usado, cuando la idea es construirla uno mismo lo mejor es la madera. Además, este material tiene la ventaja de proteger al animal de las inclemencias del tiempo.

2. Base

Sin importar con qué material esté confeccionada la caseta, si queremos que el perro esté confortable allí dentro, deberá tener una base de cemento o similar. De esta manera, formará una cámara de aire que aislará la humedad del suelo, sobre todo si la ponemos sobre la tierra o el césped.

Nuestra mascota no debe dormir directamente sobre ese hormigón, ya que es algo incómodo. Es fundamental colocar una colchoneta, mantas o telas que le permitan dormir bien sin sufrir demasiado calor en verano.

Casa de perro para jardín

3. Tamaño

Otra cuestión muy importante cuando pensamos en construir la caseta de perro en el jardín es el tamaño. Muchos cometen el error de hacer una casa pequeña para un cachorro, y luego, cuando el animal crece, no pueden siquiera pasar por la puerta. O incluso si es de tamaño mediano, y decidimos adoptar otra mascota, no podrán compartirla.

Por supuesto, todo depende del lugar que tengamos disponible en el jardín y cómo pensamos que será el perro de adulto. Si por ejemplo adoptamos un golden retriever, hay que saber que de adulto tendrá un tamaño considerable. Si en cambio llevamos un caniche o un bulldog, probablemente no necesite demasiado espacio.

Además, ten en cuenta que una caseta muy grande será fría en invierno o no le protegerá como corresponde.

4. Mantenimiento

Una vez que construimos la caseta no es cuestión de olvidarla. El clima, los insectos y el uso cotidiano la va deteriorando. Para que se mantenga en condiciones por más tiempo, es bueno hacerle una limpieza completa cada temporada –por ejemplo, después que termine el invierno– y pintarla para que la madera no se pudra.

En el interior, cambiar y lavar las esteras, colchonetas o alfombrillas evitará que la caseta tenga mal olor o que se acumulen parásitos, como pulgas y garrapatas. No dudes en aplicar algún repelente en el interior durante el aseo.

Cómo construir una caseta de perro en el jardín

Ahora que ya sabes lo básico sobre una caseta de perro, lo siguiente es ponerse manos a la obra y construirla. Lo que necesitarás es lo siguiente:

  • Listones de madera
  • Tornillos y destornillador
  • Barniz y pincel
  • Serrucho o sierra de calar
  • Adhesivo de montaje
  • Cemento
  • Cartón asfáltico o tegola
  • Pintura antihumedad no tóxica
Caseta de perro en el jardín

Cuando hayas reunido todos los materiales, te recomendamos que sigas una guía o plano: en internet hay varias opciones. Si nunca has hecho una caseta de perro en el jardín te recomendamos que sigas un diseño básico. Los pasos a seguir son:

1. Toma las medidas de las maderas y córtalas (también puedes comprarlas ya cortadas según el diseño).

2. Comienza por hacer una base de madera y revestir con cemento.

3. Arma por separado las cuatro paredes colocando los listones de madera uno al lado del otro hasta la altura deseada. Recuerda que una de ellas deberá tener una entrada cómoda para que el animal entre y salga sin problemas.

4. Une por los extremos las cuatro paredes (quedará como un cubo sin tapa ni base).

5. Clava o atornilla las paredes a la base, la que tiene la entrada ‘mirando’ hacia adelante.

6. Para el techo puedes hacer dos estructuras de madera –similares a las de las paredes– para un diseño ‘a dos aguas’, que permita la caída del agua, o una sola para un diseño más minimalista.

7. Coloca el cartón asfáltico en la parte interior del techo para aumentar la capacidad aislante.

8. Cuando esté terminada solo queda barnizar y luego pasar dos capas de pintura para que dure más tiempo la caseta.

Por último, ubica la caseta con orientación hacia el sur o hacia el oeste, pues así el animal estará protegido del viento. Puedes añadir una cortina para evitar que ingrese el agua cuando llueve.

Baja Spay and Neuter Foundation. (2017). LA SOBREPOBLACIÓN DE MASCOTAS CANINAS. Baja Spay and Neuter Foundation.