Tuberculosis bovina: síntomas y tratamiento

La tuberculosis bovina está causada por el mismo grupo de bacterias que afecta a los seres humanos. Esto la convierte en un una enfermedad zoonótica que es necesario controlar. Aprende aquí sobre ella.
Tuberculosis bovina: síntomas y tratamiento
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 23 noviembre, 2021.

Última actualización: 23 noviembre, 2021

La tuberculosis bovina es una enfermedad crónica de curso lento y síntomas neumónicos. Aunque se suele señalar como hospedadoras a las vacas, lo cierto es que muchas otras especies se pueden ver afectadas, como los gatos, los caballos, los jabalíes y las cabras.

Puesto que se trata de una enfermedad contagiosa y que no entiende de especies, su control es vital en lugares en los que conviven varios animales, incluido el humano. Aquí podrás aprender más sobre esta infección, así que no te lo pierdas.

¿Qué es la tuberculosis bovina?

La tuberculosis bovina es una enfermedad crónica causada por el bacilo Mycobacterium bovis. Su nombre le viene por las lesiones nodulares que produce esta bacteria en pulmones y nódulos linfáticos del animal afectado, los cuales se conocen como “tubérculos”.

Es una enfermedad de declaración obligatoria a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

El animal puede haber estado en contacto con la bacteria y generar anticuerpos tras superar la infección primaria. No obstante, si el siguiente contagio se produce por una vía diferente y el ejemplar no puede hacer frente al bacilo, volverá a contraer la tuberculosis de nuevo.

Una vaca llorando ejemplifica la tristeza bovina.

Causas de la enfermedad

Esta es una enfermedad bacteriana y zoonótica, es decir, que puede transmitirse a humanos y a otros animales. Las vías de transmisión más comunes son los aerosoles (vía aérea) y la ingestión de productos de origen animal, como la leche de vaca.

En ocasiones, los animales salvajes que viven cerca de explotaciones ganaderas pueden entrar en contacto con la bacteria y actuar como vectores de propagación. En sitios en los que conviven varias especies en el mismo espacio (como santuarios o las propias explotaciones), también se pueden contagiar unas a otras si comparten agua o están en contacto con heces infectadas.

Síntomas de la tuberculosis bovina

Es normal que pasen al menos unos meses hasta que aparezcan los primeros síntomas. La bacteria puede permanecer latente y el animal es asintomático durante mucho tiempo, pero lo habitual es que en algún momento el ejemplar afectado empeore. Los signos más frecuentes de la tuberculosis bovina son los siguientes:

  • Anorexia (pérdida de apetito).
  • Pérdida de peso.
  • Agalactia (la hembra no produce leche).
  • Fiebre fluctuante.
  • Tos seca.
  • Ruidos respiratorios.
  • Disnea (dificultad para respirar).
  • Dolor costal.
  • Diarrea.
  • Debilidad.
  • Aumento del tamaño de los nódulos linfáticos.
  • Taquipnea (respiración rápida).
  • Necrosis caseosa de las lesiones tuberculosas, con consistencia pastosa y amarillenta.

Si detectas cualquiera de estos signos en tu explotación ganadera, acude de inmediato al veterinario. Una actuación temprana puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de una población entera.

Etapas de la enfermedad

Esta enfermedad tiene 2 etapas, primaria y posprimaria. Te las mostramos por separado en las siguientes líneas.

Etapa primaria

Esta etapa discurre desde que el animal entra en contacto con la bacteria hasta las 1-2 semanas tras el contagio. En este periodo, el patógeno llega a los pulmones o a los nódulos linfáticos, atrayendo a macrófagos y linfocitos T. Esta acumulación de bacterias y glóbulos blancos muertos es lo que forma el granuloma tuberculoso.

Si bien el animal podría curarse en este punto, no suele ser lo habitual. En caso de que las lesiones tuberculosas se calcifiquen la enfermedad se estabiliza, ya que la bacteria queda encapsulada dentro. No obstante, lo más común es que se extienda por vía sanguínea y cause la aparición de más tubérculos.

Etapa postprimaria

Esta etapa es propia de casos en los que hay inmunidad específica, una reinfección o la bacteria se ha diseminado por el cuerpo. En esta fase el bacilo viaja por todo el cuerpo por vía linfática, normalmente gracias a la rotura de uno de los nódulos afectados.

Diagnóstico de la tuberculosis bovina

Para diagnosticar la tuberculosis bovina es necesario hacer un estudio de laboratorio completo, ya que los síntomas son comunes a muchas otras enfermedades respiratorias e infecciosas. Las pruebas que se hacen son las siguientes:

  • Tuberculinización: permite la detección directa de la enfermedad. Es la prueba principal a realizar y se basa en la utilización de la tuberculina, un extracto proteico obtenido de la bacteria que nos atañe.
  • Tinción de Ziehl-Neelsen: se trata de un tipo de tinción de muestras que permite ver las bacterias de la tuberculosis al microscopio. No obstante, no se puede descartar la enfermedad si estas no son visibles.
  • Cultivo bacteriano: al ser un proceso lento no sirve como prueba principal, pero es bueno como método de confirmación.
  • Test Elisa indirecto y postuberculinización. Dicho de forma sencilla, son ensayos serológicos automatizados de alto rendimiento.
  • Test de interferón gamma (INF-y). Es una prueba sanguínea que permite la detección de la tuberculosis. Mide el grado de reacción del sistema inmunitario del animal ante las bacterias causales de la enfermedad.

Tratamiento de la tuberculosis bovina

Puesto que se trata de una enfermedad de declaración obligatoria y es frecuente en granjas de explotación, la campaña para su erradicación consiste en el sacrificio de las vacas afectadas (u otros animales infectados). No existe vacuna ni tratamiento efectivo en la actualidad. 

También se lleva a cabo un programa de detección en dichas granjas y núcleos zoológicos, el cual está destinado a evitar la contaminación de la carne y la leche que llegan al consumidor.

Un ejemplo de la tuberculosis bovina.

Desde santuarios y organizaciones animalistas se defiende la necesidad de encontrar un tratamiento para esta enfermedad. Los animales rescatados están sometidos a las mismas leyes que los considerados como ganado, por lo que se ha tenido que luchar en varias ocasiones para que no se mande al matadero a ejemplares que habían conseguido librarse de él.

Te podría interesar...
Estomatitis vesicular equina: síntomas y tratamiento
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Estomatitis vesicular equina: síntomas y tratamiento

La estomatitis vesicular equina es una enfermedad que por sus riesgos de contagio merece una atención profesional oportuna.



  • KANTOR, D., ISABEL, N., TORRES, P. M., MORCILLO, N., IMAZ, M. S., & SEQUEIRA, M. D. (2012). LA TUBERCULOSIS ZOONÓTICA EN LA ARGENTINA. MEDICINA (Buenos Aires)72(6).
  • The Open Sanctuary Project, Inc. (2021, 10 noviembre). An Introduction To Other Farmed Animal Species. The Open Sanctuary Project. Recuperado 18 de noviembre de 2021, de https://opensanctuary.org/article/an-introduction-to-other-farmed-animal-species/
  • Botello-Rodríguez, A. (2013). Título: Eliminación de la tuberculosis bovina y su efecto en la producción de leche y carne. Title: Elimination of bovine tuberculosis and its effect on milk and meat production. Revista Granma Ciencia. Vol17(3).