3 consejos para tener un ave como mascota

Muchos afirman que tener un ave como mascota es una tarea sencilla. Sin embargo, estos 3 consejos te ayudarán a comprender que la tenencia de un animal no es tan fácil como parece.
3 consejos para tener un ave como mascota
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 14 Febrero, 2021.

Escrito por Brayan Andres Guerra Parada, 15 Febrero, 2021

Última actualización: 16 Febrero, 2021

Pequeña y encantadora: así suele definirse a un ave como mascota. Esta preconcepción traduce que la tarea de cuidar a un pájaro no supone un mayor esfuerzo por parte del tutor, lo cual es una idea errónea. Es importante que tengas en cuenta estos 3 consejos expuestos a continuación en caso que desees tener un ave como tu futura mascota.

Es cierto que un ave no acarrea los mismos cuidados y atenciones que puede requerir un perro o gato. Sin embargo, estos animales también tienen características únicas que deben tenerse en cuenta para su correcto desarrollo y calidad de vida. Toma nota de estos 3 consejos para tener un ave como mascota.

1. Conoce sus necesidades

No todas las especies de aves tienen el mismo tamaño, por lo que la jaula en la que descansarán o pasarán la mayoría del tiempo debe ser una elección importante. De igual forma, tienes que tener en cuenta que no es muy recomendable que el ave siempre esté encerrada, ya que puede desarrollar problemas emocionales y conductas autodestructivas.

Es importante que se le ofrezca al pájaro cierta libertad y —en la medida de lo posible— solo se utilice la jaula para que duerma. Si no tienes la capacidad de darle esta oportunidad, puedes recurrir por dotar al ave de una jaula amplia con columpios o juguetes con los que se pueda entretener y ejercitar.

Asimismo, la alimentación es un pilar muy importante. Ciertamente, mientras más pequeño sea el animal, menores serán los gastos destinados a su cuidado y comida. Independientemente de su talla, debes proveerle una dieta saludable a base de fruta, vegetales, buena cantidad de agua y una combinación correcta de semillas y granos.

El baño en el canario.

2. Escoge la especie ideal para ti

En primer lugar, un consejo importante a la hora de elegir el ave que tomarás como mascota es saber dónde conseguirla. En la actualidad, muchas aves exóticas son despojadas de su hábitat natural y destinadas al comercio ilegal de especies, por lo que debes consultar qué especies de aves no pueden permanecer en cautiverio en tu país.

Para esta tarea, es recomendable que te acerques o consultes en la web sobre los establecimientos autorizados para adquirir aves sin incurrir en un delito. Seguido de esto, debes entender que cada ave es distinta, razón por la cual su comportamiento y cuidado también difieren entre una especie y otra.

A pesar de que existan muchas aves que se mantienen en cautiverio, estas son algunas de las especies más comunes que normalmente se tienen en cuenta:

  • Loros: el loro es un ave bastante común en los hogares, pero tiene una personalidad fuerte. Puede aprender e imitar el lenguaje humano con facilidad y, por ende, ser algo ruidoso. Los loros establecen una gran intimidad con sus amos, pero desarrollan actitudes dependientes cuando se les da demasiada atención.
  • Periquitos: son aves pequeñas y vistosas, representadas por más de 400 especies. Pueden ser temperamentales, pero con cuidados especiales son muy sociables, especialmente con su tutor. Pueden replicar las palabras humanas, por lo que son fáciles de entrenar. Sin embargo, las hembras no se llevan bien entre ellas.
  • Cacatúas: Son aves bastante enérgicas que necesitan darse un paseo diario por la casa. Además son animales muy sociables, por lo que podrían deprimirse y aburrirse si no les dedicas la atención necesaria y si no tienen el espacio necesario para moverse. Pueden imitar sonidos, como silbidos y tonadas de canciones.
  • Canarios: son las aves de compañía por excelencia. Los canarios son animales solitarios y poco sociables, así que siempre se aconseja mantenerlos separados en jaulas individuales. Su canto te alegrará la casa, pero, por desgracia, la interacción tutor-mascota con esta especie es muy baja.

3. Adapta tu estilo de vida al de tu ave

A pesar de que son animales que se asean constantemente, que no generan un mayor gasto económico y cuyos desperdicios no generan malos olores o desórdenes, las aves también necesitan atención y cariño, incluso más que otros animales domésticos.

Es recomendable que el ave visite a un experto una vez al año, se ejercite constantemente y, sobre todo, que le des espacio en tu familia como si fuese un miembro más. Sintiéndose amada y cuidada, un ave por lo general tiene una esperanza de vida bastante amplia, así que también debes tener en cuenta que alguien quede a cargo del animal en caso de que no estés.

Si eres una persona que viaja mucho por trabajo u ocio, quizá un ave no es la mejor elección.

Sigue estos 3 consejos para cuidar un ave como mascota.

Como pudiste apreciar, las aves son animales muy inteligentes y en cautiverio necesitan socializar bastante para estar bien emocional y físicamente. Sus cuidados no son muy complejos, pero sí necesitan tiempo y dedicación por parte de su tutor, por lo que debes estudiar bien si tu estilo de vida se acomoda al de el ave que desees tener.

Te podría interesar...
Las aves más parlanchinas del reino animal
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Las aves más parlanchinas del reino animal

Los loros y sus parientes son considerados como las aves más parlanchinas, ya que emiten diversos sonidos y pueden imitar palabras.