¿Tu perro entiende lo que dices?

Alba Muñiz · 28 septiembre, 2015

Si convives desde siempre con una mascota, sabes que, de alguna u otra manera, te comprende cuando le hablas. Un reciente estudio científico vino a certificar que el perro entiende lo que se le dice, al menos en parte,  ya sea a nivel verbal o en lo referente a tonos e intenciones.

Los canes reaccionan a nuestras palabras

rescatar a un perro

La investigación fue llevada a cabo por profesionales de la Universidad de Sussex (Reino Unido) y fue publicada en la revista Current Biology.

Sin poder precisar cuánto o de qué manera un perro entiende lo que se le dice, los expertos concluyeron que los canes reaccionan a nuestras palabras.

Además, el procesamiento de la información que reciben en distintas áreas de su cerebro se da de una manera muy similar a la humana.

De qué manera tu perro entiende lo que le comunicas

Investigaciones anteriores habían establecido que los perros utilizan los dos hemisferios del cerebro para procesar el lenguaje de otros canes.

Ahora se ha comprobado que también los utilizan cuando decodifican los mensajes que reciben de las personas.

Por ejemplo, se observó que, cuando los animales escucharon órdenes concretas de una voz familiar, mostraron un sesgo de procesamiento del hemisferio izquierdo.

Por el contrario, cuando se emitieron mensajes en un tono exagerado, los canes presentaron un sesgo significativo del hemisferio derecho.

Procesos similares a los de los humanos

Los investigadores creen que el tratamiento de los componentes del habla en el cerebro de los canes se divide entre los dos hemisferios de una forma muy similar a la que se produce en los humanos.

Cada hemisferio comprende diferentes partes de la comunicación: el lenguaje directamente comprensible (palabras y frases) y el más sutil (gestos y entonaciones).

Cuestión de adaptación

Los autores del estudio señalan que, aunque nuestros amigos peludos no entiendan la totalidad de los cosas que les decimos, prestan atención a qué y cómo les hablamos y tienen la capacidad de reconocer el significado de frases como “Ven aquí” más allá de la entonación.

Es de suponer, entonces, que durante la domesticación del perro, la capacidad de responder a las órdenes humanas fue de vital importancia para su adaptación.

Mi perro no habla y seguramente por eso… lo entiendo.

-Pierre Wolf-

Como niños de tres años

Estudiosos del tema aseguran que los perros entienden el lenguaje humano de la misma forma que lo hace un niño de 3 años.

Asimismo, se piensa que son capaces de aprender el significado de 160 palabras, y que pueden llegar a las 250 con un entrenamiento constante.

Un caso especial parece ser el de un Border Collie de nombre Chaser que aprendió 1 022 palabras.

El mapeo rápido

perro se pone contento

Todo parece indicar que nuestros amigos de cuatro patas aprenden el significado de las palabras por medio de un proceso llamado “mapeo rápido”.

Así, el perro aprende a asociar palabras con objetos o conceptos a través de la repetición constante que tú haces de palabras o grupos de palabras.

Por ejemplo, si le dices “Vamos a pasear”, asociará en seguida la frase con un momento feliz para él y seguramente correrá hacia la puerta de calle.

Ten en cuenta que también algunas palabras puede asociarlas a hechos negativos, como puede ser el caso de los términos “baño” y “veterinario” y que, en estos casos, busque enconderse para escapar de la situación.

Otro ejemplo de inteligencia perruna

Otro Border Collie de nombre Rico permitió demostrar, además,  que algunos canes no solo aprenden a asociar palabras con objetos y hechos, sino que tienen la capacidad de pensar sobre lo que se le está comunicando y de aprender palabras a través del proceso de eliminación.

A Rico se le pidió que recogiera sus juguetes a medida que se le iban nombrando. Llegado un momento, los investigadores incluyeron un objeto que el perro no conocía y también utilizaron una palabra desconocida para solicitarle que lo trajera.

El animal, entonces, logró asociar que la palabra nueva debía corresponder al objeto nuevo y trajo el juguete correcto.

Nuestros peludos nos entienden

Con todos estos antecedentes, piensa muy bien lo que le dices a tu perro. Ya ves que te entiende tanto o más de lo que creías.

Y, a propósito, ¿qué tal van las conversaciones con tu amigo de cuatro patas?

Imagen cortesía de ~gomez~.